La explosión física: superhábito de alto rendimiento

domingo, Jun 17

La explosión física es elegir un movimiento – cualquier movimiento – y acabar haciéndolo. Intensamente, de forma condensada.

Flexiones, jumping jacks, sentadillas, parada de cabeza, bailar, respiraciones sincronizadas con ejercicios, inversiones. Cualquier cosa que te apetezca.

La clave es elegir uno y hacerlo.

La explosión física – cómo y por qué

Selecciona 20 repeticiones de cada ejercicio, o cinco minutos bailando como si nadie te viera, y ve a por ello.

El movimiento físico, y además corto y concentrado, creará una mayor fluidez en tu habilidad para pensar, idear y construir.

Es una explosión poderosamente cognitiva.

90% de la estimulación que recibe tu cerebro viene de tu espina dorsal. Realizar una serie corta y potente de ejercicios físicos es una de esas pequeñas victorias que marcan la diferencia en el día. Y además despierta tu (el área donde vive tu creatividad, enfoque y decisión, casi nada) activando el córtex prefrontal, motor y premotor.

Este es uno de los pocos hacks (superhábitos) de alto rendimiento que me ayudan a llegar a un estado de flow.

Una aclaración, esto no es un ejercicio físico completo. Es un súper-chispazo.

No es HIIT. No son pesas. Y no es cardiovascular.

explosión física

Efectos de esa explosión

Sé que podrías quedar sorprendido/a, de eso se trata. La mañana es cuando se buscan los picos óptimos de rendimiento cognitivo, el mejor tiempo donde somos creativos y productivos y estamos centrados. Esta es una de las conclusiones que estoy obteniendo del experimento Microdosis de LSD que estoy realizando ahora mismo.

El asunto es que mucha gente se levanta y corre al gimnasio a levantar pesas, de esa forma ya han cumplido antes que el día empiece.

Ahora, siempre abogaré por hacer ejercicio físico. Sin embargo, si estás interesado en maximizar tu día y alcanzar el alto rendimiento. Ser ultraproductivo, trabajar menos, producir y vivir mejor, si buscas eso, la mañana no es el momento óptimo para un ejercicio físico de alta intensidad.

Mente primero, cuerpo después

Estoy aprendiendo que hay momentos buenos y momentos excelentes para hacer las cosas. Por eso hay maneras buenas, y luego excelentes de llevarlas a cabo.

Saber y aplicar este mantra será la diferencia entre estar en la media y maximizar tus resultados.

¿Un regla a seguir para esto? Trabajar la mente (cerebro) primero, luego el cuerpo.

Nuestro pico en productividad empieza a desaparecer cuando acaba la mañana.

La temperatura de nuestro cuerpo empieza a aumentar a medida que avanza la mañana. Esto actúa en conjunción con la memoria, la concentración y la capacidad de alerta. Y desciende después de haber alcanzado la temperatura máxima.

Ese es entonces, el mejor momento para comenzar el entrenamiento de alta intensidad: antes de comer.

Es como una especie de descanso cognitivo de todo el trabajo que hemos venido haciendo durante toda la mañana. El movimiento te hará sudar, eso estimulará tu espina dorsal, y por lo tanto, recargas y refrescas tu cerebro.

El tiempo ideal de entrenar, para la mayoría de personas con las que he hablado en mis entrevistas de estos temas, es entre las 12h y las 16h. Puede ser cualquier tipo de entrenamiento que utilices. Alta o media intensidad. Intervalos. Pesas, entrenamiento de resistencia

Después de 6 horas de trabajo cognitivo, enfrento como un descanso mental mi parte de actividad física. Es una forma de dejar mis pensamientos en la retaguardia. Me sirve como un “reset” para seguir la tarde sin perder la ultraproductividad.

Hace no mucho, era esa persona que se levantaba y salía corriendo a hacer deporte.

Pensaba que era el uso más eficiente de mi tiempo. Me forzaba a entrenar (o hacer deporte). Pero, a medida que dejo marchar esta idea y empiezo a hacer deporte más al mediodía, veo que mis mañanas son más potentes. Porque empiezo con mi gran mañana y sigo a hacer el trabajo importante que evita que procrastine.

Más eficiencia

Es por esa razón que la explosión física, una evolución de la técnica de Priming de Tony Robbins, es un revulsivo infalible. Además de llevar a cabo su Priming en su pura esencia, también en la mañana.

Con este superhábito de alto rendimiento, puedo empujar un poco más, profundizar. Y recuperarme más rápido practicando una actividad física exigente en el mediodía.

¿Estarías dispuesta/o a probar la explosión física alguna vez? Si lo haces, comparte los resultados respondiendo a los comentarios de este post.

Atribución imagen: U.S. Pacific Fleet.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo crear una autodisciplina liberadora: 6 claves

Cómo crear una autodisciplina liberadora: 6 claves

La autodisciplina es la única habilidad núcleo que conozco que puede hacerte ser libre, y eso es de lo más poderoso que existe. No soy el único que lo cree, pregunta a Jocko Willink. Es en estos días cuando siento el poder de la autodisciplina. Ayer fue el último...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.