Empuja de nuevo

sábado, Sep 21

Y cuando te canses, empuja otra vez. Porque no vas a tener otra opción.

¿No me crees?… ¿Qué sucede en una mente con miedo? Usualmente empiezas preguntándose qué pasaría sí…

¿Qué pasaría si algo terrible sucede?

¿Qué pasaría si no consigo trabajo?

¿Qué pasa si no consigo demostrar mi valía delante de la gente que me importa?

¿Qué pasaría si no consigo tantos likes o comentarios en Instagram o Facebook?

¿Qué pasaría si no acabo la universidad a tiempo y con todo aprobado a la primera?

¿Qué pasaría si decepciono a la gente que quiero?

Entonces, algo curioso sucede, la pregunta se convierte en algo real sin en realidad llegar a suceder. Es decir, ocurre en nuestra mente y se desarrolla como si hubiera pasado.

Los miedos se convierten en unos ácidos alucinógenos (como el LSD) que, literalmente, engañan a nuestra mente para que crea que no podemos cambiar, mejorar, aprender, dejar marchar o lo que sea.

Empuja otra vez

La razón por la que muchas personas quedan paralizadas o atascadas, es que no están dispuestas a empujar otra vez y de nuevo más allá de sus miedos atravesando la incomodidad más pura y perturbadora.

empuja otra vez

¿Por qué crees que esto sucede? Porque en uno cierto momento, sentiste decepción, te sentiste dolido o engañado. Es ahí donde está el punto gatillo emocional.

Entonces, todo lo que puedes hacer a partir de ese momento es empujar otra vez, ir de nuevo, lanzarte más.

Lo sé, no es nada placentero, es un trastorno hacerlo, y muy agotador. Pero no tienes otro remedio, tienes que ir de frente, empujarte hasta que rompaa la barrera, sea la que sea.

No existe la incomodidad como tal. La ansiedad, El miedo. El problema, incluso la muerte. Siempre van a estar ahí. No se irán, la pregunta es ¿quién tiene el control? La cuestión es: ¿están ellos al mando o lo estás tú?

¿Son ellos el capitán o lo eres tú? ¿Juegas el papel de víctima o el de líder?

Esa es la pregunta interesante.

Aplica esto.

Empuja otra vez.

Empuja de nuevo.

Encuentra algo que te motive a empujar otra vez.

Atribución imagen: David Goehring.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

El amor que viene con la disciplina de entrenar a diario

El amor que viene con la disciplina de entrenar a diario

Anteayer llegué a los 366 días seguidos de Tai Chi, a los 355 días de Qi Gong y a los 42 días de Kung Fu. Y llevo meditando cada día desde 2015 salvo alguna excepción. Escribiendo en mí blog a diario de 2012, 157 semanas seguidas publicando un podcast... Para mí no...

leer más
Los grandes logros del 2020

Los grandes logros del 2020

Este es el primer año que comparto públicamente los logros más importantes para mí del pasado año 2020. Llevo años compartiendo mis mayores fracasos, y hace unos meses me pregunté, ¿y por qué no también los éxitos? Es algo que me parece más equilibrado y coherente....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto