Tic, toc, tic, toc

viernes, Ago 23

Se acaba el tiempo.

Esto es lo que tienes entre tus manos, un disparo, una bala, y ya está. Porque al final acabarás como el resto, incinerado y esparcido en algún lugar, o enterrado en el cementerio.

No hay forma alguna de que hagas que el tic-toc del reloj pare de contar.

Tic, toc.

Se acaba el tiempo

La cuenta atrás no se va a detener por nada en el mundo. Los días son finitos, como los años, como la vida misma.

Hay personas que llegarán a los 32.850 días (90 años), algunas a los 36.500 días (100 años), otros vivirán 21.900 (60 años), incluso otros pocos llegarán a mucho menos: 7.665, 12.755 o 17.155. En mi caso, voy por 13.432 días y sigo contando, pero no sé hasta cuando. ¿Y tú, sabes cuándo acabará tu vida?

Muy seguramente, la respuesta es no.

Se acaba el tiempo

Lo que sí sabemos, es que un día todo acabará.

Para ti, que estás aquí y estás leyendo esto… Vuelve al camino que debes andar, vuelve a vivir, vuelve a sentirte vivo, vuelve a empujar, vuelve a lanzarte, vuelve a arriesgar, vuelve a perseguir el miedo, vuelve a intentar, vuelve a fracasar, vuelve a hacer lo que no se espera de ti. Y vuelve a maravillarte, vuelve a sonreír, vuelve a amar-te, vuelve a descubrirte.

Vuelve ahora.

Y si no has vuelto porque no has llegado todavía, entonces es el momento de empezar y no detenerte ni un segundo más. El tiempo de perder el tiempo se acaba aquí, ahora mismo. Empieza una nueva etapa, la de hacer que cada segundo cuente.

No luches contra el tiempo, fluye con él. Acompaña cada minuto que pasa con lo mejor de ti, hazlo con todo lo que tienes, porque es todo lo que tienes.

Cuánto más pronto entres al juego, y vuelvas a él cuando te quedes fuera (porque te saldrás), mejor vida podrás llevar.

Más sana y rica.

Más fuerte e inteligente.

Mejor.

Corre, porque se acaba el tiempo.

Atribución imagen: Holguer Prothmann.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Escuela de Estoicismo Moderno (el libro)

Escuela de Estoicismo Moderno (el libro)

¿Cómo podemos prepararnos para todo lo que no esperamos? Utilizando la visualización negativa de los estoicos. ¿Cómo podemos meditar sobre nuestras acciones cada día de forma que ganemos autoconciencia, empatía, virtud y sabiduría? Llevando a cabo algunas de las...

leer más
Los auto-recordatorios estoicos y su impacto en lo cotidiano

Los auto-recordatorios estoicos y su impacto en lo cotidiano

Cuando le digo a alguien que “no me quejo” o que “me encuentro ni bien ni mal”, o que “así sea”, “genial”, “no era para mí” o “la fortuna ha jugado sus cartas”. Todos ellos no son más que pequeños auto-recordatorios de algunas de las lecciones más importantes que me...

leer más
“No tengo una opinión para eso”

“No tengo una opinión para eso”

Los estoicos veían las opiniones como una fuente de miseria, por eso la mayoría practicaban el "no tengo una opinión". Es lo que toma una situación y la hace buena, mala, equivocada, injusta, esencial, merecida o intolerable. Es también lo que convierte en problemas...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.