Experimento 20 días sin mentiras

lunes, Ene 09

experimento 20 dias sin mentirasImagina vivir sin mentir, algo complicado, más de lo que pensamos. Un estudio de la Universidad de Massachussets demostró que en menos de diez minutos somos capaces de mentir al menos tres veces. Piensa cuanto podemos mentir de media en un día. Qué clase de mentiras, a quién, en qué contexto, con qué pretexto, con qué efectos posteriores. Cuando empecé a pensar sobre esto, quedé enganchado. Sí, fascinado con la idea de realizar un experimento donde intentar vivir, trabajar, viajar o convivir, durante 20 días, sin mentiras.

Preguntas

¿Podría reconocer la mentira? ¿Estar un solo día sin mentir? ¿Una hora? ¿Una semana?

¿Qué pasa cuando solo dices lo que para ti es la verdad o lo que realmente piensas? ¿Cómo afecta esto a otras personas? ¿Y a uno/a mismo/a?

¿Cómo reacciona tu mente ante un dilema moral a la hora de mentir o decir la verdad cuando sabes que no mentir te meterá en problemas o dañará a alguien?

¿Qué otras habilidades puedes desarollar cuando te esfuerzas en no mentir? ¿Qué es lo que logras extraer? ¿Cómo te cambia a ti y a tu personalidad?

¿Cómo de vulnerable puedes volverte?

Solo formulando estas preguntas ya dan ganas de empezar con el experimento.

Vivir sin mentiras

¿Es viable una vida sin mentiras? Había un supuesto precedente, el de Cathal Morrow, un periodista Inglés que en 2008 anunció que iba a estar un año entero sin mentiras. Esto sería su próxima novela “El Kant Completo”, basada en su año sin mentir. He buscado y su blog ya no está activo. He ido encontrando extractos de lo que parece que fue esa novela. No he podido encontrar el libro por ningún sitio, por lo que tampoco he podido averiguar con certeza si logró su objetivo. Hay algunas críticas al respecto. No es de extrañar, es un tema que sacude al statu quo y a los escépticos.

En mi caso, voy a empezar hoy, no sé si lograré aguantar 20 días, pero si sé algo con toda certeza, voy a probarlo. Testearé cada día. Analizaré y mediré parámetros. Anotaré comporamientos, conductas y reacciones. Estoy decidido.

Cómo llevarlo a cabo

Crearé un cuadro de mando donde seguiré el progreso de los siguientes parámetros:

  • Tentaciones.
  • Número de mentiras.
  • Tipos de mentiras.
  • Reacciones internas.
  • Reacciones externas.
  • Observaciones y feedback.

Desde luego no voy a ocultarme, ni esconderme de nada o nadie. Afrontaré cada día con absoluta normalidad. De hecho estos próximos 20 días son bastante movidos. Empezando mañana en Manacor, luego Madrid, Sevilla, Burgos, Alicante, Madrid, de nuevo Alicante, Valencia, etc. En todos estos lugares estaré interactuando profesionalmente con otras personas y empresas. Intrigante al mismo tiempo que inquietante.

Somos algo mentirosos

Todos mentimos, bastante, mucho o demasiado. Decir que mentimos poco es muy optimista y poco real. Siempre hay una pequeña mentira, cuando aparece, va otra pequeña, luego otra y otra, y otra. Son mentiras pequeñas y “blancas” (o mentiras piadosas). La cuestión es que o dejan de ser mentiras que van creciendo y creciendo hasta convertirse en jugosas, calóricas y desproporcionadas hamburguesas cocinadas en una casa de comida basura. Las pequeñas mentiras crecen hasta tomar la dimensión de una bola de nieve. Este es un estudio de University College of London bastante significativo al respecto.

Otra de las razones por las cuales empiezo este experimento tiene que ver con Burning Man. Cuando estuve allí, Tucho, uno de mis compañeros de campamento, me habló de vivir sin mentiras. Explicó que estuvo en un taller de una pareja de emprendedores de Silicon Valley que no mentían. Cada vez que lo hacían pagaban 100 dólares. Me pareció algo fuera de lo común. Raro. Pienso que cualquier cosa rara y hasta incomprensible, debe ser perseguida.

Empecemos. ¿Alguna pregunta?

8 Comentarios

  1. Fran Segarra

    ¡Hola Isra!
    Con tu permiso, te sigo durante los próximos 20 días. Sin mentiras. A ver que pasa.
    ¿Seguiras algún sistema para anotar resultados?
    Un saludo,

  2. Isra García

    Sí. Los primeros días parar entre uno y tres minutos después de cada interacción para analizar. Supongo que los días poteriores será más intuitivo.

    Después anotaré todo en un cuadro de mando que compartiré dentro de 10 días.

  3. Juanma Barea

    Hola! Tengo una, ¿identificaras la mentira o estará esta tan incrustada que no será tan fácil detectarla? No me refiero a mentiras conscientes si no a las propias que nos decimos para autosugestionarnos. Atento a tus conclusiones.

  4. Isra García

    La verdad: no tengo ni idea todavía Juanma. Primero, la verdad y la mentra es tan relativa. Segunda, tengo más respeto a la mentira externa que a la propia, soy brutalmente honesto contigo mismo, a veces demasiado. Otra cosa es que identifique nuesvos patrones de mentiras y con ellos conducta. Veremos, prometo aportar una segunda parte a esta pregunta.

  5. Fran Segarra

    ¡Genial!
    Yo ya tengo el mio.
    Gracias por inspirar.

  6. Mireya Trias Monllau

    Incluso la mentira tiene su lado positvo 🙂 Creo que el contexto en el que vivas podría resultar necesaria incluso para sobrevivir. Soy muy de vivir sin metiras, y aun así se cuelan. Como decía Platon “hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando hablamos de la verdad”. Sigo pensando que es un axíoma del ser humano y que la intencionalidad es lo más importante y difícil de medir (dependerá de la situación y de la realidad de ese momento… o percepción de ese instante). Pendiente de saber cómo se desarrolla este experimento 🙂

  7. Isra García

    Colocarnos en la situación y vivirla es aquello que hace posible que podamos experimentar, medir y trabajar la utilidad del resultado. Ahora mismo es un sinfín de conflictos y de atención.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ultraproductividad: 5 modificaciones para lograr mejor productividad - […] probando casi a diario (no te miento, sigo con el experimento 20 días sin mentiras) con prácticas, hábitos, técnicas,…
  2. Vivir sin mentir, 11 días: experimento 20 días sin mentiras - […] llegué a los 11 días sin mentiras. Vivir sin mentir durante 20 días, ese es el experimento que estoy…
  3. 20 días sin mentir: informe final - experimento antropológico y estilo de vida - […] sábado llegué al final del experimento 20 días sin mentiras. En realidad, viéndolo con perspectiva, el experimento trataba de…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Un descanso para el alma

Un descanso para el alma

Ese es el paso que voy a dar hoy... Ayer, en una reunión con unos amigos, me preguntaban por qué voy a desconectar durante un mes de redes sociales y otras plataformas digitales. No supe encontrar una respuesta, dije “no sé, no tengo por qué tener una razón". En otra...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.