Dejando atrás lo que ya no sirve

lunes, Feb 13

El trabajo como antes era concebido no era más que algo masivo, sistemático y productivo. Eso es porque el objetivo era producir lo más barato, suficientemente bueno y rápido posible. Todo giraba entorno a esta idea. El trabajo administrativo necesitaba estar cerca de la línea de productividad, de esa forma la gerencia podría seguir el proceso.  El trabajo de oficina.

Problemas

157 años más tarde, ¿por qué trabajar en un mismo espacio físico?

1. Es donde está la fuerza de trabajo.

2. Allí están los ítems que necesito para trabajar.

3. Mi jefe necesita seguir mi rendimiento profesional.

4. Hay reuniones que atender, hay llamadas que hacer.

5. Es como ha venido haciéndose hasta ahora ¿quién soy yo para cuestionar lo contrario?

6. Las personas con las cuales formo equipo están allí todo el día.

7. Necesito algún lugar donde ir, mi casa no parece un lugar apropiado.

8. He estado preparándome toda una vida para esto.

Sin embargo…

Soluciones

1. Si tienes un ordenador portátil, ya tienes la fuerza de trabajo contigo, vayas donde vayas.

2. Si haces tu trabajo con un teclado y un ratón, los ítems que necesitas están dentro de tu ordenador portátil, no en la oficina.

3. Tu jefe puede seguir tu rendimiento profesional de forma remota.

4. ¿Cuantas reuniones son importantes? ¿Qué pasaría si no fueras a la mayoría de ellas?

5. En un momento de incertidumbre y posibilidad como este, podría ser el mejor momento para cuestionar y cambiar todo.

6. ¿Con cuanta gente colaboras codo con codo en toda la oficina?

7. Pues ve a otro lugar: cafetería, parque, museo, biblioteca, no es necesario que sea la oficina.

8. Había comprado una ganga de futuro que salió defectuoso.

Fuera trabajo de oficina

Si empezaremos de nuevo con lo que nos ha traído aquí (masificación, intrusismo, industrialización, indoctrinación, productividad y mediocridad), es inconcebible que pagarámos en tiempo / renta / desplazamientos / labor emocional el coste de lo que todo ello nos está costando.

Cuando necesites mantener una reunión, mantén una reunión. cuando necesites colaborar, colabora. El resto del tiempo, haz el trabajo que importa, donde te apetezca.

El aumento en velocidad, productividad y felicidad es superlativo. Los puntos que fallan son el 7 y el 8, algún lugar donde ir y he entrenado mucho para esto. Una vez que solucionemos estos dos puntos, la oficina está muerta. El trabajo de oficina habrá casi desaparecido.

Photo credit: Craige Moore.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Los grandes logros del 2020

Los grandes logros del 2020

Este es el primer año que comparto públicamente los logros más importantes para mí del pasado año 2020. Llevo años compartiendo mis mayores fracasos, y hace unos meses me pregunté, ¿y por qué no también los éxitos? Es algo que me parece más equilibrado y coherente....

leer más
Las que 3 palabras que he elegido para guiar 2021

Las que 3 palabras que he elegido para guiar 2021

Hace 11 años, siguiendo la estela de Chris Brogan (aquí la entrevista que mantuvimos en 2018), empecé con las primeras Tres Palabras que me servirían como guía para el año que entraba, fue en 2010. Un superhábito de enfoque y Ultraproductividad que desde entonces ha...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto