Autodisciplina diaria

sábado, Jun 01

Una pequeña historia – y sacudida – sobre la autodisciplina diaria.

Estoy en Argentina, en Buenos Aires. Hace unas horas que estuve con unos clientes comiendo después de un taller sobre marketing de impacto y una consultoría sobre ultraproductividad. En medio de la comida, en la conversación, el gerente me pregunta:

“Isra, ¿cuál es la serie que más sigues estos días?”, “ninguna” respondo.

El director general pregunta: “¿Viste Power?”, “absolutamente no” es mi respuesta. Entonces, vuelve a preguntar “¿Y Juego de Tronos?”, “no, en absoluto” vuelvo a responder. Y así con cuatro o cinco series más.

La razón es simple, en mi caso; estoy obsesionado con moverme tanto como pueda en un mismo día, hacer tanto como pueda, vivir tanto como pueda, caer tanto como pueda, aprender tanto como pueda, mejorar tanto como pueda. Y lograrlo va solo sobre la autodisciplina diaria.

Una historia sobre la autodisciplina diaria

Sobre la autodisciplina diaria

Quizá no estés donde se suponía que debías estar, no porque no tengas el talento, sino porque no tienes la autodisciplina que necesitas.

Hay dos tipos de personas, la persona que dice: “voy a esperar hasta que sienta que deba hacerlo, entonces lo haré”. Y luego está la otra persona, la que dice: “voy a hacerlo para después ver cómo se siente y qué sucede”. Una nunca conseguirá nada porque todavía estará esperando a sentir el momento exacto para moverse. La otra persona dirá: “No, necesito moverme, sea como sea, luego ya sentiré el movimiento”.

Muchas veces pensamos que una vida épica ocurre un soleado viernes tarde, cuando los planetas se alinean, y algo revolucionario ocurre, así por arte de magia.

Pregunta a quien quieras una gran vida no está creada por una revolución, sino por la evolución diaria. Lo que haces cada día es mucho más importante que lo que haces una vez cada mes. Lo que haces cada día es tu vida en miniatura. Es decir, tu vida está creada por cada día que vives. Lo que hagas en la próxima hora creará tu futuro.

Entonces, si puedes atesorar y aprovechar cada cupón de 24 horas tanto como mejor puedas, si lo consigues, el resto de tu vida se ocupará del resto. Sin embargo, eso solo será posible aplicando la autodisciplina diaria tanto como puedas.

Pd. ¿Quieres empezar a practicar la autodisciplina cada día? Aquí hay dos oportunidades: una es el microMBA Inconformistas, y la segunda es Stand OUT Program. Si resuena, contacta conmigo aquí, con el asunto: “autodisciplina diaria”.

Te espero al otro lado.

Atribución imagen: See-ming Lee.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Pura disciplina

Pura disciplina

Estoy en Santa Teresa, un paraíso, y algo parecido a Tulum, porque escucho a demasiadas personas decir "si crees en ello con la suficiente fuerza, entonces puedes conseguirlo", y el problema con esta creencia es que estamos dejando fuera la parte más importante de la...

leer más
La mentalidad del cinturón blanco

La mentalidad del cinturón blanco

Ayer la vida me brindó un nuevo suceso, la muerte de una de las personas más importantes de mi vida. En ese momento, casi al mismo tiempo que una lágrima se derramaba por mi mejilla, me dije a mí mismo lo siguiente (por orden) Esto es vivir. Algo de lo cual no...

leer más
Rompe las reglas cuando sea necesario

Rompe las reglas cuando sea necesario

La cuestión es... ¿Cuándo crees que sería necesario? ¿Cuándo decidiste saltar a la estructura de la disciplina? ¿Has hecho alguna vez algo que comprometa toda tu vida y tengas que aparecer cada día? No puedes estar siempre pendiente de confiar en tu familia, amigos,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto