Solo ecuanimidad

viernes, Ene 04


La ecuanimidad es una palabra, una forma de vivir, sentir, pensar y actuar demasiado trascendente como para pasarla por alto:

Dar o recibir.

Juzgar o aceptar

Acertar o errar.

Dudar o confiar.

Pensar o sentir.

Odiar o amar.

Insistir o Desistir.

Esperar o desesperar.

Arriesgar o jugar seguro.

Conectar o desconectar.

Enfocado o distraído.

Presente o futuro.

Dentro o fuera.

Decidido o indeciso.

Motivado o desmotivado.

Líder o seguidor.

Trabajador o empresario.

Más rápido o más lento.

Introvertido o extrovertido.

Positivo o negativo.

Extremo o comedido.

Cuerdo o loco.

Importancia o indiferencia.

Entendimiento o desentendimiento.

Inteligente o necio.

Maestro o aprendiz.

Resistir o rendir.

Todo o nada.

Principio o final.

¿Permanente o impermanente?

Todo es bueno, y todo es malo. O nada es bueno, ni nada es malo.

¿Y acaso importa estar un sitio o en otro, o incluso en el medio?

Sobre la neutralidad de la ecuanimidad

¿Qué pasaría si no hubiera nada que buscar?

La ecuanimidad y la neutralidad como estilo de vida...

¿Cómo te sentirías si cuando llegas donde esperabas resulta que no encuentras nada?

¿Cómo reaccionarías si te dieras cuenta que el propósito es no haber un propósito? ¿Y si de repente los objetivos desaparecieran?

¿Y si llegas a un punto donde comprendes que nada tiene sentido pero que nunca nada ha significado tanto como ahora?

Nada puede tener sentido hasta que lo tiene. Y todo puede tener todo el sentido del mundo hasta que nunca más lo tiene.

Buscamos etiquetas, categorías, nombres, sentimientos, emociones, marcas, apellidos para creer que todo tiene un sentido lógico. Creemos que todo es de una forma o de otra.

Pero lo cierto es que no es así. Podría ser ecuánime, neutral.

¿Y si todo no fuera más que una misma cosa? ¿Y si “yo” y “mí” estuviera unido y fuera inseparable?

¿Y si el sentido estuviera en un lugar neutral?

No hay nada más vacío y lleno que la ecuanimidad, en lugar donde todo se detiene, todo se unifica, y todo pierde sentido, por eso tiene tanto sentido.

Busca la ecuanimidad.

Atribución imagen: JetSetMag.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Pura disciplina

Pura disciplina

Estoy en Santa Teresa, un paraíso, y algo parecido a Tulum, porque escucho a demasiadas personas decir "si crees en ello con la suficiente fuerza, entonces puedes conseguirlo", y el problema con esta creencia es que estamos dejando fuera la parte más importante de la...

leer más
El propósito de la vida…

El propósito de la vida…

"Es vivir" decía Rumi. El propósito del trabajo es crear algo que sirva a los demás. El propósito de la muerte aprovechar nuestra existencia. El propósito de la filosofía es enseñarnos a cómo vivir de forma digna, decente, virtuosa y ética mientras vivamos,...

leer más
Encajando el plan maestro (el viaje continúa)

Encajando el plan maestro (el viaje continúa)

Acabo de llegar a Costa Rica, terminando la 1ª etapa en los Estados Unidos. Finaliza por la VISA de tres meses y por el momento vital por el que atravieso. Ahora sé que llegué a Norteamérica para abandonarlo temporalmente, ahora sé que no es "la ocasión". Ahora sé que...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto