Vale la pena

martes, Jun 18

Sí. Vale la pena.

Dime algo

¿Cuántas veces has pensado en dejar de luchar por crear una mejor vida?

¿Cuántas veces pensaste en que no tiene sentido hacer más de lo que haces porque no te va a llevar donde te gustaría llegar?

¿Cuántos sueños has tenido que abandonar?

¿Cuántas cosas que valían la pena has dejado marchar sin ni siquiera intentar perseguirlas con todas tus energías por un tiempo prolongado?

Incluso para algunos de vosotros… ¿Cuántas veces pensaste en acabar con tu vida?

La vida es insostenible, podría ser. No hay salida, o al menos eso parece. O es casi imposible lograrlo, o eso piensas.

Ya, lo sabemos, pero vale la pena.

Vale la pena luchar

Vale la pena resistir.

Apretar los dientes.

Deslizarte entre el riesgo.

Danzar con el desconcierto.

Abrazar la idea de que podrías morir cualquier día como hoy.

Merece la pena

Vale la pena creer en ti, en otros y en algo más grande que todos nosotros, en este mundo en el que vivimos.

Sí.

Vale la pena darte una oportunidad, y también a esas personas que choca contra todo lo que tú representas.

Merece la pena reunirte contigo mismo, entrenarte cada día contra la adversidad e intentar coordinar lo que está en la palma de tu mano.

Pienso que vale la pena sobresalir, ya ni siquiera de ti mismo, sino sobresalir dentro de ti.

Estoy convencido de que merece la pena intentar hasta morir, nunca darse por vencido mientras valga lo que estimes.

Vale la pena hacer el bien, no importa lo que cueste. Incluso ignorando la creencia de que un día el universo te recompensará.

Merece la pena rodearte de gente como tú, adelantarte a la sorpresa y a las expectativas.

Es fácil ser imparable cuando todo funciona, cuando no hay recibos que pagar, cuando tienes un gran jornal todos los meses, cuando la gente te apoya, cuando el doctor te dice que estás “limpio” o cuando todo el mundo te aplaude.

Sin embargo, la persona imparable no se mide por ninguno de esos momentos, sino por cómo se enfrenta a la crispación, a la desesperación, a la parálisis, a la perturbación, a su peor versión y al más profundo de sus miedos.

Vale la pena continuar, créeme.

Atribución imagen: hehaden.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

La respuesta está en trabajar la virtud

La respuesta está en trabajar la virtud

"El sumo bien es un espíritu que desprecia la casualidad y se alegra con la virtud; es una fuerza invencible del espíritu aquel para quien no existe lo bueno ni lo malo" - Séneca. Sea lo que sea no está dentro ni fuera, porque no hay un “dentro” ni “fuera”, solo...

leer más
Vas a romperte

Vas a romperte

No nos preocupa cuánto talentoso puedas ser, cómo de excelente trabajes o cuánto ganes. La vida te romperá. Van a haber momentos en los que las cosas no irán bien. Hay veces que cualquier cosa que pueda pasar, pasará. Hablo de momentos de gloria, pero también de...

leer más
Bendecido y altamente favorecido

Bendecido y altamente favorecido

Recuerdo cuando el sábado 26 de septiembre (hace unas semanas) estaba corriendo los 72 kilómetros que separan Alicante de Alcoy. Venía con los cuádriceps realmente cargados después de los 253 kilómetros de ciclismo del día anterior, y los 112 que completé el jueves....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.