viernes, Feb 09

Ayer dejé Gold Coast, la última ciudad hasta donde llegué antes de volver a bajar para Sídney. El próximo lunes vuelo a Japón, vuelta a empezar, desde cero. Sin mapa, sin planes, sin contactos, sin expectativas y sin límites. Sé cómo empezar desde cero en cualquier sitio, circunstancia o contexto, el ingrediente principal se llama micro.

Cada día estoy más seguro de la importancia de los pequeños comienzos. De las pequeñas acciones, de los pequeños pasos, de los pequeños objetivos. Cuanto más pequeños mejor, “micro” es la palabra.

Si solo apuntamos a lo gigante, a lo pretencioso, a lo magnífico, no tardaremos en darnos cuenta cómo aparece la baja autoestima, el miedo y la frustración. Para mí, la clave está en ser lo suficientemente honesto como para saber que mis piernas no pueden correr tan rápido, mi mente no puede procesar tantos números, mis dedos no saben tocar tantas partituras de esa manera tan perfecta.

Empieza micro y terminarás macro

micro movimientos

Esto solo significa que lo único que puedo hacer es empezar aquí mismo y premiarme con cada micro-paso que sea capaz de dar en la dirección que visualicé.

Lo que empieces no tendrá nada que ver con aquello en lo que te conviertas. No permitas que la gente te juzgue y te mida por tu punto de entrada (de hecho no permitas que te midan ni te juzguen en absoluto). Porque de algo pequeño (o micro), algo grande (macro) surgirá.
Hablo sobre el proceso, el método. Hablo sobre desarrollo, crecimiento, hablo sobre el resultado, sobre llegar a ser. Sí, hablo sobre crear una gran ventaja en tu vida, pero si acabas frustrado durante el proceso, nunca llegarás a la promesa. Esta es una de las mayores razones por las cuales no somos más de lo que somos, no conseguimos más de lo que conseguimos.

Vas a pasar por cambios, metamorfosis, arreglos, esfuerzos, vergüenza, pena. Hazlo paso a paso, siendo micro. Tienes que tener miedo en algunas ocasiones, tienes que perder tiempo en algunas ocasiones, tienes que desistir en algunas ocasiones, pero hazlo pequeño, micro.

El Viaje continúa, claro.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo llegar a todo cuando no llegas a nada

Cómo llegar a todo cuando no llegas a nada

Te voy a contar cómo hago para que en días como el de hoy, que todo se tuerce, se desajusta, se desbarata y se interrumpe, puedas llegar a todo incluso aun teniendo la certeza de que es imposible llegar. Tu mente es tu enemigo El primer escollo está en tu mente. No...

leer más
La gestión del tiempo se convierte en la gestión de la vida

La gestión del tiempo se convierte en la gestión de la vida

Hay 168 horas en una semana. Incluso aunque trabajes 60 (más que la mayoría - esta semana pasada trabajé 54:26h) y duermas ocho horas al día, eso todavía deja 52 horas libres para hacer cualquier cosa. Tiempo más que suficiente para llevar una vida plena y vibrante....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.