El regalo es el problema

lunes, Ene 20

Si estás dispuesto a escucharme, voy a decirte cuál es tu mayor problema … Fácil, que piensas que no deberías tenerlos.

Estrés, ansiedad, frustración, dolor, miedo, tensión… Todo eso no es más que parte natural del proceso en el que estamos, vivir. Es solo una parte más, una que nosotros mismos nos hemos encargado de agrandar, magnificar y elevar tanto, que nos sentimos miserables tan pronto como algo de eso sucede. La losa de querer escapar de todo lo que no vas a escapar es tan grande, que hasta caes en depresión.

¿No te das cuenta de que todo por lo que pasas en la vida es solo un proceso natural hacia convertirte en la parte más robusta, sabia y desarrollada de lo que eres, fuiste y serás?

No sé si lo sabes, no me importa, te lo voy a refrescar, vas a tener que pasar por todo tiempo de desafíos, decepciones, derrotas, pequeñas victorias, golpes injustos y comer bastante basura.

Vas a tener que herirte, sentir dolor y caer unas cuantas veces. Porque si tuvieras lo que quieres, sin el dolor asociado al sacrificio, el resultado, la gloria, no te pertenecería.

Huir del problema te traerá problemas

Una vida sin dolor es una vida sin retos, y sin esos desafíos solo vives una vida sin crecimiento.

Porque son los problemas eso que nos hace crecer.

Es lo que esculpe nuestra alma. Lo que nos ayuda a ser más. Problemas.

¿Y cómo hago que los problemas sean una bendición y el dolor desaparezca? Lo lograrás cuando te des cuenta de que la vida pasa y sucede por y para ti, no es algo que te sucede, Cuando esto sucede, “game over”, adiós a todo el sufrimiento.

Tienes que verlo así: tu problema es tu regalo.

Me estoy entrenando como el diablo para no permitir que nada externo (positivo o negativo) llegue a tocarme sin yo verlo y consentirlo. Año tras año diciéndome “voy a continuar, no me distraerá por y con nada. Y no permitiré que nada externo cambie mi estado de ánimo”

Claro que tengo emociones, pero he entrenado duro para no dejarme reinar por “cómo me siento”.

Y es por eso que no hay nada que me retenga de ser quien soy, grandeza.

Atribución imagen: Natalia Duarte.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Disciplínate hasta la médula

Disciplínate hasta la médula

Cada día que pasa, a través de diferentes actividades, aprendes a disciplinar la mente, el cuerpo, las emociones y el espíritu. Por otro lado, soy consciente de que podría ser una falsa ilusión. Correré el riesgo, no importa, porque si no estoy demasiado equivocado,...

leer más
Ve a por la acción

Ve a por la acción

Si algo propulsa la Ultraproductividad es crear movimiento, y para eso necesitamos acción; acción cuando trabajas, cuando produces y cuando vives. Acción ante lo desconocido. Acción ante el miedo. Acción ante la duda. Acción ante el trabajo repetitivo. Acción ante la...

leer más
Una carta para alguien como tú

Una carta para alguien como tú

Hoy he escrito una carta para alguien como tú con algunas recomendaciones sobre qué hacer una vez te des cuenta de que no hay partido de ida y vuelta. Es una carta para alguien como tú sobre cómo aprovechar esta gran oportunidad llamada vida. Aquí va: Querido...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto