Menu

Cómo mejorar tu autodisciplina y fuerza de voluntad

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo

“Tengo que mejorar mi autodisciplina y fuerza de voluntad”. Este es el modus operandi de muchas personas que encuentran un obstáculo (trabajar menos horas) o se enfrentan a un desafío (mejorar su salud).

La autodisciplina – o fuerza de voluntad – se suele ver como una solución obligatoria por donde pasar en las áreas que están fuera de nuestro control. La creencia común es que hay una forma de tomar el control de nuestras vidas y esta es la fórmula: tener esa actitud de acero, ese comportamiento decidido y comprometido y esas acciones rectas, consistentes y coherentes con tus pensamientos y tus palabras. Entonces serías el capitán de tu destino y superarás cualquier tentación y distracción que aparezca en el camino.

mejorar mi autodisciplina y fuerza de voluntad

Olvídate, es una ilusión, porque es como algunos venden la autodisciplina y como cientos de miles la compran, pero esto es solo la mitad de la ecuación, na parte de la obra sobre cómo funciona la autodisciplina.

Autodisciplina y fuerza de voluntad: cuestión de valores

Aprender a cómo ganar esa fuerza de voluntad que va con la autodisciplina empieza con entender la naturaleza de la propia fuerza de voluntad. La autodisciplina, en realidad, no es una habilidad, arte o estrategia: son las tres cosas, y es mucho más compleja que únicamente seguir un sistema como este, escuchar este podcast o participar en alguno de mis programas. Los seres humanos somos criaturas sociales con una voluntad innata para sobrevivir. Nuestros miedos son los que conducen a nuestros quereres, necesidades, y elecciones, así como a nuestros deseos por vivir en el placer y con alegría. Este resultado es un producto de nuestros valores, los cuales a menudo son inconscientes hasta que trabajamos en descubrirlos y definirlos.

Revisa tus creencias

Tus valores y decisiones trabajan en tándem, influenciando el uno al otro mientras dan forma al curso que tu vida toma. Entender lo que controla nuestras decisiones es el primer paso para mejorar tu autodisciplina, para hacerla aparecer o reforzarla.

Hay un efecto dominó que empieza con tus creencias – las ideas que crees que son ciertas. Esas creencias están formadas por tus experiencias vitales, por la cultura, ídolos, padres, profesores, grandes amigos o pareja. Esas influencias crean un sistema muy complejo de creencias que inspiran tus valores – lo que crees que es importante. Si has sido víctima de abusos o bullying, la justicia frente al abuso de poder es crítico para ti. La estabilidad y autonomía como valores son importantes para ti, si has crecido en situación de desventaja. Los valores entonces definen tu actitud frente a casi todo. Por ejemplo, serías menos tolerante a la presión social y a la iniciativa, ya que no son valores alineados cons tus deseos de conseguir seguridad y autosuficiencia.

Hemos empezado a hablar sobre autodisciplina y fuerza de voluntad, y hemos acabado hablando de creencias, valor y actitud, porque estas tres desarrollan tu comportamiento. Por eso nunca podrás ser autodisciplinado y poseer esa fuerza de voluntad hasta que primero no cambies la mentalidad que en última estancia estimulará tus acciones.

Atribución imagen: Kanban Tool.

Summary
Cómo mejorar la autodisciplina y fuerza de voluntad
Article Name
Cómo mejorar la autodisciplina y fuerza de voluntad
Description
Cuando buscas mejorar tu autodisciplina y fuerza de voluntad ¿por dónde empiezas? Muchos cambiar sus acciones y pensamientos. Error, por valores y creencias
Author
IG

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+