Aprovecha las excepciones

domingo, Nov 06

Casi todo está roto:

Endeudamiento.

Recalentamiento global.

Educación industrializada.

Cultura del pelotazo.

La sociedad del oportunismo (Twitter, entre otros mecanismos…)

Gran hermano.

Las noticias de corazón.

El sensacionalismo periodístico.

Los informativos catastróficos.

La publicidad masiva e impersonal.

El marketing intrusivo y automatizado: spam.

Toda generación (o incluso dos) de estudiantes sin rumbo.

Profesionales sin aspiración más que ser pagados a final de mes.

Sueños formados alrededor de la idea “para toda una vida”.

Manufacturas sin corazón.

Filosofía “compite por precio”.

Política sin escrúpulos.

Religiones intolerantes y fanáticas.

Corrupción, fraude y estafas.

Millones de desempleados.

Suelos que apenas dan para vivir en condiciones decentes.

Contratos profesionales injustos (basura).

Esto está roto querida

está roto

El sistema está roto. Y esto no es algo malo necesariamente. Ha habido una ruptura brusca en ese tipo de economía que Adam Smith defendía, la riqueza de las naciones creadas a partir de economías de escala.

Cualquier esfuerzo organizacional construido alrededor de interacciones repetitivas y masificación, está roto.

Si necesitas un mapa o alguien o algo que te diga qué es lo que hay que hacer, es probablemente porque estás saltando dentro de esa lista de un ítem al otro y así sucesivamente.

Lo de siempre está roto. Lo normal está roto. Cualquier cosa que antes funcionaba, ahora está rota.

Estamos malgastando la mejor oportunidad de nuestras vidas. Dirigir nuestros negocios y vidas hacia el lugar que deseamos. Porque por favor, no olvidemos que por primera ve en la historia, hacerlo está en las manos de al menos un 70% de la población mundial. El otro 30% aprovecharía la excepción, sin duda.

La clave está en las excepciones que siempre hemos visto como una amenaza. El desafío está en desprenderse de todas las partes rotas, y engancharse a las singularidades que esta economía disruptiva habilita para salir a flote.

Photo credit: Michelle Tribe.

2 Comentarios

  1. victorronco

    Gran post. Precisamente ando días trabajando un guión con parte de esas ideas, ganas de compartirlo. De nuevo, grandes reflexiones.

  2. Isra García

    Ganas de leerlo. Seguimos.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Experimento “no interferir” el flujo natural de la vida

Experimento “no interferir” el flujo natural de la vida

¿Qué pasaría si dejo que el universo tome la acción en lugar de ser yo el que interfiere en ese fluir orgánico de la vida? ¿Cómo podría vivir mi vida desde el permitir que las cosas sucedan por sí mismas? Llevo un tiempo preguntándome qué pasaría si dejo de hacer que...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto