El propósito de la vida…

jueves, Feb 25

“Es vivir” decía Rumi.

El propósito del trabajo es crear algo que sirva a los demás.

El propósito de la muerte aprovechar nuestra existencia.

El propósito de la filosofía es enseñarnos a cómo vivir de forma digna, decente, virtuosa y ética mientras vivamos, enseñándonos al mismo tiempo a morir sin tener miedo a que venga y suceda.

El propósito del miedo es volvernos valientes para así enfrentarlo y crecer en la escalera en la que nos encontramos.

El propósito de la pasión es ser el turbo que alimenta lo que haces no lo que deberías imitar.

El propósito de la sabiduría es aprender a ver las infinitas perspectivas que vienen con pensamientos, acciones, cosas y personas.

El propósito del estoicismo es servir como una brújula moral que nos ayude a navegar cualquier situación que aparezca en el camino.

el propósito de la vida es vivir

El propósito del Alto Rendimiento Holístico es optimizar las cuatro dimensiones del potencial humano para que puedas ser un súper-atleta, serio artista o gran jugador de la vida en cualquiera de sus facetas.

El propósito de la Ultraproductividad es equiparte con lo necesario para que sepas cómo trabajar con dirección y excelencia, hacer el trabajo que de verdad marca la diferencia, para finalmente, vivir mejor cada día.

El propósito de la educación es entrenarte para vivir con propósito.

El propósito de esta sacudida es sacudirte y despertar algo en ti que genere un movimiento que antes no existía.

El propósito de mi vida es mover a las personas.

Ahora, ¿cuántos de estos propósitos encajan con la visión que este sistema ha implantado para cada uno de ellos? Encontrar el propósito de las cosas, es verlas como son y hacerlas como tal, el resto es una etiqueta imaginaria que crea una distancia entre lo que somos y dónde estamos y lo que deberíamos ser y adónde deberíamos llegar.

Todo está aquí ya, no hay que ir a ningún sitio para conseguirlo, ni ser nada más para merecerlo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Esta es una pequeña historia sobre el inmenso poder de observar lo que ocurre: Ayer caminaba por una calle cualquiera en Barcelona. Solo estaba paseando, iba a casa de mi amigo Víctor, donde estoy pasando unos días. En un momento determinado noté que estaba ahí, solo,...

leer más
¿Qué ves en la otra persona?

¿Qué ves en la otra persona?

¿Ves lo que te causa rechazo? ¿Ves algo que te molesta? ¿Algo que amas? Sea lo que sea lo que ves, recuerda que es un reflejo de ti. Recuerda verte en la otra persona. Recuerda esto: tú eres yo, yo soy tú. Cuando ves algo en mí, estás viendo algo en ti. Cuando veo...

leer más
“Este momento”

“Este momento”

Estamos en el mejor lugar posible que existe, aquí y ahora. Siento que este momento ha cambiado mi vida, es un instante en el que he visto cómo me desapegaba de la propia vida, del sufrimiento, de no tener lo que quiero, de no querer lo que tengo. En este momento,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto