No tienes que sentir que debes hacerlo para hacerlo

domingo, Sep 22

¿Sabías que puedes revertir esa mentalidad enemiga, y convertirla en tu mejor aliada? ¿Cómo? Aprendiendo a cómo reprogramarla, dirigiéndola con firmeza, autodisciplina y consistencia. Solo no negocies contigo mismo.

No negocies contigo mismo

Si dejas a tu mente hacer lo que desee, si no le das forma, si no la condicionas, será ella la que te condiciona, te controle y acabe sometiéndote. Te confundirá y al final, te destruirá.

Es una disciplina necesaria establecer los siguientes términos 

No negocio conmigo mismo.

Ni con mis miedos.

Y tampoco con la negatividad en la que yo mismo me embadurno cada día.

He experimentado, y probado durante años, que no tienes que sentirte feliz, pleno, o alegre para cambiar tu forma de pensar, actuar y comportarte. No tienes que creer en ti mismo para creer en ti mismo. Y no tienes porque hacer la papeleta de que todo va bien si no va, que no vaya bien, es la clave para salir de ahí.

Me da igual como te sientas.

Y me da igual como me siento.

No siento que debería estar haciendo muchas cosas que actualmente estoy haciendo y me hacen sentir bien al hacerlas.

No me importa no creer en mí, lo haré igualmente.

Tampoco me importa sentir que no quiero hacerlo o no me apetece, lo voy a hacer igualmente.

¿Por qué? Porque he entrenado a mi mente y a mi sistema nervioso para ir en contra, o a favor, de todo lo que tenga que ir.

No negocies contigo mismo

Esta técnica es justamente la que te liberaría, si tú, querido/a inconformista y dibujante de mapas, desarrollaras ese tipo de autodisciplina. Te ayudaría a conseguir (y a ser) mucho más que la gente de tu alrededor, todavía encallada en patrones saboteadores. Principalmente, porque la mayoría de las personas quieren sentirse seguros, preparados, respaldados y motivados antes de hacerlo.

Al carajo con esa creencia mezquina.

Detén el hábito vulgar de pensar que tienes que sentirte bien para hacer algo.

Entrénate. No negocies contigo mismo.

El único camino que conozco para atravesarlo todo es imprimir acción imparable, masiva y explosiva.

Nuestro trabajo es sobresalir y alcanzar ese nuevo nivel, por tu familia, por tu equipo y por ti.

Hazlo, aunque no quieras.

Intenta, aunque vayas a fallar.

Persiste, aunque estés casado.

Ponte en marcha, aunque no puedas moverte.

No negocies contigo mismo.

Atribución imagen: Bart.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Te lo debes

Te lo debes

¿Te has mirado alguna vez en el espejo y te has dicho a ti mismo algo de lo siguiente? "Me decepcioné a mí mismo" "Me mentí a mí misma" "Fui yo el que maté a mis propios sueños" "Me anulé a mí mismo" "Me hice a daño a mí misma" "Cancelé a mi genio interior" "Me...

leer más
El 99% restante es disciplina

El 99% restante es disciplina

Si estudias a cualquier persona que está en la cima de cualquier cosa, descubrirás que para llegar allí la motivación es quizá un 1% de la fórmula clave y la disciplina es el 99%. Y voy a demostrarte esto ahora mismo, si quieres ser uno de los más grandes espartanos...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto