Despertar hoy o dormir hasta mañana

viernes, Nov 20

He despertado - isra garciaHoy he despertado y estaba perdido, me estaba engullendo a mi mismo porque parecía como si me quisiese perder dentro de mí y encerrarme en mi propio caos. Esto no es nuevo, no es de hoy, llevo un tiempo así, poco a poco he ido dejándome vencer por mi lado oscuro, por la amígdala, por el cerebro primate. En lugar de utilizar cada adversidad como un trampolín para trascender, como siempre he hecho, he dejado que me fuera carcomiendo, todas las pequeñeces y problemática absurda que han ido ocurriendo durante el camino, me han servido como una herramienta genial para rendirme a algo a lo que nunca había estado acostumbrado a rendirme.

He desayunado mis propios hechos

Es posible que en lugar de admitirlo rechazara la idea de que no era yo y en lugar de actuar auténtico y firme a mis valores, he sucumbido al miedo, a la incertidumbre, a la ansiedad, a la problemática, a desconcierto al sistema, al que dirán, a qué pensarán. He pensando demasiado en lugar de sentir más, no he cuestionado, he asumido, he agachado la cabeza, he caído y no me he levantado. Lo opuesto a lo que defiendo a capa y espada, nadie está a salvo.

He despertado rodeando de tiempo

He descubierto que cuando quiero soy el mejor, pero cuando me descuido soy el peor. Cuando me apetece cambio las cosas, pero cuando no me apetece, las destrozo. Cuando tengo la intención maravillo, pero también desgarro. He sido desagradecido, descuidado, desconsiderado y deshonesto. Conmigo mismo y con otras personas. No he disfrutado de cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo como siempre lo he hecho. He estado más preocupado en cosas que pertenecían a la sección de “dentro de un tiempo” cosas que no puedes ni debes controlar, que de cosas que están depositadas en la implacable estantería del “ahora”. He despertado y he me he visto solo rodeado de tiempo extra que he ido aglutinando, quizá demasiado, todo para mí. Ignorando que de nada sirve si no puedes regalarlo a otras personas. Sí, lo he hecho con 33 acciones sociales y dando el triple de lo que recibo, pero eso es parte de mi responsabilidad (y de lo que me apetece) aquí en el mundo, ¿Qué hay de la gente de mi alrededor que lo merece?

He despertado en otro mundo

He sido un Isra poco encantador, gentil, considerado y cariñoso, seguro. Olvidé hacer la parte más importante, sentir más, he calculado y he ganado el juego, he apuntado, he disparado y he dado en el blanco, pero quizá fui perdiendo mi esencia por ganar más, conclusión, he perdido en el juego que importa. He dudado más que nunca, he sentido miedo a hacer aquello que cada día he hecho y – en mi consciencia – me ha hecho sobresalir, las inseguridades, fantasmas y frustraciones creadas por mi amígdala me han ido consumiendo. He despertado y al abrir los ojos me he visto rodeado de un mundo que no tiene nada que ver con el que había ido tomando posesión en estos últimos meses. He despertado y cuando he ido al espejo me ha costado reconocerme a mi mismo.

He despertado sin mí

He cuestionado lo más sagrado que existe en el universo, a mí mismo. He llegado a pensar (y me he dejado engatusar por ello) que todo era cosa del destino, olvidé que yo he sido el que he creado mi propio destino.

Pero desperté

He despertado. A tiempo. Olvidé que mi vida está más completa que nunca, que mientras que la gente que amo y me preocupa no sufra, no hay razón para estar realmente mal. Desperté y me di cuenta que había perdido la conciencia sobre quien era y todo lo que he hecho, trabajado, vivido y conseguido hasta día de hoy. He despertado y el presente me ha abofeteado. He despertado e intuitivamente he llevado mi mano al lado izquierdo y he sonreído quitándome un peso de encima al saber que mi corazón latía tan rápido como de costumbre. He despertado y he mirado mis manos y me he dado cuenta de que ahí empieza y acaba todo, cualquier otra manera de pensar, sería un gran engaño.

Puedes despertar hoy o seguir durmiendo hasta mañana. Las dos acciones vienen con resultados contrapuestos.

Gracias por acompañarme en este viaje tan vulnerable, sensible, frágil hacia mi más profundo yo.

Isra.

Photo credit: Odosdesign.

2 Comentarios

  1. Francesc Segarra Boza

    La ambivalencia forma parte de nosotros mismos. Estamos llenos de contradicciones por que en un sistema contradictorio es en el que vivimos. Quizás para hackear al sistema, algo que algunos perseguimos (como tú, Isra) sea necesario ser lo suficientemente flexible, pero consistente como para abrazar nuestros extremos. Espero que te haya aportado. Un abrazo y adelante.

  2. Isra García

    Aporta Francesc, gracias.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Ve deprisa viviendo despacio

Ve deprisa viviendo despacio

Cuanto más y más conscientes somos del tiempo, más y más perseguimos nuestro futuro, así que lo que acabamos haciendo es perseguir el presente a más velocidad todavía. Algo insostenible, porque la velocidad es una ventaja competitiva si tú eres el único que la tienes....

leer más
Un descanso para el alma

Un descanso para el alma

Ese es el paso que voy a dar hoy... Ayer, en una reunión con unos amigos, me preguntaban por qué voy a desconectar durante un mes de redes sociales y otras plataformas digitales. No supe encontrar una respuesta, dije “no sé, no tengo por qué tener una razón". En otra...

leer más
Lo mejor de la entrevista a Robin Sharma (en Castellano)

Lo mejor de la entrevista a Robin Sharma (en Castellano)

Hace unos días entrevisté a Robin Sharma en Disrupt Everything podcast. La entrevista lleva más de 21.000 escuchas y 15.000 descargas. Tan pronto como fue pública, la compartí con el grupo de alumnos del programa online método Ultraproductividad 2ª edición. Al estar...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.