¿Narcisista?

viernes, Jul 01

Cómo saber si eres narcisistaSi piensas que tu jefe, compañero, colega o pareja es narcisista, es muy posible que estés en lo cierto.

En uno de los extremos sientes una auto-duda aguda, en el otro te encuentras con ese narcisismo tan ególatra.

Es algo difícil de aguantar.

¿Cómo sabes si alguien es narcisista?

¿Lo eres tú?

1. Proyectas inseguridades sin descanso

Imagínate jugar al juego de la patata caliente con el sentido de la pequeñez. Este tipo de personas dicen las cosas, de manera obvia o u sutil, que te hacen sentir menos inteligente, menos realizado, menos competente, menos preparado y menos respetado. Es como si estuvieran diciendo algo así cómo “no quiero que te sientas inseguro, poco importante o pequeño: aquí tu decides como sentirte”. ¿Te suena?

2. Odias las emociones

Los sentimientos significan que puedes ser conmovido por tus amigos, colegas, pareja. Sin embargo, ser conmovido es ser influenciado (en gran manera) y ser influenciado, es conseguir quebrantar tu perfecta autonomía. Lo cual un narcisista odia.

3. El control, siempre, sea como sea

Los narcisistas odian sentir como las preferencias de otros impactan en ellos, desde que no son “completamente independientes”. Así que en lugar de expresar sus necesidades, maniobran o mejor dicho, manipulan a las personas para que encajen en ellas (sus necesidades y objetivos).

Piensa en la persona que pierde los papeles con su pareja porque la comida no estaba lista cuando debía. Pierde los papeles porque en ese momento, está forzado a reconocer que depende de su pareja, algo que prefiere evitar reconocer.

Es personal

Si por cumplir uno de estos puntos debiera considerarme narcisista, posiblemente lo sería. Mi punto débil es el punto tres. He luchado – y sigo luchando – con la grandeza de perder el control. Innumerables han sido las ocasiones que me he encontrado a mi mismo manipulando a otra gente para siempre tener el control, incluso aunque pareciera que no lo tuviera o incluso aunque nunca dejara de perderlo.

¿Cómo lo trabajo? Cuando veo que trato de dominar algo, aunque sea de manera sutil, y me veo a mí mismo en ese camino, lo que hago es dejar que lo que sea me controle a mí y darme cuenta de que está siendo así. Es incómodo, pero funciona.

¿Qué haces con un narcisista?

Mi recomendación: juega su juego hasta que lo necesites, luego déjalo solo bailando.

Photo credit: snickclunk.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

La mentalidad del cinturón blanco

La mentalidad del cinturón blanco

Ayer la vida me brindó un nuevo suceso, la muerte de una de las personas más importantes de mi vida. En ese momento, casi al mismo tiempo que una lágrima se derramaba por mi mejilla, me dije a mí mismo lo siguiente (por orden) Esto es vivir. Algo de lo cual no...

leer más
Rompe las reglas cuando sea necesario

Rompe las reglas cuando sea necesario

La cuestión es... ¿Cuándo crees que sería necesario? ¿Cuándo decidiste saltar a la estructura de la disciplina? ¿Has hecho alguna vez algo que comprometa toda tu vida y tengas que aparecer cada día? No puedes estar siempre pendiente de confiar en tu familia, amigos,...

leer más
La única respuesta viable: autodisciplina

La única respuesta viable: autodisciplina

Shi Heng Yi, Sifu Shaolín, nos recordaba la importancia de la autodisciplina en cada minuto de entrenamiento en el Templo Shaolin. En la entrevista que realizamos, después de acabar, me dijo: “la disciplina es tu propia verdad y eso te hace libre”. El maestro Zen Dae...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto