Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Hoy es el séptimo día de Live the Possibility, estoy en Huntsville. Ayer, a mi paso por parte una de Alabama, además de hacer noche en Montgomery, recorrí una pequeña parte de la ciudad en Fat Bike hasta llegar a la primera Casa Blanca de la confederación de estados. A continuación, seguí con la acertada estrategia de recorrer más naturaleza, pasé por Talladega National Forest, Rocky Mount, Cheaha Mountain y Noccalua Falls. Una bicicleta y yo, descubriendo, sintiendo y aceptando cualquier cosa que pudiera venir. Viviendo estos momentos, no es sobre la intensidad, más sobre el disfrute, diría yo.

ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Evadido del presente

El día anterior pensaba en cómo terminaría el sistema “el último año de mi vida” en diciembre, se me ocurrían algunas ideas. Eso me hizo dar cuenta de que no estaba en el momento, en el presente. Entonces empecé a pensar si recordaba y sentía todo lo que había pasado en este tiempo. La intensidad en ocasiones no te deja pensar.

Resultados derivados de la intensidad

Cuando giro la vista y pienso en diciembre del año 2015, me parece que han pasado 8 años. Cada una de las experiencias vitales y experimentos que he vivido este año, han aportado nuevos y distintos ángulos a todo lo que hago, en cualquier área de mi vida, a todos lo niveles. Enriqueciéndome, perjudicándome o cambiándome de una manera que nunca pudiera haber imaginado. Los ejemplos más claros:

Más acción

He dejado de hablar más de lo necesario. Decir palabras para llenar espacios vacíos. Palotear sobre temas que no dominaba o no conocía, prometer cosas que acababa no cumpliendo, crear expectativas sobre situaciones personas que no dependían de mí. Incluso, contrastando con quien me conoce y me da feedback fidedigno, he pasado a apenas hablar. En lugar de eso, me he dedico a hacer sin parar, a transformar aquello que podría ser una intención, seseo o palabra, en algo material, hecho, probado y listo para lanzar.

Sobrecogido

He quedado superado, en algunas ocasiones, por tanta intensidad, tantas cosas nuevas, tantas experiencias. Afectando esto negativamente a mi Ultraproductividad, rendimiento profesional, relaciones y bienestar. Llegando demasiado justo a demasiadas cosas.

Menos comunicación, más utilidad

He dejado de comunicar paja, adornos y confetti, para entonces referirme a lo que podría importarte a ti y a mí, llamándolo únicamente por su nombre. No “increíble”, no “fascinante”, sino “aquí está, juzga tu mismo”.

He dejado de aparecer tanto, para aparecer solo cuando pienso que puedo marcar la diferencia de un modo considerable. Aparece cuando puedes ser de gran utilidad, cuando podrías causar un valor que te convirtiera en alguien echado de menos cuando no está.

Más autenticidad

He dejado de ser un poco social para ser más familiar. Nunca me han importando los actos sociales, nunca me ha movido ser el alma de la fiesta y estar en lugares llenos de gente interesante. Siempre me fueron los lugares llenos de personas que amo, aprecio y respeto y con las cuales estoy dispuesto a invertir el tiempo. He dejado de quedar bien, he dejado de estar. He dejado de hacer acto de presencia para llenar mis bolsillos de aquellos eventos que siempre he querido vivir con la gente que he querido vivirlos. El resto, son y serán ignorados, a toda costa.

Más contundencia

He dejado de estar rodeado de personas importantes en mi vida, para estar rodeando de personas vitales, nobles, dignas y con valores. He eliminado varias relaciones profesionales y personales. Eso ha sido lo más difícil que he enfrentado en este 2016, lo he cerrado, sin opción a re-compra.

Más atención

He empezado a darme cuenta de más cosas que pasan a mi alrededor (no lo suficiente) y también dentro de mí. He empezado a estar más atento (no lo suficiente), a prestar más atención, a escuchar mucho más fuera (no lo suficiente todavía) y más dentro. Me importan las cosas mucho más que me importaban antes. El tiempo, las personas que amo, cómo otros ven el mundo o qué voy a hacer después de lo que estoy haciendo ahora.

Más consciencia

He empezado a ver cosas que antes no veía, unas me han alegrado y otras inquietado. A reconocer señales que no reconocía, unas más agradables y otras menos. He empezado a entender un lado sobre ser consciente que me gustaría decir que entiendo, pero no es así.

Más complejidad

He añadido capas de complejidad a cosas insignificantes tan pronto como sumaba más experiencias. En ocasiones se llegaban incluso a mezclar y confundir.

Más problemas

He tenido más problemas que nunca. Sí, más cosas de las que estar pendiente, más recursos (económicos y humanos). Más tiempo invertido y cosas que hacer, más probabilidad de que algo falle, más incendios que apagar cuando algo fallaba. Más cosas en la cabeza que suprimían el tiempo para poder desconectar. Pensar con claridad y disfrutar más de las cosas.

Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Ni todo lo que ha pasado es tan bueno, ni todo es tan malo. Ha pasado, te llevas aprendizajes, momentos, experiencias, inigualables. No las cambiarías por nada del mundo, ni re arrepentirías, ni las harías diferentes si las volvieras a hacer. Porque entonces no sería tú ni estarías viviendo con intensidad.

Summary
Article Name
La intensidad
Description
Viviendo estos momentos, no es sobre la intensidad, más sobre el disfrute, diría yo. Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad.
Author

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Google+