Haz la cama: todo un superhábito

sábado, May 19

¿Quiéres un superhábito de ultraproductividad que forma parte de la Gran Mañana, y además es de Alto Rendimiento? Haz la cama. Parece ridículo, no, lo es, por eso funciona tan bien.

No hay nada como una victoria pequeña, rápida y muy temprana. Y adivina, hacer la cama es la mejor para empezar el día.

haz la camaHacer tu cama es el chute de dopamina para más rápido y fácil que puedas conseguir – después del sexo. Es el “hack” más efectivo para enfocarte hacia la Mañana Épica. Y además, te ayuda a mejorar tu rendimiento, ya que cuando haces la cama sientes esa liberación emocional de decir, “cama hecha, ¡vamos!”.

Tu madre, y la mía, tienen razón, hacer la cama es importante.

No, no me refiero a obsesionarte con los pliegues perfectos. Con la almohada en el centro de forma milimétrica, o ni una arruga en las sábanas y nórdico.

Me refiero al esfuerzo más mínimo posible para obtener el resultado deseado. El PMV – el producto minimal viable. Eso es ser ultraproductivos y al mismo tiempo trabajar en el alto rendimiento.

Haz la cama

Sí, airea la cama, estira las sábanas, organiza las almohadas y coloca la funda o el nórdico, o lo que sea.

Fácil, hecho, por debajo de dos minutos.

Hecho cuente más que perfecto.

Aprendí esto cuando era pequeño, las culpables, mi abuela y mi madre.

Sé que puede parecer una cosa de la que se puede prescindir fácilmente, pero el efecto de empezar el día con una victoria rápida y fácil, revoluciona el día.

Me siento extraño (pero puedo vivir sin remordimientos) cuando no hago la cama, incluso aunque esté en un hotel. No importa lo que pase, siempre hago la cama.

¿Por qué? Porque tan pronto como empieza el día he ganado, la cama está hecha. Luego desencadeno una serie de otras pequeñas victorias, que me hacen seguir ganando más. Adivina cómo empiezo el día, sea lo que sea, estoy preparado.

Creo “momentum” a cada momento.

Esto es útil, muy útil, cuando trabajas desde casa por ejemplo. Siempre que estoy en mi casa, o en El Viaje, por ejemplo hoy que estoy durmiendo en la habitación de un castillo en Edimburgo. Cuando tu alrededor está desordenado, eso se traslada a tu cabeza, y dejas de ser tan resolutivo y eficiente.

Hay dos alternativas: o lideras tu día, o el día te liderará a ti.

Así que, haz la cama.

Haz la cama, hoy y mañana.

Atribución imagen: Colleen Davis.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

El fin de la Ultraproductividad

El fin de la Ultraproductividad

La productividad solo debería servir para vivir mejor y más, algo que apenas ocurre. Por eso diseñamos una alternativa más completa, integral y transversal, algo que sirviera para compensar el desequilibrio entre lo que te importa y lo que importa. Ese es el fin de la...

leer más
Ultraproductividad es…

Ultraproductividad es…

 Ultraproductividad es invertir en tu parte personal para que la parte laboral florezca a consecuencia de la propulsión de tu ser. Ultraproductividad es estar realmente ocupado haciendo el trabajo que verdaderamente impacta en las cosas que son importantes para...

leer más
Dispuesto a morir por mi arte

Dispuesto a morir por mi arte

Encuentra algo por lo que morir y el mundo te seguirá, irremediablemente. Para mí eso es el Self-Mastery. La vida es la práctica, y viceversa, el entrenamiento es vivir, y vivir es el entrenamiento, sobresalir de uno mismo es el alimento que más necesitamos para no...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto