La maestría de intentar ser humanos

viernes, Mar 19

Cada día es un día de maestría en el master de (aprender a) intentar ser humanos.

No se puede rechazar lo que cada uno somos, humanos, así que solo podemos añadir comprensión, compasión y perdón.

La maestría de intentar ser humanos

Comprensión para entender que lo que ha sucedido en tu vida no necesariamente debe determinar lo que eres. Es difícil de entender, pero el dolor pasado, aunque te convenzas de que forma parte de ti, en realidad ya pasó, solo que tú sigues enganchado a él, y por lo tanto haciéndolo real cada día como si estuviera pasando de nuevo a cada momento.

Compasión porque no somos tan grandes como para soportar tanto peso, ni tan pequeños como para pasar tan desapercibidos. También porque podemos ver a los otros por dentro, y a nosotros mismos.

Perdón porque sea lo que sea lo que haya pasado, nadie tiene la culpa, nadie lo hizo para hacer el daño que se pudo ocasionar, nadie viene al mundo a causar dolor a otros, recuerda esto siempre.

Cuando añades estos elementos a tu vida cotidiana, suavizas todos los bordes puntiagudos de las experiencias incómodas que obligatoriamente van a aparecer de forma continua.

¿A dónde voy con todo esto?

A intentar ser humanos…

El dolor es necesario para curar ese punto que no sabías que te dolía.

El miedo es el regalo que te muestra que tienes que pasar por él para llegar al nivel al que no podías acceder.

La frustración es la solución al problema de la impaciencia, porque en realidad de acelerar, debes de hacer justamente lo contrario.

La adversidad es el mejor aliado que puedes llevar en tu equipo, porque la inquietud que es capaz de crear en ti, te ayudará a permanecer en estado perpetuo de reinvención.

La oscuridad es el camino por donde transitar cuando te abres paso con la luz que hay en tu interior.

Solo hay que parar, respirar, recordarte que estás 200% equivocado, sonreír, seguir respirando, encontrar la perspectiva opuesta a la que te machaca, y entonces te verás rendido a la vida.

Intentar ser humanos, eso es lo único que podemos hacer, a parte de contemplar lo que está pasando.

Atribución imagen: David Robert Bliwas.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hoy empieza la Gran Victoria, la victoria de ser libre. Decir adiós es tan importante como decir hola. Cerrar es tan esencial como abrir. Acabar es tan crítico como empezar. Irse es tan vital como llegar. El último paso es tan decisivo como el primero. Morir es tan...

leer más
Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

El jueves tuvo la conferencia online de despedida sobre La Gran Victoria, 700 personas inscritas y alrededor de 150 personas que participaron durante más de tres horas en una de las exposiciones más especiales de mi vida. Un encuentro que empezó con una pequeña...

leer más
Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Porque ese es el truco, es solo entrenamiento, nunca dejar de entrenar, ese es el atajo: Mientras otros duermen, nosotros estamos experimentando. Mientras otros comen, nosotros intentamos cosas nuevas. Mientras otros ven series, nosotros probamos cosas improbables....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto