miércoles, Sep 09

¿Qué sucede cuando ofreces… Tus servicios a un cliente, o…

  • Tu trabajo a un posible contratante.
  • Tu perfil profesional a un responsable de recursos humanos.
  • Tu especialidad a un grupo de degustadores.
  • Tus resultados a la jefa de sección.
  • Tu business plan a los inversionistas

cliente¿Has prestado alguna vez atención en el proceso? El “qué” y el “cómo”, o lo que es lo mismo, las claves para salirte con la tuya y lograr el éxito en tu iniciativa.

Ofrece valor

Cuando alguien me ofrece una oportunidad para colaborar o participar en algún proyecto. Cuando llega un profesional y me ofrece sus servicios. Cuando un negocio, evento u organización pretende contratarme para una conferencia o taller. Cuando un blogger contacta para una entrevista. Cuando un medio instiga para que publique una nota de prensa. Cuando algunas de estas situaciones tienen lugar y estas mismas propuestas llegan con coherencia, siempre formulo una pregunta que me funciona estupendamente bien, es la siguiente:

“¿Qué es exactamente aquello que me llevo yo, mi equipo, cliente o agencia por aceptar tu propuesta y qué es exactamente lo que pretendes que yo haga a cambio y qué esperas que esto te reporte a ti, tu agencia, negocio o cliente?”

Quien gana la carrera

En un promedio de 300 personas a las que he formulado esta pregunta, un 50% nunca ha respondido a la pregunta, la ha esquivado. Un 30% ha salido con un argumento irrelevante y que no aportaba nada. Un 13% ni siquiera ha respondido al email de vuelta. Y un 5% se ha ofendido por la naturaleza de la pregunta. Nos quedamos con un 2% que han aportado pruebas y hechos concluyentes. Ese 2% ha conseguido mi atención y mi trabajo.

Un poco de contundencia

Con todos mis respetos y honestidad, deja de “pajarear”, deja de “ilusionarte”, incluso deja de soñar, dejar de “volar alto” y empieza a entregar el trabajo que el mundo, tus clientes, tus jefes y yo buscamos en ti. Todo lo otro, es lo que recibimos a diario, lo que todo el mundo ofrece. Nada nuevo, nada útil.

Si quieres algo más, debes estar dispuesto a ir más allá.

En caso contrario, esto será lo que ocurrirá:

1. Responderemos dándote las gracias y te diremos que consideraremos tu propuesta (nos olvidaremos completamente de la misma).

2. Ignoraremos tu respuesta y ni si quiera contestaremos.

3. Ninguna de las dos.

El impulso detrás de todo esto es tu cliente

Sin embargo, este post no es solo un latigazo, quiero que crezcas y obtengas lo que buscas, por eso pienso que si fuera una empresa que te querría contratar, buscaría puntos de atención / utilidad / valor en tu propuesta para destacar del resto. Si yo quisiese trabajar contigo, te diría que es lo que quiero, sin pelos en la lengua y que voy a ofrecerte (acciones puntuales, concretas, certeras), eso sería un intercambio justo.

Espero no desanimarte con estas líneas, no son palabras suaves, no soy un tipo suave. Principalmente porque siendo suave tú no creces, y yo traiciono a mi naturaleza. Me comporto únicamente como hubiera deseado haber sido tratado.

Tip: cuando quieras algo, idea un plan, esquematízalo, transfórmalo en acciones y explica cómo lo vas a conseguir. Eso sería bastante mejor que intentar contar una bonita historia (que la es) que detrás no tiene un sustento pragmático.

Éxito en tu siguiente intento.

Photo credit: Caro Wallis.

2 Comentarios

  1. Luz

    Isra realmente nos paralizamos ante preguntas como la que planteas, no estamos acostumbrados a cuestionar si lo éramos de niños hemos perdido esa capacidad y curiosidad. Se adorna mucho y no se llega en concreto al punto. Sí cuando mas duro y difícil mas se valora y se aprende. Una corrección “En caso contrario, esto (derá) *sera lo que ocurrirá:”

  2. Isra García

    Gracias por el feedback de la corrección Luz, ya está cambiada. Esto me ayuda a mejorar.

    Respecto a lo otro, necesitamos ser contundentes con nosotros mismos y con los demás, es la mejor manera de crecer.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Ve ahí adentro y encuéntrate con el amor interior, es decir, con el autorespeto. Pero espera, no está tan adentro como crees. Está en las decisiones que tomas. En cómo reaccionas a lo que está fuera de tu control. En qué importancia te das cuando te intentas sabotear,...

leer más
Dispuesto a morir por mi arte

Dispuesto a morir por mi arte

Encuentra algo por lo que morir y el mundo te seguirá, irremediablemente. Para mí eso es el Self-Mastery. La vida es la práctica, y viceversa, el entrenamiento es vivir, y vivir es el entrenamiento, sobresalir de uno mismo es el alimento que más necesitamos para no...

leer más
Cómo calibrar, optimizar y equilibrar tu potencial

Cómo calibrar, optimizar y equilibrar tu potencial

Calibrar y optimizar tu potencial humano es más cuestión de una sucesión de pequeños cambios finamente orquestados, que de grandes cambios.  Equilibrar ese potencial viene de poder repartir tu atención, perspicacia y cariño entre las áreas que componen lo que...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto