Dejando atrás lo que ya no sirve

lunes, Feb 13

El trabajo como antes era concebido no era más que algo masivo, sistemático y productivo. Eso es porque el objetivo era producir lo más barato, suficientemente bueno y rápido posible. Todo giraba entorno a esta idea. El trabajo administrativo necesitaba estar cerca de la línea de productividad, de esa forma la gerencia podría seguir el proceso.  El trabajo de oficina.

Problemas

157 años más tarde, ¿por qué trabajar en un mismo espacio físico?

1. Es donde está la fuerza de trabajo.

2. Allí están los ítems que necesito para trabajar.

3. Mi jefe necesita seguir mi rendimiento profesional.

4. Hay reuniones que atender, hay llamadas que hacer.

5. Es como ha venido haciéndose hasta ahora ¿quién soy yo para cuestionar lo contrario?

6. Las personas con las cuales formo equipo están allí todo el día.

7. Necesito algún lugar donde ir, mi casa no parece un lugar apropiado.

8. He estado preparándome toda una vida para esto.

Sin embargo…

Soluciones

1. Si tienes un ordenador portátil, ya tienes la fuerza de trabajo contigo, vayas donde vayas.

2. Si haces tu trabajo con un teclado y un ratón, los ítems que necesitas están dentro de tu ordenador portátil, no en la oficina.

3. Tu jefe puede seguir tu rendimiento profesional de forma remota.

4. ¿Cuantas reuniones son importantes? ¿Qué pasaría si no fueras a la mayoría de ellas?

5. En un momento de incertidumbre y posibilidad como este, podría ser el mejor momento para cuestionar y cambiar todo.

6. ¿Con cuanta gente colaboras codo con codo en toda la oficina?

7. Pues ve a otro lugar: cafetería, parque, museo, biblioteca, no es necesario que sea la oficina.

8. Había comprado una ganga de futuro que salió defectuoso.

Fuera trabajo de oficina

Si empezaremos de nuevo con lo que nos ha traído aquí (masificación, intrusismo, industrialización, indoctrinación, productividad y mediocridad), es inconcebible que pagarámos en tiempo / renta / desplazamientos / labor emocional el coste de lo que todo ello nos está costando.

Cuando necesites mantener una reunión, mantén una reunión. cuando necesites colaborar, colabora. El resto del tiempo, haz el trabajo que importa, donde te apetezca.

El aumento en velocidad, productividad y felicidad es superlativo. Los puntos que fallan son el 7 y el 8, algún lugar donde ir y he entrenado mucho para esto. Una vez que solucionemos estos dos puntos, la oficina está muerta. El trabajo de oficina habrá casi desaparecido.

Photo credit: Craige Moore.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

El Gran Día Ultraproductivo – Curso de Alto Impacto

El Gran Día Ultraproductivo – Curso de Alto Impacto

Tenemos 24 horas, 1.440, minutos, 86.400 segundos, y lo que hacemos con cada hora, cada segundo, es la clave para vivir una vida bien aprovechada. Por eso el saber cómo crear tu Gran Día Ultraproductivo es algo que todos podemos y deberíamos practicar y entrenar,...

leer más
Ve a por la acción

Ve a por la acción

Si algo propulsa la Ultraproductividad es crear movimiento, y para eso necesitamos acción; acción cuando trabajas, cuando produces y cuando vives. Acción ante lo desconocido. Acción ante el miedo. Acción ante la duda. Acción ante el trabajo repetitivo. Acción ante la...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.