Marketing por casualidad

martes, Ene 31

marketing casual¿Has pensado alguna vez sobre el marketing casual y su impacto en cómo vivimos?

¿Quién dijo que no comer era malo?

Seguro que no fue la Asociación de Empresas Alimenticias contra el Ayuno.

¿Quién hizo que creyeramos que la dieta medierránea actuál era sana?

No fue la Cooperativa de Expertos en Dieta Mediterránea. Ciertamente.

¿Y quién fue el responsable que vivamos creyendo que no es posible vivir sin smartphone?

Creo que los de la Asociación de Por una Vida con Smartphone tampoco tuvieron nada que ver.

¿O quién fue el causante de que todos pensemos que hay que trabajar 8 horas para ser productivo?

La Fundación Trabajadores Unidos por 8 Horas de trabajo Productivo probablemente se laven las manos aquí.

¿Quien hizo que pensáramos que necesitamos All-Bran cada mañana para ir al baño a la misma hora todos los días?

El Consorcio Internacional de Fibra y Extreñimiento no sabe nada al respecto.

El marketing casual

Los hechos para cada uno de los casos son simples: la mayoría de todas estas “bondades” (y las que me dejo) son falacías. Sin embargo, alguien decidió que no hacer entre tres y sesis comidas al día era algo perjudicial para la salud. Algun segmento promovió la alimentación Mediterránea como una opción muy saludable. Alguien creyó y compró que el smartphone es un elemento indispensable cada hora de nuestro día. Un determinado grupo de personas abrazaron la idea de que mínimo, si quieres hacr las cosas bien, hay que trabajar 8 horas para ser algo en la vida. Hubo una comunidad que impulsó la idea de que es necesario ir añ baño, cada día, a la misma hora justo a levantarte, una especie de movimiento sano y hipsteriano. Si haces todo esto, tendrás un estilo de vida enviadiable, vendido y comprado.

Seguro, el marketing llega una vez crees el argumento, entonces es más fácil amplicarlo. El marketing ya estaba hecho antes de que los profesionales empezaran, solo tuvieron que apalancarlo. Sin embargo, antes de que la estrategia y operativa tomara posiciones, cualquiera de estas falacías ya estaban posicionadas. El marketing ya había sido hecho, por las personas, los consumidores, la comunidad. Es un marketing casual que ocurre por accidente.

La oportunidad está en los sesgos

Esto sucede, por nuestra propia forma de ver el mundo. Sin eso, no hay marketing.

Puedes hacer el mejor marketing del mundo, pero si el público al que te dirijes no tiene un sesgo o una trivialidad particular. Tu marketing no resonará con ellos y entonces se reducirá a cero al cuadrado.

Nota: las asociaciones y fundaciones son todas ficticias.

Photo credit: Benjamin Carnevale.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

10 aprendizajes recientes sobre (auto)marketing de impacto

10 aprendizajes recientes sobre (auto)marketing de impacto

Comparto los aprendizajes recientes sobre marketing de impacto que me llevo trabajando entre México, Estados Unidos, España y Colombia, tanto online como offline, tanto en negocios como en potencial humano: 1. Empezamos por pensar en el producto o servicio, cuando lo...

leer más
Conviértete en un marketer de verdad

Conviértete en un marketer de verdad

¿Intentas vender productos que te interesan vender u ofreces soluciones específicas a personas que tienen problemas específicos? ¿Buscas clientes para tus servicios o diseñas servicios para ellos? ¿Intentas manipular a la gente para salirte con la tuya o haces el...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto