La adversidad te hará crecer

By Isra Garcia  //  Aventuras, Iniciativa Social, Lifestyle, Retos  //  7 Comments

Isra-desafío-vida-bicicletaEsta vez no ha habido “final feliz”, hablo de cruzar una línea de meta (aunque sea imaginaria) y conseguir el objetivo marcado, tanto en donaciones como en consecución del hito deportivo, este no es el escenario deseado, pero es el real. Han surgido demasiadas complicaciones, imprevistos y obstáculos como para sortearlos todos de forma airosa. Llegue a pensar que podríamos hacerlo, esto me impulsó fuertemente hacia el frente, pero llegó el momento que temía, el de no poder continuar, el de abandonar, dejarlo y parar de intentar. Ayer lo explicaba en la crónica con lo más destacado del día 3. Hoy lo ratifico aquí y o explico de forma más detallada en el vídeo que he preparado justo antes de salir de Cartagena de Indias hacia Bogotá.

#DesafioVida día 4 – lo más destacado

No siempre se puede llegar victorioso y flamante al la línea de meta, ocurren demasiadas cosas que podrían impedirlo (y sería algo invulnerable), la clave podría residir en salir victorioso del fracaso al no lograrlo y mostrarte vulnerable a ello.

‪#‎DesafioVida‬ – el evento deportivo – llega a su fin hoy. El otro y más importante propósito, el de construir el centro de atención para niños con cáncer, continúa mucho más allá que estos tres/cuatro días y sin mí, es aquí donde hay que seguir con el esfuerzo y el impacto causado. Eso es Desafío por la Vida, que nuestro intento implacable sirva para algo que mejore la vida de estos pequeños. Necesitan tu aporte aquí.

Desconectar para conectar

Voy a tomar unos días de descanso y reflexión para poder extraer todo lo positivo y no tan positivo que ha ocurrido en estos días. Volveré con las conclusiones y aprendizaje de todo esto, para compartirlo contigo y espero crear algo de valor con todo ello. Es posible que físicamente me encuentre en mi mejor estado, mentalmente me encuentro agotado y algo desgastado, necesito volver a entrar dentro, emocionalmente hablando necesito algo de desconexión, un día o dos. Mi espíritu sigue imparable, pero quiero darle un premio por este gran esfuerzo que ha supuesto llegar al último día a pesar de todos los imposibles que no han parado de aparecer en el mapa.

Ahora, escribiendo estas líneas mientras vuelo hacia la ciudad de Bogotá, reconozco lo que ha tomado llegar hasta aquí. No me arrepiento absolutamente de nada, no estoy decepcionado con nadie ni conmigo mismo, ninguna culpa o remordimientos. Cuando haces algo que no has hecho nunca antes, cuando lo haces con propósito y con la intención de depositar el más brutal intento en la causa, lo que queda es la apreciación y reconocimiento del tiempo, esfuerzo, ilusión y trabajo invertido en la preparación física, mental, en el cuidado del cuerpo, en la logística, en las donaciones y en el equipo. Ha sido una aventura muy demandante, impredecible y psicológicamente dura, más que Ultraman o Burning Man Quest, en gran parte ha sido algo que no había experimentado antes, con sus cosas buenas y malas. Es parte de lo que buscaba, lo que no estoy seguro es si estaba preparado para recibirlo de manera más brusca de la que imaginaba.

Por mi parte, sin desafío por medio, continuaré apoyando a la causa a recibir más donaciones, aquí no bajaré los brazos.

Photo credit: Diego Gómez.

  • Lo que has hecho es increíble Isra especialmente por la causa. Para mí, no debes reprocharte nada. Como dices, aveces todo sale rodado y otras veces no pero sin duda ha sido una gran gesta.

    Descansa crack. Te lo mereces.

  • Gracias por tus palabras David. Seguimos.

  • Isra, salio excelente a pesar del accidente, eso es algo que siempre puede pasar cuando creas o exploras un nuevo camino. Ante todo mi admiración porque después del duro golpe trataste de seguir adelante y diste más de lo que uno puede imaginar… Además de todo la iniciativa estuvo excelente y se que los niños de la Fundación están felices con lo que hiciste por ellos.

    Por otro lado tengo una pregunta ya que soy ignorante en el tema… en el post anterior dijiste que en el nado hacia Tierra Bomba paraste 10 minutos, reíste y gritaste. Eso paso en la mitad del mar y completamente en la oscuridad? Si nadaste absolutamente solo y sin una lancha a tu lado, no existe la posibilidad de que un calambre te ponga en dificultades o algo así? De cualquier manera debió ser un momento mágico. Te felicito de nuevo…

  • Sí, así fue, en medio de la nada sin nadie a mi lado. Había que hacerlo, lo sentí, en ese momento no esperábamos llegar a nadar tan tarde, así que o lo hacía sin ayuda o no lo hacía. Los calambres podrían ser complicados, pero con práctica y experiencia se desvanecen rápidamente.

  • Carlos Quintana

    Isra, sabes que? Hacia falta algo así.
    Las razones por las que te lo digo es porque hay que darle pausa, de cuando en vez, a los hitos, los triunfos y las glorias. No las desmerito, al contrario, son impactantes. Pero lo humano es fallar, intentarlo, fallar, volver a intentarlo y quizás volver a fallar. Hay quienes dicen, que fallar esta sobreestimado. Lo dudo.

    Te cuento un poco. Con el tiempo, he ido cultivando mi legión de mentores online. Pero algo ha pasado. La vertiginosidad de lectura de mis libros ha descendido, el seguimiento a estos tutores ha ido disminuyendo. Sin embargo, contigo mantengo la lectura. Y la razón, la he encontrado con #DesafioporlaVida. Y es por el error, por la adversidad.

    Me canse de las recetas anglosajonas del éxito. De los sobreestimulos en conferencias. Bregar en latinoamerica es acojonante. Valoro el hecho de que hayas cruzado el charco a estas latitudes. ¿Porque? Creo que eso te ayudara a afinar tu propuesta, tu discurso y tus planteamiento. Lo comentantes en un post anterior antes de empezar este desafío: la burocracia estatal, los equipos de trabajo, el problema con las plataformas de pago, hicieron de esto un calvario. Estas condiciones, dudo que no existan en otros hemisferios, quizás aquí se multipliquen un poco, pero de esos mentores, en esos libros no leo, no veo nada de ello. Todo es formula y recetas de éxito. Hoy creo, que un sostenimiento de éxito continuo, es dañino para el mindset.

    No se hasta que punto te este aportando valor con este comentario, pero mi intención más simple es despertar un alerta. Un alerta que ya tu la tienes estudiada y claro, quizás solo sea esto un nuevo llamado de atención. 1) La vulnerabilidad es un tema largamente expuesto en esta plataforma. 2) El post con tus errores más fatales de cada año es uno de lo más leidos. 3) Posiblemente sea #DesafioporlaVida tu “Master” en este aspecto.

    Discúlpame el hecho de escribir en primera persona. Aspiro y estoy en la constante lucha de un nuevo discurso, de hacer mía la nueva economía, de la creación de arte y de la disrupción a toda costa. Todo eso que he mencionado, que tu me has enseñado, me ha hecho mejor, mucho mejor, pero mira que me he equivocado. Muchísimo. Algunas veces no es equivocación, es que simplemente las cosas no se dan y punto. Pero también va al mismo saco. Entonces consigo más valor, en un mentor que va adelante, con fuerza, con firmeza, se cae y sigue, falla, reflexiona y persiste a aquel que siempre va adelante y triunfa sin despeinarse. Entonces, hay oportunidades y hay valor más allá de esto.

    Último punto, aquí seré un poco mas ácido. Pero este desafió como audiencia tuya en particular no me dejo una diferenciación al BMQ. Sé que no vas a dejar de hacer esto, ni de intentarlo. Mi sugerencia es no dejar de perseguir esos objetivos, pero la manera de llegar a ellos siempre hay oportunidad de hacerla distinta, mejor y cercana. En esta oportunidad, he sentido que te has cargado esto en exceso al hombro, y lo has dejado claro que ha sido por una falta de planificación. Pero sabes que… yo me apuntaría a hacerte uno o un par de relevos. Te la dejo allí. 🙂

  • Qué gran aportación Carlos, gracias por la conexión, por tu sinceridad y por ayudarme a ver todavía más allá de lo que hasta ahora he absorbido de todo lo vivido estos días. Sigo asimilando y abriendo mi mente a los estímulos que siguen llegando, este es uno de ellos y agradezco cada una de tus palabras.

    Tan pronto como las empresas y las personas tenemos éxito, es más difícil arriesgar o fracasar, hay problemas de coordinación, seguro, pero mayormente es miedo. El miedo a fallar es más grande, porque parece que tiene más que perder. Fallar no me preocupa en absoluto, estoy acostumbrado y en la mayoría de las ocasiones de ahí viene mi ventaja competitiva, “self-awareness” & “made of failure”.

    Como bien dices, posiblemente, será un grandísimo “máster”, sigo trabajando en ello. En muchos aspectos. Hay mucho que hacer, disfrutar y sentir, todavía, menos mal.

  • Pingback: Por qué y cómo he fracasado en Desafío por la Vida()

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Google+