miércoles, Feb 17

menos malMenos mal que hiciste la selectividad, accediste a la universidad y terminaste la carrera. Menos mal que completaste todas las tareas de manera obediente, con rapidez y sin cuestionar. Menos mal que pasaste con éxito todos los tests de múltiple respuesta. Menos mal que decidiste hacer un MBA, menos mal que invertiste más tiempo en amasar conocimientos y abrillantar tu teoría sobre el trabajo y el mundo de ahí afuera. Menos mal que optaste por aprender a organizar, controlar y dirigir.

Menos mal que utilizaste el marketing para promocionar masivamente tu producto. Menos mal que Internet ha sido una herramienta para hacerte oír de forma más barata. Menos mal que que lo importante no es encantar a tu cliente, sino atontarlo con comunicación intensiva. Menos mal que los fundamentos de los negocios están basados en que el cliente dependa de tu servicio y esté atado a ti.

Menos mal que seguiste en la línea de ensamblaje obedeciendo al management. Menos mal que contrataste a todos esos becarios para hacer el trabajo que importa por ti. Menos mal que confiaste todo al ladrillo. Menos mal que la mejor alternativa era realizar un curso de community management. Menos mal que comprar una casa era lo mejor que podría hacer en la vida. Menos mal que que vivir pensando en predecir que pasara mañana era la forma más elocuente de invertir tus esfuerzos. Menos mal que ahorrar en bonos bancarios para tu pensión era lo acertado.

Menos mal que trabajaste por el corto plazo. Menos mal que solo te preocupaste por crear negocio que dieran la máxima rentabilidad al instante. Menos mal que lo importante era ganar más, fuera como fuera. Menos mal que los valores no importaban. Menos mal que seguiste el guión que el sistema tenía preparado para ti. Menos mal que llegaste y encajaste como el resto.

A estas alturas, haz lo que quieras excepto preguntarte qué hubiera pasado si hubieras decidido quemar el libro de instrucciones y bailar con el momento. ¿Tiene alguien alguna otra pregunta más?

Menos mal.

Photo credit: Amanda Tipton.

4 Comentarios

  1. Jose Luis Hernández

    Menos mal que escribes como escribes y cómo lo escribes!
    Genial post!!! Enhorabuena!

  2. Chuso Martinez

    Nadar contracorriente también tiene su precio. Te hace más lúcido, sin duda, pero también te condena al rincón. Admirable los que habéis conseguido llegar a otro nivel, nos sirve de referencia a los que nos dejamos de intentarlo. Admirable tu trabajo.

  3. Isra García

    Menos mal que llegamos a tiempo José Luis.

  4. Isra García

    Sigo en nivel “pringado avanzado permanezco ignorante”, me quedo ahí Chuso, menos mal.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Al día siguiente: cómo bailarás con el momento al día siguiente - […] prometo que así será. Eso no es preocupante, lo que sí importa es que harás al día siguiente, y…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Imparables en 2021 (y más allá)

Imparables en 2021 (y más allá)

¿Cuántas personas conoces que hayan tenido problemas en el pasado año? ¿Cuántas veces has quedado en jaque por todo lo sucedido en el 2020? ¿Cómo te hubieras preparado si hubieses sabido todo lo que venía en ese mismo año? ¿Qué querrías potenciar en ti para ser...

leer más
Qué y quien me impactó en 2020

Qué y quien me impactó en 2020

Impactar - causar una cosa o persona impresión, un efecto o una sorpresa muy grande. He escrito en algún año anterior sobre personas que me impactaron. Así que en este año voy a contarte sobre otras personas y experiencias que también me impactaron. Atribución imagen:...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto