Consistencia, nada más

sábado, Ago 31

Cuando alguien demuestra consistencia, lo que muestra es que es imparable desde su propio interior. Ser consistente te llevará donde tú desees, porque el tiempo pasará a jugar a tu favor.

Fallamos al lograr algo excepcional porque pensamos que nuestro trabajo es hacer todas esas tareas grandes y ocasionales. No, es algo diferente, llevar a cabo esas pequeñas cosas cotidianas, consistentemente.

Vas al gimnasio, haces deporte, y al acabar, en los vestuarios, te miras en el espejo ¿y qué es lo que ves? Nada. Si vas al día siguiente, y vuelves a repetir el proceso, seguirás sin ver nada. No hay resultados, no puede medirse, no debe ser efectivo, es lo que piensas. Así que abandonamos.

Consistencia una gran habilidad núcleo y una virtud

Sin embargo, verás resultados. Principalmente, si fundamentalmente crees que lo que haces es lo que debes hacer y que no importa el día uno, sino el seiscientos setenta y nueve y los que vengan después. Entonces, no estoy seguro cuando, pero empezarás a destacar. Sobre todo, cuando adquiere ese tipo de compromiso y te ejercitas sin descanso, de forma inteligente e integral un día tras otro.

Ahora aplica esto con tus relaciones familiares, tu crecimiento personal, tus objetivos laborales o proyectos empresariales, mismo efecto.

La consistencia crea (y mantiene) todo lo bueno

No hay un solo evento que sea el decisivo. Es una acumulación de muchas y muchas pequeñas cosas, que por sí mismas son invisibles e inocuas. Pero si aplicas consistencia al proceso, combinando con otras muchas pequeñas cosas, serán esas cosas inocuas que haces una y otra vez, las que importarán más que nada. Es algo que me he dado cuenta al trabajar durante más de cuatro años en cosas que pensé que no funcionaban tanto o no me llevaban a ningún sitio, suerte que no desistí.

Cuando eres consistentemente bueno y verdadero, hacia ti, hacia tus palabras y valores. Cuando lo que dices y haces es consistente, y cuando hay un sentido de cohesión entre tus pensamientos y tus acciones, y todo eso se combina, es entonces cuando los demás dicen “creo en esa persona“, “voy donde ella vaya”, “compro lo que me venda”.

Es por eso que la confianza no llega, porque la consistencia no aparece.

Atribución imagen: Carlos Donderis.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Preparado desde donde vengo

Preparado desde donde vengo

Hoy he ido a andar (descalzo) por Alcoy con mi tío y mi tía. En la caminata de casi 2 horas, hemos pasado por el lugar donde he pasado una buena parte de mi infancia, junto a mi abuelo Tomás y mi abuela Juana, lo que llamábamos como “el bancal”. Un sitio que me ha...

leer más
Entrevista a Shi Heng Yi, maestro del Templo Shaolin Europa

Entrevista a Shi Heng Yi, maestro del Templo Shaolin Europa

El pasado agosto estuve en El Templo Shaolin Europa participando en un campamento intensivo focalizado en Artes Shaolin (aquí la experiencia al completo). Allí tuve la oportunidad y privilegio de conocer y entrenar con Shi Heng Yi, maestro Shaolin de tercera...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto