El virus de la mediocridad

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  1 Comment

la mediocridad es un virusSi hay algo que todos hemos descubierto en nuestra vida es que las cosas pequeñas bien hechas se convierten en grandes cosas. Cuando te justificas y permites entrar en tu vida aquello que tu intuición te dice que evites, incluso las cosas más pequeñas. Cuando lo permites, el virus de la mediocridad entrar en tu vida. No sabes lo rápido que se extiende a otras áreas.

Cuando añades otra modificación en cualquier sistema, de forma casi simultánea e inmediata, cambias el sistema al completo. Las otras partes de tu sistema empezarán a adaptarse para encajar mejor con los nuevos componentes. Esto sucede en tu estilo de vida, en tu planos, en campañas, en estructuras empresariales, recursos humanos, responsabilidades o comportamientos.

Ir contra tu intuición es un crimen, es permanecer en una silla con un sola pata – y quebrada – con soga atada al cuello. No nos damos cuenta cómo la mediocridad nos vapulea día a día y cómo eso transforma nuestras vidas a algo peor.

No hay un solo problema o indulgencia que pueda ser visto de forma aislada. Ya que todo está conectado, cualquier cosa refleja algo más grande y profundo que está sucediendo. Algunas veces se requiere de un despertar duro e intenso para darnos cuentas de las señales.

Sin embargo, una vez están abiertos nuestros ojos, y estás dispuesto a escuchar tu intuición, todo empieza a ser dolorosamente obvio. Lo has sabido durante tanto tiempo, has vivido contra tu propia esencia. Has trabajado contra tu propia ética, has hecho negocios contra tus propios principios. Has amado sabiendo que era una mentira.

Infectados por la mediocridad

Esa realidad tan enfermiza significa que ya puedes encajar en la mediocridad. Significa que ya puedes convencerte a ti mismo qué es lo que hay. Incluso aunque sepas que el plan será de por vida.

Tus relaciones son peores de lo que solían ser. Bueno, justificado y aceptado.

Tu salud es peor de lo que solía ser. Bueno, justificado y aceptado.

Eres menos productiva que nunca. Vaya. Quedas distraído con más facilidad que nunca. Vaya.

Tu publicidad no convence a nadie. Qué mala suerte.

Tus ideas han perdido el valor y efectividad que solían tener. Bueno, justificado y aceptado.

Te has vuelto trivial, condicionado y segado. Que mala fortuna.

No has descubierto tu talento y nunca lo descubrirás. Bueno, justificado y aceptado.

Tu negocio va a la deriva. Ok, justificado y aceptado.

Debes renunciar a todas las cosas que deseabas. Bueno, justificado y aceptado.

¿En serio?

Tu vida es un jardín. No puedes esconder tus problemas de forma estética. Lo que hay que hacer es buscar la fuente de esa mediocridad y arrancar la raíz.

Es la única forma viable.

El virus de la mediocridad debe ser erradicado, la excelencia es el gran remedio.

Si no lo eliminas, continuará infectando toda tu vida (y las personas de tu alrededor). El núcleo de quién eres como persona morirá de forma lenta y dolorosa.

Atribución imagen: Daniel Lobo.

Summary
El virus de la mediocridad y cómo combatirlo
Article Name
El virus de la mediocridad y cómo combatirlo
Description
Cuando te justificas y permites entrar en tu vida aquello que tu intuición te recomienda no, incluso las cosas más pequeñas. Cuando lo permites, el virus de la mediocridad entrar en tu vida.
Author
IG

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+