Mi experiencia vital sobre el retiro de meditación Vipassana

martes, Oct 31

El retiro de meditación Vipassana ha terminado. Han sido diez días, que han parecido treinta días que ahora, desde afuera, parecen cien. Intenso, demonios si ha sido intenso. Desde que he entrado no he parado de dar bandazos.

Si alguien me pidiera un titular resumido de lo que este curso de Vipassana ha significado para mí, lo tendría bastante claro…

Es una de las experiencias vitales (algunos lo llamarían incluso desafío o prueba) más potentes, reales, profundas, íntimas, conscientes, disciplinadas e incómodas a la que cualquier persona que vive en este siglo, podría enfrentarse a nivel emocional, espiritual, y hasta intelectual y físico.

Diez días. Diez horas al día de meditación de verdad. Cinco de ellos practicando la firme determinación, una técnica basada en no moverse en absoluto durante una hora, mientras meditas, y hacerlo tres veces al día. Diez días aprendiendo pequeñas técnicas para practicar el arte de vivir, la impermanencia y la ecuanumidad en el mundo real. Conociendo conceptos para llevar una vida más completa. Vipassana quiere decir “ver las cosas como son”, nombre que cumple y ejemplifica.

meditación vipassana isra garcia

Esta imagen pertenece al amanecer del último día, el once, día en el que abandonamos el centro Dhamma Sacca situado en Candeleda, Ávila.

Meditación Vipassana en detalle

No me considero lo suficientemente experimentado como para dar lecciones sobre la técnica, conceptos o recomendaciones. Esto lo puedes encontrar explicado en detalle en los siguientes lugares:

Estoy casi seguro que cualquier persona del mundo podría probarlo y entonces descubrir que hay para ellos en esta técnica. ¿Es para ti? No lo sé.

Meditación Vipassana: mi experiencia vital

Es curioso, pero la filosofía de Vipassana, ligada a Gautama Buddha, tiene mucho que ver con la filosofía Estoica. Ambas giran en torno a la impermanencia, la reacción como el gran mal, la ansias y las aversiones como los mayores enemigos. Como pilar, la ecuanimidad, la palabra clave de la meditación Vipassana. Y en cierta parte del estoicismo, la austeridad, la neutralidad, la ausencia de entusiasmo o tristeza, placer o dolor.

Como decía, iba a enfrentarme a mi mayor miedo consciente, y así ha sido. Esto y el resto de mi experiencia personal, la explico en este vídeo que he grabado para poder transmitir lo que siento y cómo lo siento después de acabar el retiro…

Seguimos bailando.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Un descanso para el alma

Un descanso para el alma

Ese es el paso que voy a dar hoy... Ayer, en una reunión con unos amigos, me preguntaban por qué voy a desconectar durante un mes de redes sociales y otras plataformas digitales. No supe encontrar una respuesta, dije “no sé, no tengo por qué tener una razón". En otra...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.