Sí y…

Quizá no eras el más talentoso del grupo. Sí y eso te ayudó a entender el fallo como un instrumento de mejora.

Entraste en bancarrota. Sí y eso afinó aún mejor tu olfato en los próximos negocios que emprendiste.

Sí y

Quizá tu proyecto no sea el mejor. Sí y eso ha hecho que sea más consistente, coherente y detallado.

Fuiste dejado en ridículo ante toda una audiencia. Sí y no temblaste, ni entraste en pánico al admitirlo y al dar un paso al frente para defender tus ideales.

Probablemente tu pareja te dejó por otra persona. Sí y eso te ha convertido en una personas que se conoce mucho más profundamente.

Tienes grandes defectos. Sí y trabajas a diario para convertirlos en fortalezas.

Es posible que no tengas mucha suerte. Sí y eso ha conseguido animarte a que salieras ahí fuera y la crearas por ti mismo.

Nunca acabaste la universidad. Sí y aprendiste a qué sabe el trabajo que empieza desde abajo y suba hacia arriba, a lo alto.

Con todo pronóstico, nadie te eligió, ni siquiera al juego del conejo de la suerte en el colegio. Sí y eso fue la razón por la cual no has necesitado nunca más permiso ni re-afirmación de nadie para cambiar las cosas.

Eres disléxico. Sí y superas tu incapacidad con cada párrafo que lees y artículo que escribes, mejoras y creces a un ritmo considerablemente superior al resto.

Siempre habrá alguien mejor que tú en tu trabajo. Sí y nadie será nunca como tú.

No es “ok” permitir que cualquier cosa sea utilizada como una excusa.

Photo credit: John Russell.

  • Francesc Segarra Boza

    Siempre intentamos buscar esas excusas en un pasado menos afortunado que el de otros. Cuando prescindes de la validación externa, ganas libertad para usar tus “carencias” como propulsores.

  • Cambiar “pero” por “sí y” en nuestro vocabulario podría ser el primer paso para ganar esa pro-actividad.

  • Christian Bolaños

    Isra, llegue a tu blog después de ver un video tuyo de una conferencia en TED, me gusto mucho. Estoy leyendo tu blog y que buenos artículos tienes, de verdad creo que hay material para aprovechar aquí. Por otro lado me dí cuenta que trabajas con Juan Merodio y ahora que caigo en cuenta estuve sentado al lado tuyo mientras él impartía una conferencia acerca de Big Data en Bogotá el año pasado, lastima no haber sabido quien eras tu antes o hubiera aprovechado la oportunidad para conocerte. Como estamos en el mismo medio espero hablar contigo pronto. Un saludo

  • Me alegro de que resuene Christian. La utilidad es el propósito.

    Sí recuerdo ese evento, ya ves, no existe un mapa.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+