La clave para todo: los sistemas

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación, Productividad  //  4 Comments

la clave para todo, los sistemasEscribo esto desde un avión. Cuando la asistente de vuelo se acercó a mí, tuve un comentario divertido, ella sonrió y cambió su lenguaje corporal hacia mí. Mientras, observé como otras personas se crispaban o incomodaban con ella, su reacción aquí fue bastante diferente a la que tuvo conmigo. Yo conseguí mi objetivo, las otras personas solo empeoraron la situación. Esto va sobre sistemas.

Cada día soy más consciente de las estructuras y los sistemas. Algunas veces me parece divertido y excitante, otras veces, es frustrante y desesperante.

La regla de los sistemas

Los sistemas existen para eliminar dolores de cabeza y no tener que pensar innecesariamente. Es por eso que hay un sistema. Piensa sobre un examen. Es un sistema. Hay unas pautas marcadas para saber si eres bueno aprendiendo la lección o no. Piensa en conducir. Es un sistema. A nadie le gustaría saltar a la carretera y darse cuenta de que no hay señales, semáforos o líneas en la calzada. Necesitas todo ese set. Necesitas todas las normas y reglas. Esto hace que una gran cantidad de pensamiento sea eliminado.

Consecuencia

Cuando eliminas la cuestión, o la necesidad de repensar lo que haces, retrasamos la posibilidad de que la gente piense creativamente dentro de un sistema. Hay una razón por la cual un cajero de supermercado te repite una y otra vez las mismas palabras, o el recepcionista o el banquero, están entrenados para hacer precisamente eso, si alguien salta el sistema, todo colapsa porque ya no hay un guión, entonces aparecen los problemas. Aunque por otro lado, si ese problema surge, esos mismos sistemas tienden a restringir cómo la persona entrenada pensará dentro del sistema. Consecuencia, inmovilidad. Parálisis. Manos atadas.

Cómo esto te impacta

Bastante a menudo, nos encontramos operando fuera de sistemas, o ignorando que existe uno, o sin la sintaxis apropiada para ejecutar dentro de otros sistemas. Sabemos qué es lo que son. Sabemos los resultados deseados que queremos conseguir. Solo que no sabemos cómo actuar para que el sistema del otro participante obtenga nuestro resultado. Y es ahí cuando falla todo. Esta es la solemne razón por la cual te sugiero que dejes seguir sistemas de otros y crees los tuyos propios, para todo.

Ejemplo: ayer fui al banco. Quería abrir otra cuenta de negocios para IG. La persona nos hizo esperar 30 minutos (me molesta esperar 30 minutos en un lugar donde no hay no hay nadie más para ser atendiendo, está vacío). Entonces nos pidieron “documentos”, como si el término fuera muy claro, muy entendido. No tuve la sintaxis adecuada para entender a la persona. Ella no tuvo la habilidad para hablar fuera del guión y ayudarme a saber qué era todo lo que haría que pudiéramos legar a nuestros objetivos. Marché frustrado 10 minutos más tarde, sin nueva cuenta bancaria.

Interrumpe, hackea, altera, modifica, juega con los sistemas.

El oro en todo esto. Evaluar y ser consciente rápidamente sobre los sistemas que hay a nuestro alrededor y nos impiden llegar a nuestros objetivos, es una gran manera de empezar a cambiarlos por aquellos que sí los cumplen. Tres acciones críticas:

1. Encontrar a alguien libre de sintaxis en sus sistemas.
2. Mimetizar las sintaxis para alcanzar los resultados deseados.
3. Ejecutar, experimentar, evaluar, volver y contrastar con el último intento y de nuevo, ejecutar hasta pulir el sistema.

Todo dependerá de la severidad del sistema, ya sea alterarlo o mimetizarlo, pero el paso tres es obligatorio siempre.

En todos los casos, la seguridad y convicción ayuda. Cuando más actúes con ambos rasgos, más personas te asignarán el valor de la confianza (la merezcas o no). En todos los casos, la empatía ayuda. Cuando te acercas a una meta desde la perspectiva de otra persona, siempre ganas porque habilitas una ruta más rápida hacia el objetivo. Creo que los factores determinantes siempre serán “contexto” y “sintaxis”, bien llevados, crearás el sistema que desees.

Veo muchos profesionales y personas insatisfechos con la manera de hacer lo que hacen porque no se dieron cuenta de que todo depende del tipo de sistema que adoptes, y que siempre hay una alternativa al sistema actual. No hay valor en romper un sistema de tu empresa. Funciona mejor cuando permites que estén enfocados en su sistema, pero tu cambias el tuyo.

Photo credit: Andrew Watt.

Summary
La clave para todo: los sistemas
Article Name
La clave para todo: los sistemas
Description
Interrumpe, hackea, altera, modifica, juega con los sistemas. Los sistemas existen para eliminar dolores de cabeza y no tener que pensar innecesariamente...
Author

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+