Menu
Browsing articles tagged with "trabajo importante archivos - Página 2 de 2 - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Sep
29

Qué significa realmente hacer el trabajo que importa

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Liderazgo  //  2 Comments

qué es realmente hacer el trabajo que importaCasi nunca tiene nada que ver con el dinero, si no sobre encontrar el trabajo con significado. El trabajo que importa.

Incluso si no eres un filósofo, probablemente has trabajado en cosas que non tienen significado alguno, a menos que tú se lo atribuyas. El trabajo no es una excepción.

Es fácil convencernos a nosotros mismos de que nuestras carreras profesionales son inherentemente significativas. tanto que el lenguaje ha cambiado desde engagement a implicado, innovación a start-up, propósito a llamada. Todo esto sugiere que nuestro trabajo tiene la capacidad de completar nuestras más profundas necesidades, ¿realmente? ¿Deberías sentirte culpable si tu trabajo no te recompensa? ¿Debería cada trabajo proporcionarte un gran sentido del propósito? Para responder a estas preguntas y otras, considera estos seis hechos:

Requiere auto-consciencia

Como casi todas las cosas que merecen la pena, encontrar esa clase de trabajo requiere auto-consciencia por tu parte. Pide que seas elocuente con el impacto del trabajo en tu persona y en la de todas las personas que tienes la oportunidad de tocar con él. Además de prestar mucha atención a cómo y en qué acciones reside esa esencial que buscas.

El mismo trabajo puede tener significado o no

Un trabajador podría encontrar significado a su trabajo si el mismo les ayuda a conseguir objetivos a largo plazo, si las tareas encajan con su set de habilidades e intereses, y si los objetivos son congruentes con sus objetivos de vida y necesidades y valores núcleo.

Mucho como en una relación romántica, puede que una parte encuentre significado y se sienta plena, la otra parte puede que no. En las profesiones puede pasar igual, ya que están basadas en la creencia fundamental de las aspiraciones. Si tu objetivo es ayudar a otros, las carreras comerciales te harán sentir vacío. Si tu ambición es aprender cosas y potenciar tu curiosidad, trabajo estructurados y repetitivos te frustrarán. Y si tu mayor interés es trabajar con otros odiarás los puestos que son solitarios o independientes.

Apenas es sobre la paga mensual

Esto no es nuevo, los sociólogos ya lo decían en los años 50 hacia delante, el deseo de trabajo y ser productivo no desaparece después de que las necesidades financieras desaparecen. Esto es la razón por la cual la correlación entre satisfacción en el trabajo y paga es casi de cero, y la razón por la cual profesionales no tan bien pagados como artistas son, frecuentemente, más felices con su trabajo que los sobrepasados abogados, banqueros o médicos.

No digo que el dinero no motive, Yo trabajé en un proyecto hace año solamente por una gran cantidad de todo ello. Entonces lo hace, pero solo porque la habilidad de mejorar el status o libertad de una persona. Mucha gente tomaría un extra de 5% si sus colegas obtienen cero, más que un 10% si sus colegas obtienen un 30%. Y los efectos de la felicidad económica tienden a bajar después de que se alcanza un salario moderado. No contribuye a lo que es el trabajo que importa.

El falso engagement es una trampa mortal

En esta pasada década ha habido cambios sin precedentes en las organizaciones, pero esto ha creado una forma de engagement que no es real, los empleados lo saben y huyen de el. Es una especie de estrategia de marketing aplicada a las personas, cuando lo único que se pretende es que los trabajadores sean más productivos.

Solo porque preguntes a alguien cómo está y que le preocupa no significa que te importe verdaderamente, o que tengas la voluntad necesaria para hacerlos sentir mejor.

Significado viene de personas

Nuestras interacciones con colegas son un proveedor clave del significado en el trabajo. Será difícil de encontrar propósito en tu trabajo si vas a la tuya sin interactuar con gente interesante que se preocupa por ti. Esto es el por qué incluso en esta era tecnológica, las relaciones humanas son esenciales. La mayoría de las personas no quieren solo un trabajo, sino también sentir que pertenecen y contribuyen al total. Esto forma parte de lo que significa el trabajo que importa.

El trabajo que importa (significante) empieza haciéndose

Exacto, si no identificas que podría ser aquello que importa en tu vida y en la que de los que te importan, para luego llevarlo a acabo, nunca encontrarás ese significado profesional que tanto completa a las personas.

Esto es tan importante porque cuanto más probable sea que disfrutes tu trabajo (y vida) y pienses que tu profesión (y vida) tiene significado, más probable es que seas feliz. Eso es el trabajo que importa.

Photo credit: Christopher.

Jun
28

Cómo llegar al éxito

resultadosHaz aquello que sabes hacer durante más de 8 años sin parar de mejorar los propios resultados del trabajo que una y otra vez produces. Rinde cuentas a la excelencia durante todo este tiempo y por el camino cuenta (o comunica) el viaje que estás viviendo. Fracasos, resultados, teorías, prácticas, logros, vulnerabilidad, aprendizajes, reflexiones, impresiones, colisiones, riesgos.

Trabaja de manera implacable, piensa que lo que vas a hacer tendrá efecto dentro de 4 años y vas a tener que trabajar el resto de tu vida en ello, día y noche, 10.000 horas + 500 noches sin dormir. Si todavía quieres continuar, eso es exactamente lo que marcará la diferencia. Dicho de otra manera, haz lo que haces de manera sobrecogedora durante 7-10 años. Sé hacer lo que mejor sé hacer, trabajar por cambiar el resultado.

Este es el proceso que he ido utilizando y perfeccionando hasta conducir la mayor parte de mi vida profesional, lo he aplicado en mi blog, mis conferencias y mi trabajo como consejero, y de momento funciona. Ser implacable en aquello que realmente te importa… Empujar hasta crear el cambio que deseas ver, es lo único que hace que marques la diferencia. No hay atajos.

Si te trazas una meta, el asunto es que llegues hasta el final y que en ese trayecto tengas la capacidad de dar el 1oo por ciento siempre. Luego, cuando vengas los resultados de tu entrega es que sabrás que habrá valido la pena todo ese esfuerzo, todas esas noches sin dormir, todos esas fiestas a las que no asististe. Se verá, finalmente, premiado el camino del esfuerzo que has venido transitando.

Te invito a que trabajes por ser la mejor versión de ti mismo y extiendas esa visión a cada aspecto de tu vida, a cada plan que te hayas trazado. Es hora del cambio, de sobresalir de ti mismo y hacer las cosas que realmente importan. No te detengas.

Photo credit: Eva Renaldi.

Abr
25

Aprieta el culo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Cambio, Habilidades  //  2 Comments
  • Cuando tengas que lanzar un proyecto.
  • Cuando quieras que algo funcione.
  • Cuando te sientas exitoso.
  • Cuando sientas que vas por detrás de tu competencia.
  • Cuando nadie de un euro por ti.
  • Cuando el resultado no sea sobresaliente.
  • Cuando intentes algo.
  • Cuando alguien confíe en ti.
  • Cuando sientas que estás a la cabeza, liderando.
  • Cuando tus compañeros trabajen incesantemente.
  • Cuando estés bloqueado (o paralizado)
  • Cuando estés a punto de cumplir un “deadline”.
  • Cuando pruebes el sabor del asfalto.
  • Cuando sientas el miedo en la nuca.
  • Cuando trabajes en un ambiente hostil.
  • Cuando tu equipo o departamento no empuje lo suficiente.
  • Cuando no tengas tiempo para hacer las cosas.
  • Cuando la vida te de un bofetada.
  • Cuando la atención y confianza esté depositada en ti.
  • Cuando obtengas la oportunidad que habías demandado con insistencia.
  • Cuando tengas que ayudar a alguien.
  • Cuando la situación te sobrepase.
  • Cuando digas “yo haré esto” o “es cosa mía”.
  • Cuando las expectativas estén por las nubes.

No es posible obtener el mejor resultado posible si solo inviertes una parte de tu atrevimiento, energía y pasión en ello. Las personas que aprietan el culo siempre estarán varios kilómetros por delante de ti.

Todos los aparentes obstáculos que se te presentan en el camino, no son más que motivaciones que te impulsa a seguir adelante. No podrás seguir adelante si no aprietas el culo, si no te exiges más a ti mismo de lo que nunca te has atrevido a exigirte. Es hora del cambio, de empujar hasta conseguilo… De realmente hacer que valga la pena todo el tiempo que has esperado.

Las personas que lo consiguen, aprietan el culo hasta que sucede… Hasta que comienzan a ver verdaderos resultados que se alinean con sus visualizaciones más profundas. Atrévete a hacerlo diferente, a romper el patrón y el molde con el que está diseñada la mayor parte de quienes componen esta sociedad.

resultado

Photo credit: Francisco Medina Matito.

Feb
3

Cómo trabajar inteligentemente

By Isra Garcia  //  Innovación, Productividad, Táctica  //  11 Comments

haz el trabajo inteligenteA pesar de tu profesión, orígenes o ubicación geográfica, hay un lenguaje que es siempre el mismo, y es el lenguaje del progreso. Sí, el progreso llega en la mayoría de ocasiones de el trabajo duro, pero en ocasiones esto mismo no es suficiente. Necesitas hacer lo que se conoce como el trabajo inteligente.

El trabajo inteligente

Para alcanzar el resultado deseado, cada uno de nosotros debemos encontrar maneras de trabajar inteligentemente. Esto mismo requiere una combinación de pensamiento crítico, hábitos, disciplina y técnicas que podemos emplear para lograr un progreso continuo.

Aquí hay algunas técnicas que son útiles para encontrar el trabajo inteligente…

Evalúa todo lo que necesita ser hecho por ti

¿Recuerdas la campana de Gaus? Aquí aplica igual, el 80% de lo que obtienes proviene del 20% de tus esfuerzos. Identifica que 20% es el más valioso, una vez hayas hecho esto, enfoca tu tiempo y energía en esa dirección que crea el progreso.

Esto es posible seleccionando los indicadores de éxito adecuados que manejan tus actividades. Es necesario crear tareas con las que poder lograr gran impacto. Aquí tres fundamentos para evaluar el potencial de impacto:

1. Examina detenidamente tu estrategia y métodos desde la perspectiva de tu situación particular.

2. Articula y analiza el impacto de tu trabajo en ti mismo, tu equipo, socios y clientes.

3. Evalúa tu propia habilidad de ejecutar, centrándote en la estructura de tus activos y capacidades.

Aumenta los objetivos a corto plazo, reduce aquellos a largo

Esto se consigue dividiendo los objetivos a largo plazo en bastantes objetivos a corto plazo. Imagina que quieres dar la vuelta al mundo en tres años, ¿dónde te gustaría estar el año que viene?

Digamos que quieres crear una empresa, con un producto diferenciado. Tu objetivo a un año sería desarrollar, comercializar y analizar las ofertas del mercado. Tus primeros 30 días deberían estar enfocados a definir el propósito, audiencia y uso del producto.

Es posible trabajar en una multitud de proyectos con una gran variedad de objetivos, la clave está en dividirlos en micro-objetivos que puedas cumplir cada día y que no te lleven más de 30 minutos o 1 hora para completarlos. Cuando el micro-objetivo requiere más tiempo, lo divido en bloques de 90 minutos, tiempo máximo de enfoque intenso en algo (ritmos ultraradianos). Limita los proyectos, negocios o tu profesión a objetivos limitados con resultados medibles, eso te permitirá no quedar sobrecogido por el trabajo.

Aprovecha tu ciclo

Conozco a personas como Josef, Juan, Oscar y Aitor que son más productivos por las mañanas que por las tardes o noches. En cambio otros como Enrico, Diego o yo mismo, trabajamos mejor por la tarde – noche. La mejor manera de trabajar inteligentemente es aprender cual es tu ciclo. Examina que horas son aquellas que completas más tareas. De la misma manera que aquellas horas en las que solo piensas en descansar, hacer deporte, leer o escuchar música.

En mi caso, no acepto llamadas de teléfono o reuniones hasta después de las 11:00 a.m., sencillamente porque desde que me levanto – sobre las 8 a.m. o 9 a.m. Hasta esa hora en la que conecto con el mundo. Quiero desconexión, calma, serenidad y paz, pensar en cosas que nada tienen que ver con el trabajo. Meditar, incluso hacer deporte. Esta pequeña desconexión forma parte de mi ciclo y me proporciona el suficiente flow. Suficiente como para dar lo mejor mí durante más de 12 horas seguidas. Sin parar ni siquiera a comer o cenar si fuera necesario. Proyectos, decisiones, tareas, entrenamientos, eventos o cualquier otra cosa. Eso sí, cuando estoy realmente enfocado en algo, tomo un tiempo después para descansar y pasar a la siguiente tarea. 90 minutos de esfuerzo, recuerda.

Mi pico de productividad ocurre entre las 17h y 22:30h. Aquí no suelo prestar atención a la bandeja de entrada del email, tampoco a Twitter u otras plataformas sociales.

Optimiza y automatiza

Crea, modifica, optimiza y automatiza

De los cuatro pasos optimizar es el que potencia el trabajo inteligente. Optimizar implica la creación de una versión sostenible de tus activos. Por ejemplo, cuando pasamos una propuesta para una conferencia, ese esquema completo; título y descripción, programa, objetivos y audiencia y sus contenidos, van a una carpeta en Evernote para volver a utilizarlo ante una situación similar. Lo mismo ocurre con publicaciones en mi blog, eventualmente se convierten en presentación-conferencia o viceversa. Incluso emails internos con reflexiones entre equipo, colaboradores o partners no sólo han producido algunas de esas publicaciones, sino presentaciones e incluso proyectos o sistemas con los que actualmente trabajo.

Sobre la automatización, cuando sea para mejorar tu productividad en tareas repetitivas, como por ejemplo: el envío cada 15 días del boletín semanal a tus clientes, comprobar el estado de tu marca en Internet monitorizando menciones en social media o realizar pagos y cobros a finales de mes. Entonces la automatización puede ser un gran método organizacional y personal para trabajar inteligentemente. Imagina que debes estar creando conversaciones con prescriptores online, repetidamente, diariamente, es más inteligente crear un sistema de calendarización con horas, canales y mensajes que hacerlo cuando te acuerdes.

Disciplina, constancia y curiosidad

Son los últimos elementos que considero para pulir el trabajo y convertirlo en inteligente. Siempre que llega una nueva tarea, un nuevo objetivo o proyecto, lo primero que hago es intentar los sistemas de trabajo inteligente que ya he creado, plantillas, listas de prioridades, disección de objetivos, asignación de recursos y personas, timing, etc.

La disciplina es imprescindible para lograr que estos sistemas inteligentes funcionen, si empiezas con la práctica de no mantener reuniones de más de 25 minutos, adquiere el compromiso sea cual sea la circunstancia. La constancia creará el resultado, cualquiera que sea el sistema inteligente que tratas de implantar, practícalo durante más de 60 días, es la única manera de valorar si merece la pena o no. Y la curiosidad te ayudará a buscar recursos como el que ahora estás leyendo para mejorar tu trabajo inteligente, un método disruptivo a tu alcance.

Bonus: aquí un sistema para crear el trabajo inteligente.

Photo credit: Judit Klein.

Dic
12

Cómo volverte serio con tu trabajo y empezar a obtener resultados

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Equipar  //  3 Comments

como hacer el trabajo serio y obtener resultadosAquí tienes 6 atajos que te ayudarán a mejorar la calidad, alcance e impacto de tu trabajo, te acercarán a un umbral más profesional y posiblemente producirán un resultado más que aceptable. 6 mini-estrategias para obtener resultados en tu trabajo.

Cómo obtener resultados

1. Planificación inmediata: idealmente, planifica tus tareas, proyectos y reuniones con poco tiempo de espacio. Es decir, de un día para otro, cuando todo cambia constantemente a una velocidad vertiginosa. Planificar tu agenda de trabajo a un mes vista puede ser no tan efectivo como solía ser antes. Esta es mi agenda, cambia diariamente y me permite ser altamente flexible al mismo tiempo que productivo.

Nota: esto no incluye viajes y eventos extraordinarios, esto se reduce únicamente a eventos diarios.

2. Tómatelo de manera personal. Porque lo es, las personas quieren conectar contigo, reunirse contigo, trabajar contigo, colaborar contigo, esto implica dedicar tiempo a otras personas. Si dedicas demasiado tiempo a otras personas, te quedarás sin tiempo para ti y acabarás frustrado, el juego habrá acabado. Fija una serie de personas con las que deseas, quieres y necesitas conectar, dedicar tiempo, cuidad y mimar para que tanto su trabajo como el tuyo (personal y profesional) se culmine. Las que queden fuera de esa lista, hay dos opciones: primera, ser contundente y claro con tus intenciones al decirles que no entran en tus planes, o segunda, silbar y mirar hacia otro lado. La primera opción y tomarlo de manera personal, es algo que Nando hace de manera excepcional.

3. Toca emocionalmente. Las personas quieren sentir lo que sientes al trabajar, quieren ser emocionadas con el resultado de tu trabajo, con lo que escribes, con lo que cuentas en tu charla, el mensaje que tu marca de ropa transmite o con la comida que sirves. Convierte tu trabajo en una plataforma para transmitir un mensaje humano, íntimo y genuino. Religion es un claro ejemplo.

4. Evita la repetición de tareas que no te apasionen. Cuidado con el tipo de tareas que realizas. Escribir posts todos los días, 7 veces por semana, durante 365 días al año durante tres años seguidos podría ser algo repetitivo y cansino. En cierto punto, muchos abandonan, la clave para continuar es la pasión por lo que haces. No creo que Guy Kawasaki envíe un centenar de tweets al día que poco tienen que ver con su profesión real sólo por negocio.

5. Aprende de tu vida. Buscas conocimiento en masters, universidades, cursos sofisticados y en eventos con “roockstars”. Cuando en realidad el mejor conocimiento y experiencia lo tienes ahí, frente a tu nariz. Tus defectos, errores más comprometidos, auditorías para clientes de industrias que nunca antes habíais explorado. Planes de trabajo complejos, conversaciones intensas con personas que te inspiran o soluciones a problemas que parecían insalvables. Cuanto más personal es lo que haces, mayor es el aprendizaje.

6. Conecta dimensiones. Es posible que seas realmente bueno trabajando, tus jefes estén contentos con tu rendimiento. O si eres autónomo llegues a ganar lo suficiente como para que los impuestos de esta sociedad destartalada no te coman. Entregues los informes de resultados satisfactorios y a tiempo, completes todas las tareas antes de acabar al día y hasta seas reconocido por ser un gran trabajador. Esto es maravilloso. ¿Y luego? ¿Qué sucede después del trabajo? ¿Estás lo suficiente absorbido por tu trabajo que cuando lo desempeñas no hay diversión, humor, perspicacia y alineamiento con tu vida fuera de él? Cuando llevas las experiencias vitales al trabajo y viceversa. Entonces produces un resultado más chocante. Esto te lleva a otro capítulo del libro.

Serio no significa formal, formal no significa correcto. Correcto no significa adecuado. Adecuado no significa completo y completo no significa excepcional. Obtener resultados viene con esta regla.

Photo credit: Bill Abbott.

Nov
24

Cómo hacer un mejor trabajo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades, Productividad  //  2 Comments

Hacer un mejor trabajo es importante. El trabajo que haces precisamente podría ser el trabajo que marca la diferencia, si es así ¿Podrías mejorarlo?

  • Apaga el whatsapp.
  • Puedes ser multi-task, pero haciéndolo bien en cada tarea, asigna un protocolo de qué es excelencia y qué no y cúmplelo.
  • Designa un tiempo a las llamadas de teléfono, utiliza el tiempo que empleas en conmutar.
  • Cuando utilices social media hazlo bajo un una marca de tiempo y también de objetivos y acciones a realizar, hazlo exacto y no divagues o estarás muerto.
  • Si vas a establecer una reunión deja claro que vas a ir al grano, estipula los objetivos a cumplir con la reunión y no salgas de ahí.
  • Para hacer un mejor trabajo, dibuja en una pizarra una línea del tiempo y fija cada día un objetivo tangible que vas a conseguir: obtener 10 nuevos lectores, 1 venta de webinar a un asistente o 50 descargas de podcast.
  • Networking: hazlo con la persona que quieres hacer negocio y no al contrario, sé proactivo, no reactivo.
  • Especialízate, busca micro-segmentos, toma micro-decisiones y establece micro-objetivos, permanece “micro”. Esto te dará una movilidad superior al resto y ganarás en agilidad.

como hacer un mejor trabajo

  • Haz muchas cosas diferentes y aprende tres cosas que te ayuden en tu profesión de cada una.
  • Qué los 200 fans de tu página oficial en Facebook sean tus clientes, aquí tienes un reto.
  • Una vez al mes examina todo el trabajo que realizas y entonces córtalo por la mitad. Es decir, reduce el número de tareas por la mitad, quédate sólo con la mitad que importa.
  • Busca negocios escalables: webinars, ebooks, vídeo-aprendizajes, consultorías online, plantillas de productividad o widgets para blogs.
  • Conversa con tus clientes de vez en cuando, búscales en Internet y pregúntales sobre su última experiencia de servicio en tu hotel, habla sobre cómo estaba la paella que le sirvieron el pasado domingo en tu restaurante o si ha tenido alguna complicación para montar el conjunto de mesa y sillas que compró. No esperes a que venga a ti, anticípate.
  • Sugiere a tu cliente que es lo qué puede hacer con tu producto antes de que lo compre, después enséñale a usarlo, si no sabe.
  • Apalanca tu pasión: si te gusta Warhammer, encuentra a alguien también apasionado por ello y que haga buen marketing, diseño, distribución y comercialización y crea tu idea de negocio alrededor de ello. Así podrías hacer un mejor trabajo.
  • Aprende a comunicar el mensaje sobre ti, véndete sin venderte.
  • Posiciónate como algo poco convencional, para llegar ahí tendrás que demostrarlo. La parte vital aquí es trabajar para una comunidad rara y dar exactamente lo que te piden en mayor proporción que lo que ellos te ofrecen.

Para mejorar primero hay que fallar, ¿Preparado para caer primero al vacío y luego destacar?

Photo credit: Justin Barton.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+