Odio mi trabajo

odio mi trabajoAyer, segundo día de viaje, escribo desde la playa de Daytona, en un Starbucks justo en primera línea. El único lugar que pude encontrar acceso a Internet, conexión para la fuente de energía del portátil y agua caliente para mi desayuno particular (infusión hepática, digestiva y renal, té de kukicha, sopa de miso y un zumo orgánico “super-green”). Son las 14:18h, durante 3:30h he recorrido en fat bike una gran parte de la costa. Cuando estaba en el mostrador, la mujer en la caja me miró y me dijo “odio mi trabajo”.

Llego a la mesa después de tener mi pedido y destino 90 minutos a trabajar, no porque odio mi trabajo. No, sino porque me apasiona, porque me gusta, porque me llena, porque escribir este post me hace crecer, porque amo mi trabajo.

Odio mi trabajo

Muchas personas odian su trabajo, porque:

  • No es realizante.
  • No es motivador.
  • No se aprende nada nuevo.
  • No se sobresale como persona – ni como profesional.
  • No fue deseado, fue impuesto.
  • No hubo otra opción.
  • No ganas lo que mereces.
  • No hay una cultura basada en la meritocracia.
  • No se potencia el talento, sino se manipula.
  • No hay espíritu de equipo, solo competición individual.
  • No hay recompensas emocionales.
  • No se impulsa a emprender aventuras personales.

Las personas odian su trabajo por todo esto y más que me dejo, pero sobre todo porque sus responsabilidades profesionales diarias les hacen sentir como una gallina en un gallinero, como un robot en una máquina de ensamblaje, como un borrego dentro del rebaño, como diría Seth Godin.

Ama tu trabajo

Esto no tiene porque ser malo, hay muchas personas que son perfectamente felices en su trabajo, sea cual sea, en las condiciones que sean. Y ello no son nada de lo de arriba, no son son borregos, robots o gallinas. ¿Cómo puede ser eso? Podrías preguntarte.

¿Por qué? porque este último segmento, de una manera u otra, aprendió a adueñarse de la experiencia de su propio trabajo, empezaron a ser conscientes sobre lo que eran y serían. Entonces empezaron a establecer imágenes.

Mientras otros, se quejan cada día de jefes, politicos, clientes o el hombre / mujer del tiempo. Sienten una miseria ajena o cualquier otra desgracia.

Muchas personas piensan que el éxito y la felicidad son el resultado de factores externos, mientras otros muchos piensan, diría que la mayoría, demuestran que son factores internos; como vencer el trauma interno, potenciar la actitud y la iniciativa y desarrollar la perspectiva. Sobresalir desde dentro.

Simple. Sí. Fácil. No, hay una distinción. Hay una diferencia.

Cambia lo que te apetezca

En acabar este post, mi tiempo de trabajar se extenderá 50 minutos más y finalizaré por hoy. Lo que venga después, será descanso, desconexión, hacer nada, leer, no sé. Oye, incluso podría volver a hacer algo de trabajo. ¿Por qué? De nuevo, porque amo lo que hago y no me lleva todo un día hacerlo, si lo hiciera, ¿crees que me importaría? Tengo márgenes, pero en ocasiones me gusta romperlos y saber porqué lo estoy haciendo.

Recuerda donde estás

Hoy cuando rodaba con la bici por la playa, un hombre mayor se puso a mi lado y estuvimos hablando, yo estaba desbordado por la inmensidad y la belleza de las playas de Daytona, cuando le hablé de esto, el hombre me respondió “¿Sí? Vaya, creo que lo doy por descontado y no lo valoro como debería” Esto nos pasa a todos, por eso es tan fácil que un día pienses “odio mi trabajo” ¿En serio? Entonces me pregunto que haces todavía ahí. No eres un borrego, ni un robot, ni una gallina, ni un número de un CRM (¿Lo eres?). Hoy es un buen día para recordármelo y de paso recordártelo a ti también.

Extra: mientras escribía decidí que no pasaré noche en Daytona, esta tarde-noche marcho a San Agustín.

Photo credit: Churl Han.

Summary
Odio mi trabajo
Article Name
Odio mi trabajo
Description
Mientras, destino 90 minutos a trabajar, no porque odio mi trabajo. No, sino porque me apasiona, porque me gusta, porque me llena...
Author
  • Qué gran desgracia los que piensan o creen eso de “odio mi trabajo”. Algo deben cambiar sin duda…
    Y qué gran aventura la que estás disfrutando, un placer que la compartas con nosotros!
    Puedo preguntarte con qué dispositivo escribes? Portátil, móvil? Es sólo curiosidad.
    Mucha suerte en tu aventura, envidia sana!
    Dani

  • Empiezo los artículos desde iPhone en Evernote y luego los remato en el portátil, lugar donde los edito y publico.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+