Menu

Busco trabajo

busco trabajoBuscar trabajo se ha convertido en algo infravalorado a pensar de la gran importancia que tiene. Ha pasado de significar: “soy capaz de hacerlo, estoy dispuesto y capacitado, busco ese lugar donde aplicar lo que sé hacer” a “no tengo trabajo y espero encontrar a alguien que me encaje en su máquina”. Son dos conceptos totalmente diferentes.

La frontera del trabajo está a nuestro alrededor. Sin embargo, no hemos sido educados correctamente en nuestras habilidades núcleo (tampoco en las empresariales). Hemos olvidado que hay un gran número de ocasiones donde no necesitamos un jefe para ser pagados. Hemos distorsionado la palabra “seguridad” hasta que su significado equivaliera a trabajar para alguien más que tiene todo el poder y el permiso que nosotros no tenemos.

Encuentra trabajo

Cuando el otro día escribí sobre formas de permanecer humano. En los comentarios, me di cuenta de que allí había una oportunidad de conectar con gente que no había conectado antes. Si llevamos esto al escenario del contenido más orientado hacia los negocios, usualmente encuentras oportunidades de negocio.

Cuando tienes que hacer facturas, cuadrar la agenda, recibir las propuestas de trabajo o negociar presupuestos, responder a un gran puñado de emails o atender llamadas de teléfono secundarias, depositas un tiempo vital para ti. Quizás te lleve dos o tres horas al día, esas dos o tres horas que empleas cuestan mucho más que contratar a un asistente virtual por ejemplo. Vaya una oportunidad de trabajo.

Me asombra cada vez que aparece una nueva agencia de social media o community management. Me encanta que se unan a la fiesta de dar un bocado a la carta, lo que no se si saben es que ya hay mucha gente – demasiada – alimentándose de esa tarta. Lo que no estoy muy seguro es si hay mucha gente en la tarta de servicios social media para triatletas, artistas de música electrónica o eventos a tiempo real. Aunque seguro que ya hay alguien dándole el primer mordisco.

Siempre hay alguien que necesita algo, que ellos acepten nuestra sugerencia es otra cosa.

Usa las conexiones

La razón más potente por la que te molestaste en usar social media fue para construir relaciones. Esas relaciones personales pueden ser realmente útiles, si las haces funcionar apropiadamente. Por ejemplo, un amigo ofrecía una gran oportunidad de trabajo. Él sabía que si yo lo la compartía en Twitter, seguro que encontraría gente interesada en la oferta. Paralelamente, otro amigo conectó conmigo preguntando si sabía de alguna oferta que pudiera resonar con él, afortunadamente cumplía el mismo perfil que buscaba mi otro amigo. Así que los puse en contactos, hice de puente. Es cosa de conexiones, eso es por lo que conectamos.

Creo que si cualquiera de estos dos amigos hubieran usado las nuevas herramientas que hay a nuestro alrededor, ninguno de ellos me hubiera necesitado. En lugar de hacer a la gente saltar entre tweets para encontrar una oferta de trabajo, escribe un blog post con la oferta, los particulares y con información de contacto. Muy fácil. En lugar de contarme que buscas trabajo, escribe un blog post original sobre el asunto o publica un a página oculta con contraseña en tu sitio web y que sólo puedan acceder aquellos a los que les concedas permiso. Crea maneras de que tus conexiones puedan encontrar el puente.

No busques trabajo, créalo

Hoy, he recibido mis dos últimos pagos procedentes de las dos últimas conferencias que he realizado. Representan dos pagos que vienen directamente de dos conferencias originadas por este blog. Estas dos conferencias sumadas a los otros dos pagos que recibí la semana pasada, de otras dos conferencias, suponen una buena fuente de ingresos este mes. Esto quiere decir que todos estos años de esfuerzo en construir una audiencia, creando gran contenido, y ganando tu atención, ahora me ayudan a vivir bien, lo cual quiere decir que tengo muchas más oportunidades para decir no al trabajo que no me gusta o no quiero hacer, si es algo que no me da buena espina o si no tengo tiempo o si no está alineado con mi especialidad.

Crea ese trabajo, crea algo. De hecho, he ido creando todos los últimos años de trabajo. No tengo un jefe.

Crea tú también tú trabajo

Hay muchas oportunidades a nuestro alrededor, pero lo escaso es la elección y la decisión de tomarlas, considerar los fundamentos de la planificación de un negocio (mercados, productos o servicios, público potencial, distribución, esfuerzo, inversión, etc). Ya hemos visto demasiadas veces la palabras “emprendedor”, ya estamos cansados de esa moda, del concepto de gran idea comprada un día por Google o Facebook o Twitter. Esta es la definición y contexto que deberíamos ignorar.

Cierto, podrías ser uno. Lo único que tienes que hacer es lanzarte al riesgo, trabajar muy duro y buscar un retorno por tus esfuerzos. Hay miles de maneras de hacerlo. Hay muchas y complejas maneras activas de hacerlo (mucho de mi trabajo todavía sigue siendo arduo, complicado y activo y me lleva una gran cantidad de horas al día), luego hay atajos o maneras más lentas pero seguras. Para ser honesto, hay que hacerlo de todas las maneras posibles. La mejor fórmula es la que lleva un poco de todo.

Si buscas trabajo ¿Cómo lo buscas? Una vez que lo has conseguido ¿Sigues buscando más o te detienes cuando has llegado a la primera parada? ¿Cuantos de tus patrones vienen de la industrialización fantasma de la que todos venimos, pero que ya ha dejado de existir?

¿Buscas, encuentras o creas trabajo? En cualquier caso, ¿Qué trabajo puedes hacer hoy mejor que nadie?

Photo credit: Clay Haskell.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+