Pura disciplina

domingo, Feb 28

Estoy en Santa Teresa, un paraíso, y algo parecido a Tulum, porque escucho a demasiadas personas decir “si crees en ello con la suficiente fuerza, entonces puedes conseguirlo”, y el problema con esta creencia es que estamos dejando fuera la parte más importante de la ecuación. Y esa parte es: trabajar. Acción. Hacer algo. Moverte hacia lo incómodo. Eso es lo único que debes hacer para alcanzar cualquier cosa. Pura disciplina.

Sí, hay que creer en lo que haces, pero no puedes olvidar hacer el trabajo que importa.

pura disciplina

Si quieres alcanzar algo, tienes que pagar un precio por ello. Incluso si no quieres hacer nada, no tienes objetivos oquieres quedarte donde estás, vas a tener que pagar por ello también.

Creer importa cuando lo atas a la cantidad de trabajo que puedes emplear para convertirlo en realidad.

¿Eres capaz de hacer algo aunque duela y sufras sabiendo que es aquello que crees? 

La mayoría abandonan cuando el dolor se vuelve algo agudo, ni siquiera abandonan cuando la dolencia es insoportable, lo cual sería un poco más comprensible. Y todo porque algo duele tanto que no merece la pena pasar por ahí, entonces ¿cómo quieres llegar a sacar todo lo increíble que hay en ti para vivir esta corta vida que se te ha concedido?

Hay muchos días cuando me levanto que no quiero hacer demasiado, pero entonces me doy cuenta de que eso es mentira, es solo un pensamiento al cual le doy la importancia que quiero darle.

Haz lo que necesitas hacer

La mayoría de los días no querrás hacer lo que necesitas hacer, pero cuando llegas al punto que lo haces de igual manera, te armas como un titán para llegar donde sea.

Hay cosas que sabes que pican pero son necesarias, hazlas, tú lo sabes. No necesitas que venga con una lista interminable de esas cosas como hago habitualmente para que lo puedas ver, tú lo sabes, no estás tan perdido.

¿Y las cosas que sabes que te envían a la miseria y a la desidia? No las hagas, que también sabes cuáles son.

Haz una lista de esas cosas que debes hacer y no debes hacer, y cuando despiertes, empieza haciendo las más importantes y dejando de hacer las más perjudiciales. Simple. Sexi, pero no fácil, porque nadie lo hará por ti.

En otras palabras, pura disciplina.

Atribución imagen: Jurgen Appelo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hoy empieza la Gran Victoria, la victoria de ser libre. Decir adiós es tan importante como decir hola. Cerrar es tan esencial como abrir. Acabar es tan crítico como empezar. Irse es tan vital como llegar. El último paso es tan decisivo como el primero. Morir es tan...

leer más
Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

El jueves tuvo la conferencia online de despedida sobre La Gran Victoria, 700 personas inscritas y alrededor de 150 personas que participaron durante más de tres horas en una de las exposiciones más especiales de mi vida. Un encuentro que empezó con una pequeña...

leer más
Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Porque ese es el truco, es solo entrenamiento, nunca dejar de entrenar, ese es el atajo: Mientras otros duermen, nosotros estamos experimentando. Mientras otros comen, nosotros intentamos cosas nuevas. Mientras otros ven series, nosotros probamos cosas improbables....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto