¿Dónde esta la diferencia entre ambos extremos?

miércoles, Dic 09

Acabo de llegar a Mérida (Yucatán), ayer diluviaba antes de dejar Tulum. Era un día de perros, un día para olvidar. Excepto que era el día perfecto para salir y mojarse. Después de todo, si llueve, puedes verlo como una oportunidad para ducharte o incluso lavar tu ropa, o tomarlo como una forma de refrescar tus ideas o relativizar lo infrecuente. Siempre será cuestión de perspectiva.

¿Qué es lo peor que puede pasar? Que la lluvia se convierta en diluvio y el diluvio en tormenta. Genial, porque si sobrevives a ello (con casi toda probabilidad) la lluvia te molestará tanto como lo hace un día soleado con una brisa agradable y relajada.

¿Luz? Sí, en la oscuridad. ¿Oscuridad? Sí, en la luz. 

¿Dentro? Sí, fuera. ¿Fuera? Sí, dentro.

¿Sabes lo que he aprendido danzando toda mi vida entre extremos, márgenes, límites, imposibles y restricciones? Que la línea que separa un extremo del otro es la misma línea, la que lo conecta todo con nada; bien con mal, perfecto con imperfecto, alegría con tristeza, escasez con abundancia, victoria con derrota, la vida con la muerte, la sabiduría con la ignorancia y la maestría con el aprendizaje.

No hay diferencia alguna entre ambos extremos

No hay diferencia alguna entre ambos extremos

¿Entonces?

Experimenta.

Explora.

Haz el ridículo.

Sé absurdo.

Actúa insolentemente.

Ignora normal.

Enfréntate a la parálisis.

Baila en el filo de lo restrictivo.

Ríndete ante la infinidad.

Si hay lluvia, mójate.

Si hay barro, embárrate.

Si hay suciedad, ensúciate.

Si hay toxinas, intoxícate.

Solo entonces vivirás la vida más fácil y simple que jamás puedas concebir.

Pensar que no vas a pasar por lo que la vida te va a hacer pasar es tan estúpido como creer que puedes engañar a la muerte o hackear Instagram.

Listos, preparados, animados y dispuestos, para lo que sea, desde la tranquilidad de mente y serenidad de espíritu. ¿Y tú?

El camino es solo el camino. No hay diferencia alguna entre un camino o el otro, porque es todo uno solo. No hay diferencia alguna entre ambos extremos.

Te espero en cualquier lugar, en cualquier momento.

Pd. El libro Escuela de Estoicismo Moderno llega al número 3 en filosofía en los más vendidos de Amazon y número 4 en Kindle. Gracias por el apoyo, el cariño y el feedback recibido.

Atribución imagen: Harry McGregor.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Por qué cada día es el primer día de mi vida

Por qué cada día es el primer día de mi vida

Aquí estoy un día más - por eso voy a intentar ejemplificar cómo vivir cada día de tu vida como si fuera el primero y el último a la vez... Empiezo un nuevo día. Como si fuera el primero (o el último), cuando empecé a escribir en un blog. Excepto 3.463 publicaciones...

leer más
No seas esclavo de tu libertad

No seas esclavo de tu libertad

Esta fue la recomendación que me dio mi amigo y artista Sebas Romero, a quien estuve visitando antes de empezar la fase 1 de la Gran Victoria. Un gran consejo de un gran tipo que me hizo mirar hacia dentro y preguntarme "¿Qué significa ser libre en este momento Isra?"...

leer más
Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Esta es una pequeña historia sobre el inmenso poder de observar lo que ocurre: Ayer caminaba por una calle cualquiera en Barcelona. Solo estaba paseando, iba a casa de mi amigo Víctor, donde estoy pasando unos días. En un momento determinado noté que estaba ahí, solo,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto