Rompe las reglas cuando sea necesario

domingo, Ene 17

La cuestión es… ¿Cuándo crees que sería necesario? ¿Cuándo decidiste saltar a la estructura de la disciplina?

¿Has hecho alguna vez algo que comprometa toda tu vida y tengas que aparecer cada día?

No puedes estar siempre pendiente de confiar en tu familia, amigos, pareja.

Métete en problemas.

la estructura de la disciplina
Atribución imagen: Ricardo María Mantero.

Entra en caminos prohibidos.

Vive en el filo de la duda, del miedo, de la inseguridad, de la perturbación, de lo incomprensible.

Pasa por la escasez, mental, física, emocional. Deja que la soledad te inunde. Permite que la ansiedad te golpee, ábrete al dolor de la pérdida, experimenta el estrés, la frustración, la rabia, la impotencia.

Vas a tener que pasar por ahí para crear una vida legendaria, porque hasta que no pases por cada atracción del parque de la miseria, no podrás entender lo que realmente importa en la vida para entonces dedicarte a ello como si fuera la religión más sectaria en la faz de la tierra.

Ahora, ¿Crees que podrías tomar toda esa energía, ira y agresividad y utilizarla para algo positivo en lugar de destructivo? Claro que sí, pero necesitas disciplina, autoconciencia, compasión y determinación para moldearla y convertirla en un carácter infranqueable.

La estructura de la disciplina conduce al paraíso

La iluminación, si acaso existe, no va sobre seguir lo que otros te dicen que te llevan a ese estado. Si fuera si ¿por qué no todo el mundo está iluminado? Algo que me fascina de Carl Jung es que estaba interesado en llegar a ese Nirvana de diferentes maneras. Él creía que para poder transformar tu personalidad primero tienes que ser disciplinado, claro está, pero también tienes que integrar esa parte de ti que es terrible y que es capaz de romper todas las reglas.

Imagina que alguien hace algo atroz, y tú, tal y como hizo una vez uno de los candidatos al puesto de asuntos exteriores de Canadá, dice “nunca hubiera tenido ese nivel de imaginación para hacer algo tan maligno”. Interesante, porque un comentario así es un arma de doble filo, porque crees que lo que estás haciendo es señalar tu virtud al responder de esta manera. Sin embargo, bajo mi perspectiva, todo lo que estás haciendo es afirmar tu cobardía y tu ignorancia histórica, porque si vas a ser un ministro dedicado a esos asuntos, vas a tener que tener imaginación para este tipo de malicia, porque si no la tienes, alguien otro la tendrá y esos te vencerán.

Todos estamos tocados por una parte de malicia, pero si tú la evitas, no podrás comprender esa parte de ti que te ayudará a continuar cuando el 99.1% no lo haga.

Sigue el viaje del héroe y te darás cuenta de que la disciplina es la arma que convierte el mal en el mejor bien.

La bella se fija en la bestia porque sabe que la bestia es el héroe.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Te lo debes

Te lo debes

¿Te has mirado alguna vez en el espejo y te has dicho a ti mismo algo de lo siguiente? "Me decepcioné a mí mismo" "Me mentí a mí misma" "Fui yo el que maté a mis propios sueños" "Me anulé a mí mismo" "Me hice a daño a mí misma" "Cancelé a mi genio interior" "Me...

leer más
El 99% restante es disciplina

El 99% restante es disciplina

Si estudias a cualquier persona que está en la cima de cualquier cosa, descubrirás que para llegar allí la motivación es quizá un 1% de la fórmula clave y la disciplina es el 99%. Y voy a demostrarte esto ahora mismo, si quieres ser uno de los más grandes espartanos...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto