Cómo conformar la voluntad de la naturaleza con la tuya propia

viernes, Mar 26

Quiero que sepas que llevo unas semanas en guerra con el orden de las cosas. Estoy fuera de mi centro, vuelvo, y algo me vuelve a sacar, pero hago el trabajo de volver. Ese centro no es más que el espacio entre la combinación de mi esencia, mi intuición mi sistema de valores con la voluntad de la naturaleza, o logos (como lo conocían los estoicos) el orden divino perfectamente orquestado que lo domina todo. Estoy realizando un entrenamiento titánico, porque me siento realmente incómodo, aprendiendo a cada paso en esta nueva situación en la que pruebo mi propia medicina un día tras otro.

Cómo conformar la voluntad de la naturaleza con la tuya propia

Epicteto decía que “lo esencial es comprender la naturaleza y alinear las intenciones y actos con la forma de ser de las cosas”

Es por eso que me he equipado con estos preceptos estoicos:

Recorro el camino que quiero recorrer, quiero recorrer el camino que estoy recorriendo.

Amo lo que el destino me presenta, el destino me presenta lo que amo.

Recibo con gracia lo que podría parecer un revés de la vida, un infortunio es lo que recibo como un regalo.

Estoy viviendo lo que quiero vivir, quiero vivir lo que estoy viviendo.

El problema es la bendición, la bendición es el problema.

Soy lo que deseo, deseo lo que soy.

Tengo lo que anhelo, anhelo lo que tengo.

Transmito lo que emana de mi centro, lo que emana de mi centro es lo que estoy transmitiendo.

He llegado donde quería llegar, quería llegar donde he llegado.

Si estoy aquí es porque lo merezco, merezco estar donde estoy ahora mismo.

Tengo el miedo que necesito tener, necesito tener este miedo para poder avanzar.

Estoy frustrado por la cosa adecuada, la cosa adecuada me tiene frustrado.

Espero lo que se cruce por mi camino, lo que aparezca de repente es lo que espero.

Necesito sentir esta sensación que me envuelve, esta sensación es justo la que ahora necesito.

Estoy en manos del destino, el destino está en mis manos.

Este es el camino para alinear la voluntad de la naturaleza con la nuestra propia, la única forma de poder vivir con tranquilidad de mente ante lo que la vida nos presente (ataraxia). Esta es la única posibilidad que existe para realmente vivir en paz.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Cada camino es el camino adecuado

Cada camino es el camino adecuado

No sabemos de dónde vienen las decisiones, aparecen como aparece el hipo. Nos preocupa mucho tener que tomar decisiones. ¿Pensé lo suficiente para decidir? ¿Invertí el suficiente tiempo para tomar la decisión adecuada? ¿Reuní los suficientes datos como para tomar la...

leer más
La maestría de intentar ser humanos

La maestría de intentar ser humanos

Cada día es un día de maestría en el master de (aprender a) intentar ser humanos. No se puede rechazar lo que cada uno somos, humanos, así que solo podemos añadir comprensión, compasión y perdón. Comprensión para entender que lo que ha sucedido en tu vida no...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto