Por qué puedo conseguir cualquier cosa

sábado, Feb 27

conseguir cualquier cosaPuedo conseguir cualquier cosa porque…

He trabajado más de 10.000 horas de trabajo y he pasado de largo las 500 noches sin dormir.

He comprendido que lograrlo – o no – no depende de nadie más que de mí. Si fallo es mi culpa, si no llego es mi responsabilidad, si quedo corto en pasión es cosa mía. Si falta motivación está en mis manos. Si no sé lo suficiente, debo aprender más.

Posiblemente trabajaré más y mejor si no lo alcanzo en el primer, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto, séptimo… intento.

Puedo conseguir cualquier cosa porque pasé del trabajo sobrecogedor al trabajo inteligente.

Digo no muchas veces, casi todo el tiempo a casi todas las personas en casi todas las circunstancias.

Es mi trabajo, porque quiero, porque puedo y porque debo… Por eso puedo conseguir cualquier cosa.

No espero aprobación de nadie.

Puedo conseguir cualquier cosa porque el tiempo no es mi enemigo, sino mi aliado.

He desarrollado la habilidad desviar mi preocupación por el mañana y quedar fascinado dando lo mejor de mí en el presente.

Tachar todas las tareas de mi lista diaria no es una obligación, es una recomendación.

Persigo la adversidad, lo desconocido y estoy dispuesto a enfrentarme preciso a lo que más temo.

Implemento sistemas y métodos de trabajo ultraproductivos que se convierten en hábitos y en breve en habilidades que me ayudan a sobresalir.

Sé quien soy, qué es lo que ha hecho que sea quien soy. Sé de donde vengo, cómo empecé, cómo he llegado aquí. Sé qué es lo que me importa. Sé que no soy bueno en muchas cosas, pero saque soy muy muy bueno en otras. Sé que puedo mejorar y sé cómo hacerlo. Sé que seguiré fracasando, y entre tanto, logrando algún triunfo. Sé que no soy tan bueno como cuando gano, no tan malo como pierdo. Sé, conozco, comprendo, trabajo, tengo una consciencia suprema sobre todo esto. En los más profundo de mi alma, de mi ser, sé qué y quien soy, con lo fantástico y lo oscuro.

Clave uno: poseo una disciplina esculpida por años de fracasos, desesperación, incertidumbre, escasez y necesidad. Porque después de entender eso, solo he tenido que seguir entrenándola hasta hacerla cada día más efectiva y latente.

Clave dos: enfoco cualquier aspecto de mi vida y profesión como un experimento; interrumpo, pruebo, intento, fallo, analizo, diagnostico, modifico, vuelvo a intentar.

Que yo pueda no es la cuestión, ya no, la cuestión interesante es ¿puedes tú?

Photo credit: Odosdesign.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

38 claves para 38 años

38 claves para 38 años

Hace unos días llegué a los 38 años de vida. Qué gran regalo estar aquí y haber llegado, nunca hubiera apostado que llegaría, así que bendecido y agradecido. Es por eso que para honrarlo y recordarlo, he escrito sobre las 38 lecciones de vida que me llevo de cada año...

leer más
Un descanso para el alma

Un descanso para el alma

Ese es el paso que voy a dar hoy... Ayer, en una reunión con unos amigos, me preguntaban por qué voy a desconectar durante un mes de redes sociales y otras plataformas digitales. No supe encontrar una respuesta, dije “no sé, no tengo por qué tener una razón". En otra...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.