Que tu disciplina sea el guía

viernes, Feb 14

Un campeón no se convierte en un campeón en el cuadrilátero. De hecho, apenas encontrarás la diferencia entre ellos en el ring. La ascensión ocurre durante su rutina diaria. Cuando activa el modo entrenamiento como estilo de vida. La autodisciplina como dogma.

La práctica, el desarrollo de la disciplina aplicada en uno mismo, cuando se aplica consistentemente, puede llevarte al siguiente nivel.

la disciplina aplicada en uno mismo

Mira a tu alrededor, selecciona a alguien que consideres un/a guerrero/a de la humanidad, un icono, un constructor de imperios, un maestro en construir un mejor mundo. Examínalos bien, te darás cuenta de que no buscan el placer banal, porque entienden que si quieren cumplir una gran misión en la vida, tienen que hacer lo opuesto a lo que la mayoría de esta sociedad hace.

El crecimiento nace de la propia incomodidad, ¿por qué te crees que me he lanzado a experimentar durante 20 días sin parar de hacer cosas que no haría?

Cualquier persona que hace un gran trabajo, en una serie, en un partido, en un campeonato, en una prueba, en un proyecto, no es más que cómo lo han hecho cada día cuando nadie les veía. En la oscuridad, al final del día, en la madrugada, en la soledad. El trabajo invisible, este es el trabajo que solo está dispuesto a hacer un 5% de la población mundial.

La disciplina aplicada en uno mismo

¿Quieres llegar a ese nivel? Entonces tendrás que hacer lo que el 3% de ese 5% está dispuesto a hacer, porque solo así podrás estar donde realmente mereces.

Cuando vives de esa forma, cuando…

  • No te preocupas por nada más que lo que tienes que hacer.
  • Madrugas.
  • Trasnochas.
  • Entregas más de lo que debías.
  • Das más de lo que esperaban.
  • Pones más horas en tu arte.
  • Te enfocas en la atención plena.
  • Honras tu potencial como estudiante a largo plazo.

Cuando vives de esta forma, te dedicas a todo lo que emana de ti, cuando dejas que la chispa que hay en tu interior prenda, es entonces cuando todo cobra sentido. Pero hasta llegar ahí, tienes que seguir cada día, sin importante que el mundo se derrumbe, que no veas ningún resultado o que dudes más de ti que nunca antes en tu vida.

No importa.

Solo sigue dejando que tu propia disciplina mande sobre todo lo demás.

Da igual si sientes que está bien o mal, si te apetece o no hacerlo.

Tu único compromiso es con la acción, olvida el resto.

La disciplina aplicada en uno mismo es el faro diario.

La autodisciplina es el camino.

Atribución imagen: Tung Nguyen Dang.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

El 99% restante es disciplina

El 99% restante es disciplina

Si estudias a cualquier persona que está en la cima de cualquier cosa, descubrirás que para llegar allí la motivación es quizá un 1% de la fórmula clave y la disciplina es el 99%. Y voy a demostrarte esto ahora mismo, si quieres ser uno de los más grandes espartanos...

leer más
Preparado desde donde vengo

Preparado desde donde vengo

Hoy he ido a andar (descalzo) por Alcoy con mi tío y mi tía. En la caminata de casi 2 horas, hemos pasado por el lugar donde he pasado una buena parte de mi infancia, junto a mi abuelo Tomás y mi abuela Juana, lo que llamábamos como “el bancal”. Un sitio que me ha...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto