Una vida épica requiere una mañana épica

sábado, May 12

Todo el mundo busca una vida épica el negocio, el cuerpo, el dinero en el banco y la plenitud. ¿Se puede conseguir todo eso a la vez? Diría que si buscas eso, sí, se puede conseguir, pero no todo al mismo tiempo. ¿Y cómo se puede empezar? La respuesta es simple: las vidas épicas (y todo lo que incluyen) empiezan con una mañana épica.

Si tomas el control de tu mañana, ganarás tu día, ganarás en tu trabajo y ganarás en tu vida.

la mañana épica

La rutina reactiva y desafortunada

La mayoría de nosotros tiene un trabajo, pareja, y familia con pequeños que criar, y el deseo por llevar una gran vida social y un estilo de vida ganador.

Con todas esas obligaciones (y las que me dejo), parece que vivimos en un estado permanente de reacción desde que la alarma del reloj suena cada mañana.

Levantarte justo de tiempo, correr como un desesperado para ducharte, cambiarte, desayunar (si puedes), levantar a los pequeños, hacerles y darles el desayuno, preparar sus mochilas, llevarlos al colegio. Salir disparados para el trabajo, estar presentes y hacer el trabajo que importa, volver a casa, recoger a los niños, preparar la cena y comida de mañana, hacer tareas en casa y trabajo pendiente, darte una ducha, irte a dormir.

Repite esto cada día durante el resto de tu vida y tendrás la fórmula de una vida que no te mereces, si quieres.

He llegado a estar en ese proceso (excepto sin los niños)

Hay un alto coste en permanecer en un estado de reactivada en lugar de ultraproductividad.

  • Te costará tu salud.
  • Te restará tiempo con tu pareja, amante o socio.
  • No tendrás apenas tiempo de calidad con tus hijos.
  • Te costará mucha salud mental y la habilidad para adaptarte al estrés.
  • Pagarás a cambio los objetivos que querías conseguir en tu vida.

La mañana épica

Necesitas crear la mañana que te ayudará a crear la vida épica que deseas. La mañana épica.

Rituales sagrados, ritmos que te ayuden a calmarte y conectar contigo mismo, rutinas ultraproductivas y superhábitos, lo que se conoce como alto rendimiento. Enseñarte a estar presente, afilar tu mente, fortalecer tu mentalidad, activar tu cuerpo, enriquecer tu alma, y sobre todo, propulsarte hacia las metas que has establecido.

Practicar estos rituales, ritmos y técnicas de forma regular, tiene efectos positivos en el resto.

Tu comportamiento pausado y calmado será percibido por la gente con quien convives. Verán tu interés en el autodominio, autoconocimiento y alto rendimiento, y es será un “normal” para ellos.

Principalmente con los más jóvenes, ya que internalizan y modelan mejor los comportamientos de padres o hermanos.

Tu actitud, comportamiento, pensamiento y acciones también serán percibidas por el resto. Esto habilitará nuevos niveles de conexión y crecimiento que antes no ocurrían.

Disminuirás tu estrés.

Te sentirás bajo control. Imperturbable.

Te sentirás satisfecha, y pleno.

Piensa en la mañana épica como en el alto rendimiento. No obtienes un equilibrio exponencial general solo por ir al gimnasio dos veces a la semana. Se obtiene trabajando mente, cuerpo, espíritu y emociones con persistencia, con entrenamiento cruzado extendido en el tiempo, cada día.

No comes sano aunque estés comiendo una ensalada. Las prácticas que sí te benefician son aquellas que se mantienen extendidas en el tiempo.

Lo mismo sucede con la mañana épica y sus rituales, y los efectos positivos que llegarán.

La mejor manera de activar tu cerebro es entrenándolo para ser eficiente. Por ejemplo descargando todos los pensamientos que tienes en la cabeza, para entonces crear espacio para nuevos.

Para conseguir crear la mañana épica, crea un grupo de prácticas que te hagan sentir bien y sepas que son sanas para tus cuatro dimensiones, emocional, espiritual, física e intelectual. Y al comienzo de la mañana, entrénalas. Madruga todo lo que sea necesario madrugar para crear tu mañana épica.

Atribución imagen: Kelly Garrigan.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo crear una autodisciplina liberadora: 6 claves

Cómo crear una autodisciplina liberadora: 6 claves

La autodisciplina es la única habilidad núcleo que conozco que puede hacerte ser libre, y eso es de lo más poderoso que existe. No soy el único que lo cree, pregunta a Jocko Willink. Es en estos días cuando siento el poder de la autodisciplina. Ayer fue el último...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.