El punto de ruptura

lunes, Ago 12

En tu empresa, familia, equipo, club o pandilla estás conectado a otras personas. No solo conectado, sino también sintonizado. O al menos, tratándolo de estar. Porque necesitas esa conexión para trabajar en un proyecto, lanzar un negocio, rediseñar un producto, implementar un servicio, ganar un partido, crear una familia, ayudar a otros a sobresalir, hacer marketing o aprender.

Te confieso algo, intentar crear, mantener y extender esa resonancia es agotador, es sobrecogedor, es inaguantable en muchos casos.

Ya, se supone que debe ser así. 

No te preocupes. No es una carrera. Tampoco un campeonato juicio final de ninguna clase.

Es algo normal.

Y el punto de ruptura aparece

el punto de ruptura

Justo cuando sientes que es el momento de abandonar, debes saber que en ese momento, estás en el punto de ruptura. Es ese instante que ocurre antes de que hagas que algo genial suceda, donde abandonas justo antes de que vaya a pasar. Bien, puedes y debes convertirte en un maestro en dominar ese tipo de situaciones, porque puedes sobrevivir cuando ocurra, y además puedes destacar.

Persiste.

No hace mucho, he perdido dos de los proyectos más grandes en los que estaba trabajando, justo los dos que más ingresos nos proporcionaban.

Hace un año vi como se desvanecían (de forma involuntaria) un millón de euros que había ganado y que me correspondían por mi labor. Un proyecto en el cual había estado trabajando desde marzo a octubre sin apenas parar.

He sentido momentos donde he sido dejado atrás por “amigos”, socios y colegas.

Cuando pienso “quizá he perdido mi ‘magia’ y quizá esta nueva ‘magia’ que estoy buscando no funcione”

A veces no me he sentido seguro sobre dónde me llevarían tantos esfuerzos y horas depositadas en Stand OUT Program.

Todo el mundo me desaconseja llevar adelante el programa de excelencia para personas en desempleo en 36 ciudades de España. Demasiada responsabilidad, demasiados recursos invertidos sin recibir nada a cambio, un coste de oportunidad demasiado alto.

Estoy entrando en un campo que no domino tanto, creo que es el camino, pero no tiene nada que ver con aquello que me ha ayudado y ha posibilitado que yo pueda estar aquí hoy: marketing, digital, disrupción y estrategia.

Lo siento, pero solo puedo ver momentos donde el punto de ruptura está presente.

¿Y tú? ¿Logras ver el punto de ruptura antes de que aparezca?

Atribución imagen: Alex Bellink.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Entrevista a Shi Heng Yi, maestro del Templo Shaolin Europa

Entrevista a Shi Heng Yi, maestro del Templo Shaolin Europa

El pasado agosto estuve en El Templo Shaolin Europa participando en un campamento intensivo focalizado en Artes Shaolin (aquí la experiencia al completo). Allí tuve la oportunidad y privilegio de conocer y entrenar con Shi Heng Yi, maestro Shaolin de tercera...

leer más
Lo tenemos

Lo tenemos

Sea lo que sea, vengamos de donde vengamos, hayamos vivido lo que hayamos vivido, seamos como seamos, estemos donde estemos, hay algo más que claro: lo hemos tenido desde el mismo día que nacimos, lo tenemos todo el rato todo el tiempo, y lo tendremos hasta que...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto