Héroes y dioses

By Isra Garcia  //  Cambio, Reflexiones, Vida  //  1 Comment

Hay una inmensa diferencia entre ser un héroe y ser un dios. Tiempos atrás, los dioses eran más venerados, idolatrados y alabados que los héroes, entre otras cosas.

heroes y dioses

Quizás en la antigua Grecia era una buena opción ser un dios, pero en el mundo en el que vivimos hoy no estoy muy seguro de que ser un dios sea la mejor oferta:

  • Un héroe hace algo impensable un día y va sorprende al mundo. Un dios está obligado a hacer precisamente eso cada día. Es una obligación.
  • Un héroe trabaja y vive en el margen de la vida. Un dios vive y trabaja donde quiere, cómo quiere y en lo que quiere. El dios esta por encima de la ley. No se ve afectado por ninguna condición.
  • Un héroe es vulnerable porque es un ser humano, puede ser tocado y hundido. Por el contrario, un dios es invulnerable, nunca podrá ser vencido, es inmortal e inalcanzable. Vaya cosa más aburrida esto último, será difícil que veamos esto con nuestros ojos.
  • Un héroe toma posiciones y se coloca en la línea de fuego, allí donde choca con críticos, cínicos y haters. Un dios nunca puede ser cuestionado, criticado o incluso dudar de él.
  • Un héroe forja un leyenda a través de sus actos y hazañas, hechos. Un dios obra milagros, actos fuera de este mundo que frecuentemente son muy difíciles de creer y científicamente no demostrables.
  • Un héroe pertenece a este mundo, vive entre la gente, actúa como una persona normal y se llama como alguno de tus compañeros de clase o colegas de trabajo, hasta que un día decide marcar la diferencia y hacer algo fascinante. Un dios pertenece a las alturas, camina por el Olimpo y es alguien con unas habilidades sobrehumana que tiene forma no definida.
  • Un héroe vive fuera del limbo, allí donde los sentimientos podrían ser heridos, la sensibilidad adulterada y el trabajo fallido. Un dios vive en el limbo, donde todo es perfecto y nunca falla nada.
  • Un héroe tiene superpoderes: pasión, resilencia, liderazgo, ilusión o empatía. Un dios decide que superpoderes debe tener un héroe.

Elige héroe

Tanto si vas a elegir ser alguna de estas dos figuras o decides que alguien debe serlo para ti, opta por héroe, siempre. Es lo que más necesita este mundo, personas normales que deciden hacer cosas fuera de lo común. No luches por pretender ser un dios – ni siquiera un semi-dios – o acabarás intercambiando tu felicidad, familia y vida por ser algo que no existe y que nadie en su sano juicio desearía ser.

Nota: ninguna persona, rockstar o popstar, “celebrity”, gurú, magnate o futbolista  debería ser considerado un dios, la carga es tan grande y la recompensa es tan pequeña que la decepción e incredulidad llegarán.

Photo credit: Andrew Murray.

  • Agustina

    ¡My completo! Gracias

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

This is IG

isra-standout

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+