Cómo ser tu propio mentor

jueves, Ago 13

¿Buscando una mentora o mentor? Buenas noticias, ya lo tienes, tú mismo.

Si reclamas a ese crítico, convencido, determinado, consciente y coherente “tú” que hay en ti mismo, no necesitarás ningún ángel que baje del cielo para sacar lo mejor de ti mismo(a). Cuando tengas un dilema, cuando la incertidumbre se apodere de ti, cuando no sepas que dirección tomar o cuando sepas la respuesta, con algo de práctica, podrías dibujar una imagen de tu mejor “tú” y entonces obtener la sabiduría, perspicacia y experiencia de su consejo.

como ser tu propio mentor

La potencia de siempre mirar hacia dentro

Para mí, hay muchas razones por las cuales empezar primero siempre desde dentro y escuchar esa vocecita de tu interior. Primero, incluso los mejores mentores ahí afuera están limitados en aquello que pueden hacer por ti. Principalmente porque no pueden entrar en tu interior. Seguidamente, porque el mundo (y puesto de trabajo si quieres) cambia tan rápido que es prácticamente improbable seguir el ritmo. Buscar a alguien por delante de ti, qué es quizá lo que buscamos en un mentor, no siempre garantiza que logres lo mismo que esa persona, no es tu misma historia. Además de que este tipo de personas sean difíciles de acceder, no tengan tiempo o ya estén comprometidos con otras personas. Mientras que tú como tu propio mentor, no va a estar demasiado ocupado para hablar contigo.

Posiblemente pienses que no tienes “habilidades de mentoring”. No me refiero a dar consejo a otras personas. Eso no ayuda demasiado. Lo que necesitas es preguntarte las preguntas adecuadas, necesitas alguien que pueda ayudarte a pensar que es lo mejor para ti como individual. Adivina, nadie mejor que tú mismo para hacer esto.

Stop a buscar personas que quieran dedicarte tiempo, energía o disponibilidad para ser tus mentores. Hazlo tú mismo, contigo mismo.

Es una cuestión más allá del ego, últimamente

Elabora una visualización guiada de la versión de ti mismo dentro de 20 años, ¿qué es lo que harías en la situación en la que actualmente te encuentras? ¿qué decisión tomarías frente a tu negocio sabiendo lo que sabrás dentro de 20 años? ¿qué consejo te darías sobre como crecer personal y profesionalmente? Aviso, no hay nada mágico sobre esas dos décadas. Lo que sí es importante es que tomes tiempo para ir más lento. Justamente cuando todo va más deprisa que nunca, para relajarte cuando más tensión se palpita. ‘ara calmarte cuando lo que se te pide es que pierdas los papeles. Sal de tu pensamiento diario y de los deseos egocéntricos para lo que ansias conseguir. Mantén contacto con ese sentido sabio de saber quien realmente eres y qué es lo que realmente quieres.

¿Mentores externos? Seguro, pueden ayudarte, mucho. Sin embargo, ser tu propio mentor te puede presentarte a la persona con la que te asociarías para tu próxima idea o la persona con la que mantendrías una relación. Además, tú todavía serás tú, y si supieras lo que deberías hacer en una situación compleja, ya lo estarías haciendo.

Instinto es tu mejor mentor

La mayoría de veces sabemos lo que deberíamos estar haciendo, pero no lo hacemos por miedo de equivocarnos haciendo caso a lo que nos recomienda esa vocecita dentro de nosotros. Haz justamente lo opuesto, hazle caso, hazlo.

Imagina que estoy ante la conferencia más importante de mi vida, una charla para TED.com (no TEDx), tengo la oportunidad de dar a conocer al mundo cómo Stand OUT Program está cambiando las reglas de la formación profesional como hasta ahora la conocemos. No habrá otra oportunidad igual, estoy nervioso, posiblemente la mayoría me juzgará y me criticará. Aquí, hablaría con mi propio mentor (yo mismo) y le preguntaría ¿cómo sobresalir aquí?

Respuesta: “no estás al cargo, no tienes el control sobre cómo las personas pueden reaccionar a tus palabras. Está bien si no gustas. Has llegado hasta aquí, eso es lo que cuenta. Ahora es el momento de disfrutar del resultado de todos estos años, sal ahí y haz lo que has venido a hacer”. Esto es lo que a menudo buscamos en un mentor. Lo mejor es que con este método no necesitarás que te nadie te haga un hueco en su agenda para decirte estas u otras cosas.

Photo credit: Nasa Appel.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Ve ahí adentro y encuéntrate con el amor interior, es decir, con el autorespeto. Pero espera, no está tan adentro como crees. Está en las decisiones que tomas. En cómo reaccionas a lo que está fuera de tu control. En qué importancia te das cuando te intentas sabotear,...

leer más
Experimento “no interferir” el flujo natural de la vida

Experimento “no interferir” el flujo natural de la vida

¿Qué pasaría si dejo que el universo tome la acción en lugar de ser yo el que interfiere en ese fluir orgánico de la vida? ¿Cómo podría vivir mi vida desde el permitir que las cosas sucedan por sí mismas? Llevo un tiempo preguntándome qué pasaría si dejo de hacer que...

leer más
El verdadero camino hacia la gloria

El verdadero camino hacia la gloria

Cambiar las cosas que te apetece cambiar no es demasiado complicado, no es fácil, pero es simple. Lo mismo sucede con esos hábitos perjudiciales que tienes que dejar atrás o esos otros nuevos que necesitas para mejorar tu salud y bienestar. Misma mecánica para avanzar...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto