Experimento sobreconectados sin capacidad de reacción

miércoles, Ago 12

Experimento sobreconectados sin capacidad de reacciónAyer, mientras caminaba por la Gran Vía de Madrid, decidí realizar el experimento sobreconectados sin capacidad de reacción. Un pequeño experimento sobre la conectividad y la capacidad de reacción que poseemos mientras permanecemos conectados.

Parte 1 experimento sobreconectados

Primero empecé a contar el número de personas con las que me cruzaba que andaban cabizbajos utilizando su smartphone. La distancia que recorrí fue de 1,5 kilómetros, durante ese recorrido me crucé con 594 personas, de todas ellas, 452 caminaban poseídos por un dispositivo móvil, la mayoría smartphone, solo 40 personas llevaban una tablet y 22 una GoPro. Una persona llevaba una GoPro, smartphone y tablet a la vez, sí, esto parece que es posible hacerlo.

Parte 2 experimento sobreconectados

Segunda parte del experimento, al mismo tiempo que iba contando las personas que estaban absorbidas con el entorno conectado. Pensé en intentar tropezarme con todas las que tenía la ocasión. Utilizo la palabra intentar porque no era fácil llegar a mantener un contacto directo con todas las personas que caminaban de frente tuyo por la Gran Vía madrileña. Así que estas son las estadísticas, logré alcanzar contacto con 362 personas que andaban cabizbajas sumergidas en aquello que su dispositivo móvil les proporcionada, fuera lo que fuere, de ese total (365), sólo 54 lograron esquivarme, lo que quiere decir que tropecé con 311 personas – algunos tropiezos fueron más abruptos que otros, pero bien salvados siempre con un “perdona, fue culpa mía, no te había visto”.

Parte 3 experimento sobreconectados

Conclusiones

Las conclusiones del experimento sobreconectados:

  • La mayoría de personas (452/594) con las que me crucé, estaban conectadas a su dispositivo móvil, en tan solo 1,5 kilómetros recorridos. Esto me lleva a pensar lo siguiente: primera opción; la mayoría de estas personas estaban aprovechando su tiempo y siendo productivas. Segunda opción; estamos bastante absorbidos por el entorno conectado. Tercera opción: hay más conectividad y dispositivos móviles que personas. Cuarta opción: no hay interés más allá de la pantalla, el contacto directo no es sexy.
  • No solo obviamos vivir el momento cuando estamos tan conectados, sino que perdemos falta de atención y con ello, capacidad de reacción, de las 365 personas enganchadas a su dispositivo móvil con las que pretendí chocar, tan solo 54 lograron esquivarme, la mayoría de ellas en el último momento, solo 9 o 10 iban observando a su alrededor mientras usaban smartphone o tablet. Perdemos, perdemos capacidades y características que nos alejan de permanecer humanos.

Desconectar para conectar

Hoy por hoy mi conectividad en dispositivos móviles es nula, ya que sigo sin smartphone desde el experimento que realicé hace ya más de cuatro meses y sin tablet, al dejarla olvidada en el control del aeropuerto de Ibiza (pude traerla por mensajero, pero he decidido dejarla all hasta que Oscar vaya a Ibiza de vacaciones y la pueda recoger por mí), seguro que estas dos semanas proporcionan algo valioso. Esto pese al parecer una desventaja, te permite ver que hay al otro extremo.

Próximamente te hablaré de qué sucede cuando tu conectividad es nula. De momento estoy logrando más y mejor trabajo en más poco tiempo. Aunque por ahora me parecía interesante compartir contigo las apreciaciones del pequeño experimento de ayer.

Estamos tan conectados que quedamos desconectados de lo que verdaderamente importa, desconectamos de un bellísimo mundo para conectar en otro mundo donde la necesidad de estar siempre disponibles, visibles y activos es imperiosa.

Photo credit: Catherine Shyu.

3 Comentarios

  1. Ventura Martínez Hernández

    Muy interesante Isra. Siempre me han gustado estas estadísticas “a pie de calle”. Let´s water my friend.

  2. Marina Miller

    Me ha encantado el experimento y las conclusiones del mismo, gracias por compartirlo Isra 🙂 Hay una frase que refleja genial la nueva economía de la conexión: Nos aleja de los que están cerca y nos acerca a los que están lejos. Mi conclusión: grandes herramientas a nuestro alcance mal empleadas por los usuarios. Es genial poder conectar con personas ubicadas en cualquier lugar y momento traspasando fronteras, pero sin olvidarnos de fomentar conexiones con aquellos que tenemos a nuestro alrededor, yo personalmente no cambio el cuerpo a cuerpo por ninguna pantalla.

  3. Isra García

    Seguiremos con ello, gracias Ventura.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Un descanso para el alma

Un descanso para el alma

Ese es el paso que voy a dar hoy... Ayer, en una reunión con unos amigos, me preguntaban por qué voy a desconectar durante un mes de redes sociales y otras plataformas digitales. No supe encontrar una respuesta, dije “no sé, no tengo por qué tener una razón". En otra...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.