La trampa del ansia

domingo, Oct 12

la trampa del ansiaEl ansia lo arruina todo.

Usualmente, actuamos por algo que nos mueve, esto puede ser dinero, amor, popularidad, solidaridad o cualquier otro fin que se te ocurra. Hay diferentes maneras de hacerlo, desde la más elegante y sutil, a la más sucia y lamentable.

Llega un cierto punto donde para conseguir lo que pretendes, necesitas a otra persona, quizás tienes relación con ella o quizás ni siquiera habías hablado con ésta hasta el día de hoy. Bueno, todos hemos estado ahí, lo que cambia es cómo dominas ese impulso de ansia por llegar donde pretendes. De lo contrario, considérate muerto. No importa que es lo que hagas, si dejas que el ansia se apodere de tus intenciones, adiós.

Perderás antes de empezar

El ansia:

  • Te hace perder la razón.
  • Cambia las formas correctas por unas indeseables.
  • Elimina toda la elegancia que desprendes.
  • Te identifica y te marca como alguien que mejor no tener cerca.
  • Transforma por completo tu imagen (personal y profesional)
  • Proyecta en ti desesperación y en ocasiones frustración.
  • Crea ansiedad, obviamente.
  • Convierte tu trabajo en algo mediocre.
  • Descubre todas tus cartas de una y te hace fácilmente categorizable (peyorativamente hablando).

Recuerda el ansia cuando…

Todos sabemos esto, pero no está de más recordarlo cuando te aproximes a alguien tratando de ayudarle cuando lo que realmente quieres es ayudarte. Cuando des un consejo esperando vender tu consultoría. Cuando des una conferencia para vender tu libro. O cuando proyectes la imagen de un héroe comprometido, inspirador y noble únicamente para meterte a la audiencia en el bolsillo. O cuando te acerques a personas que podrían impulsarte únicamente para trepar por sus espaldas hasta llegar a lo lato (mete aquí la definición de éxito que se te ocurra).

Recuerda que por muy inteligente, pillo y audaz que seas, el ansia es como un pitbull rabioso contenido por una cadena, que el día menos pensado, cuando te despistes, se soltará y morderá ferozmente a alguien.

Photo credit: Alessandro Farese.

3 Comentarios

  1. Delfina García

    ¡¡Cuanta razón tienes!!

  2. Juanma Barea

    El ansia, tan difícil de controlar a veces. Viene bien pararnos a pensar más a menudo. Un saludo Isra

  3. Isra García

    Exacto Juanma, basta con ser conscientes de ello.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Esta es una pequeña historia sobre el inmenso poder de observar lo que ocurre: Ayer caminaba por una calle cualquiera en Barcelona. Solo estaba paseando, iba a casa de mi amigo Víctor, donde estoy pasando unos días. En un momento determinado noté que estaba ahí, solo,...

leer más
¿Qué ves en la otra persona?

¿Qué ves en la otra persona?

¿Ves lo que te causa rechazo? ¿Ves algo que te molesta? ¿Algo que amas? Sea lo que sea lo que ves, recuerda que es un reflejo de ti. Recuerda verte en la otra persona. Recuerda esto: tú eres yo, yo soy tú. Cuando ves algo en mí, estás viendo algo en ti. Cuando veo...

leer más
“Este momento”

“Este momento”

Estamos en el mejor lugar posible que existe, aquí y ahora. Siento que este momento ha cambiado mi vida, es un instante en el que he visto cómo me desapegaba de la propia vida, del sufrimiento, de no tener lo que quiero, de no querer lo que tengo. En este momento,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto