Arriesga, arriesga, arriesga

sábado, Feb 04

arriesga, arriesga, arriesgaHay un agujero en tu estómago, estas paralizada, te cuesta respirar, no sabes qué hacer y además, te das cuenta de que no hay vuelta atrás. Tines que decidir, tienes que arriesgar. Estás decidida a lanzarte al vacío. Estás enamorada con la idea y el ideal. Arriesga.

Cuando actuamos con la cabeza nos arrepentimos, cuando actuamos con el corazón, tenemos miedo de que no sea la decisión correcta, miedo a ser heridos. Decidimos en base a nuestro pensamiento racional, el que nos dice que hay que jugar seguro, no arriesgar demasiado y cubrirnos con escudos para no ser golpeados. Entonces, algo grandioso no sucede, estamos reteniendo el potencial que poseemos para hacer que cosas impensables sucedan. Cuando tomamos decisiones basándonos en nuestro instinto, cuando seguimos ciegamente a la intuición, algo especial ocurre, un alineamiento entre lo que de verdad persigues y lo que de verdad vas a intentar. El resultado de tu decisión es algo desconocido, aún, pero ya has iniciado una búsqueda.

No puedes perder si no intentas

A veces es amor, otras pasión, miedo, o en mi caso, inconsciencia. A menudo es una oportunidad que viste. Algo que puedes hacer mejor. Algo que puedes diseñar mejor, o algo donde puedes crear una realidad alternativa. En otras ocasiones es una mirada que cruzaste con una persona desconocida. Un gesto, o palabra cómplice con alguien que acabas de descubrir. Otras veces es algo que soñaste o intuiste, algo que imaginaste. Entonces esperas que un día tengas la oportunidad de que suceda, no, arriesga, toma esa decisión, hazlo, puedes fallar, pero no perder algo que todavía no has intentado.

Cada vez que no tomamos una decisión, no sabemos, no podemos o no creemos, estamos tomando una decisión. Estamos arriesgando a la inversa – olvidando, ignorando, obviando. Pensamos que cualquier decisión o riesgo requiere haberlo pensado al menos 20 veces más que algo que no implica ningún peligro. No hay nada más costoso en esta vida que el tiempo que invertimos en tomar una decisión que nunca tomaremos.

Hay un vacío en tu estómago, estás a solas, es difícil respirar, no hay vuelta atrás. Ante ti, el vacío. Estás enamorado con la idea y el ideal. El riesgo.

Arriesga, vamos

Tomamos riesgos porque amamos el sentimiento de la oportunidad, hay pocas formas de excitación más sublimes que el riesgo.

Arriesga, porque la única forma de desatar el potencial que hay dentro de ti, es sintiendo que hay algo que puede hacerte perder mucho.

Arriesga, porque tener algo que perder lo hace más real. Hazlo, arriesga, porque vivimos por el miedo que viene junto a hacer algo grandioso. Arriesga, porque al final serás recompensada/o. Arriesga, porque es el mayor test personal donde demostrare a ti mismo de lo que eres capaz.

Photo credit: Sophia Louise.

6 Comentarios

  1. Miguel

    Arriesgar para vivir y vivir para arriesgar.
    Pues sí, la vida sin arriesgar nada se vuelve aburrida.
    Nos acomodamos en todos los sentidos y así nos va: vienen unos listillos (políticos corruptos, algunos empresarios explotadores…) y nos utilizan como maquinas para hacer dinero. Para todo esto les viene muy bien meternos mucho miedo en el cuerpo, tenernos acojonados, y luego se presentan como salvadores de la patria cuando en lo único que piensas en en satisfacer sus ansias de poder y su avaricia.

  2. Isra García

    Hay que luchar, desde dentro hacia fuera, sin importar lo demás.

  3. Gema Perez Tenorio

    Para mí el “riesgo” significó la VIDA, un cambio tan amplio que después de 1 año sigo descubriendo sus ventajas; el riesgo es duro, a veces duele, pero hasta el dolor hace que te sientas vivo, hace que avances hacia tus sueños y que no te duermas en el sopor de la rutina

  4. Isra García

    Amén Gema, cuando aprendes a hacer del riesgo una ventaja, sobresalir es la única opción. Enhorabuena. A seguir.

  5. Montse

    Arriesgar … sí, cada vez me gusta más esta palabra y lo que aporta a nuestras vidas

  6. Isra García

    Bárbaro Montse. Seguimos.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Te necesito…

Te necesito…

¿Puedes ayudarme? No, la respuesta es más que obvia. Si llegas hasta aquí pensando que alguien como nosotros puede ayudarte, has vendido tu salvación a un precio realmente ridículo. Cuando pedimos ayuda, algo realmente digno, solemos hacerlo desde una posición de...

leer más
Mis mayores fallos del año (2020)

Mis mayores fallos del año (2020)

Este uno de los momentos más especiales de acabar un año y empezar otro, compartir los fracasos más pronunciados del año. Este es uno de los posts que más impacta y resuena con lectores y comunidad... Llegamos a los grandes fallos del 2020. He contabilizado 1.467...

leer más
Las que 3 palabras que he elegido para guiar 2021

Las que 3 palabras que he elegido para guiar 2021

Hace 11 años, siguiendo la estela de Chris Brogan (aquí la entrevista que mantuvimos en 2018), empecé con las primeras Tres Palabras que me servirían como guía para el año que entraba, fue en 2010. Un superhábito de enfoque y Ultraproductividad que desde entonces ha...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto