Practicando de por vida

domingo, Nov 22

Hoy se cumplen 279 días practicando Tai Chi por un lado y Qi Gong por el otro. Entrenando durante unos 20 minutos en cada una, a diario, 7 días a la semana. He practicado casi todos los días desde que decidí practicar, excepto en alguna excepción.

Empecé antes de la cuarentena, en febrero, en ese momento hice un pacto conmigo mismo. El compromiso fue decidir si era para mí o no, cuando llegara a los 100 días de práctica. Hasta entonces no dejaría espacio para pensar, sentir, juzgar o esperar. Solo practicaría y entrenaría cada día sin valorar la experiencia, los movimientos, la fluidez, el bienestar o la evolución.

practicando tai chi y qi gong durante 279 días

Entonces, cuando llegué a los 100 días me dije: “¿Para qué evaluarme? Es demasiado pronto, mejor juzga el resultado a los 200 días. Por eso sigue y disfruta de practicar y ya”

Al llegar al día 200, ni siquiera pensé en valorar cuál había sido el proceso, pero sí pensé esto: “creo que llegar a 365 días seguidos practicando como un cinturón blanco sería una buena forma de medir el progreso realizado”.

Cuando llegue, si llego, creo que volveré a engañarme a mí mismo. Porque me he dado cuenta de que no necesito sentir, pensar, ni siquiera querer, o decidir, para hacerlo, solo necesito hacerlo aislando todo lo que hace que pueda detenerme.

Practicando y entrenando para siempre

Ese es el significado de ser una persona imparable, conseguir entrenar la capacidad de crear un vacío inexistente entre estímulo y reacción, entre esfuerzo y recompensa, entre bien y mal, entre mejor y peor, entre dentro y fuera.

Y es aquí cuando me doy cuenta de que no tengo ni razón, ni propósito, ni meta a la que llegar, porque ya estoy ahí. Es por es eso que voy a seguir entrenando, practicando, intentando y experimentando como si cada día fuera día 0, porque en realidad lo es.

Nos vemos en el paraíso, o en el infierno, qué más da.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Para ser un maestro necesitas dejar de intentar serlo

Para ser un maestro necesitas dejar de intentar serlo

"¿Cómo no ser un maestro?" es una pregunta realmente interesante... Anteayer perdí un vuelo, llegué tarde. Me preocupan cosas sin importancia. A veces me distraigo. Puedes que veas mi comportamiento como los del montón. En muchas ocasiones prefiero estar viendo Dragon...

leer más
La disciplina que nace desde tus entrañas

La disciplina que nace desde tus entrañas

Cada decisión que tomas tiene consecuencias, cada una de esas consecuencias te llevan a un lugar o a otro. ¿Te levantas y meditas o te quedas en la cama y te lamentas por no levantarte? ¿Sales a entrenar aunque haga mal tiempo o cuando llueve sacas la bolsa de doritos...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.