Cómo gestionar tus emociones: la regulación emocional

jueves, Ago 02

Muchos “mañanas” juntos son muchos “ayeres” vacíos. Todos tenemos ideas y sueños sobre los que nunca actuamos. ¿Cuál es tu respuesta cuando empiezas a entretenerte con pensamientos grandes y recibir pinchazos subconscientes como qué deberías hacer. Es aquí donde la regulación emocional (regulación: gestión/control) aparece.

Tú y yo tenemos espinas emocionales que nos mantienen presos a menos de que lidiemos con ellas. Por presos me refiero a que nos bloquean o nos hacen perder el control.

Por ejemplo, si empiezas a motivarte para hacer algo grandioso, tu reacción adversa será descartar tus pensamientos subconscientes positivos. Eso se llama miedo. El deseo de estar a salvo. Es un mecanismo de supervivencia. Entonces, lo que harás será sabotearte y convencerte de que no deberías hacerlo.

Pero… ¿De qué estás tratando de protegerte?

No es nada externo. Tu mundo externo se crea a partir de tu realidad interna. No obstante, estás restringido por:

  • Cómo percibes las cosas.
  • Cómo te sientes cuando las percibes.
  • El significado con las que las asocias.

Buenas noticias, tienes el poder de cambiar todas esas cosas. La ciencia moderna está alineada con las palabras de la sabiduría. Parafraseando a Marco Aurelio:

“Si estás afligido por algo externo, el dolor no vendrá de la propia “cosa”, sino sobre su estimación; y eso es algo que tienes el poder de revocar en cualquier momento”.

regulación emocional

Regulación emocional: dos estrategias

Hay dos estrategias para regular tus emociones: mediante el comportamiento o de forma cognitiva.

Regulación emocional – comportamiento: cada uno de nosotros posee formas únicas de lidiar con sus emociones. Ejemplo: mecanismos de respuesta conductual. Podría ser alimentarse de comida basura, el ejercicio físico, llamar a un amigo o cualquier cosas que distraiga la mente a través de una estimulación física.

Regulación emocional – cognitiva: estas son las formas más comunes de manejar las emociones:

  • Desviar o redirigir la atención.
  • Cambiar el significado de las emociones, o la causa de las emociones. Por ejemplo: hay personas que renombran el miedo a estimulación para lograr un mejor resultado.

Distraerte mentalmente – o físicamente – solo retrasa lo inevitable. Aunque es la estrategia más común que existe.

Por otro lado, es posible que no puedas distraerte emocionalmente. Las emociones pueden ganar la batalla en cada momento, pero cuando empiezas a trabajar con el sueño y los sueños puedes llegar a reflejar esas espinar y tocarlas.

No construyas tu vida encima de espinas emocionales

Saca esas espinas y crea la vida que quieres. Debes aprender a vivir con esas emociones, aceptarlas. Vivir tu sueño a veces duele, pero si tienes un “por qué” para vivir, entonces podrás soportar cualquier cosa.

Por suerte, el campo emergente de la Segunda Ola de la Psicología Positiva reconoce el escape de las emociones negativas, difíciles y dolorosas que no llevan al resultado deseado. La vida no está creada para ser suave. El factor determinante para sobresalir en las emociones (y por lo tanto en lo que quieres) es experimentar el máximo número de emociones humanas que puedas. Son las emociones más duras lo que a menudo lleva al gran avance y crecimiento. Puedo afirmar esto desde una profunda experiencia.

Mis 3 mejores técnicas de regulación emocional

Estas son las tres mejores técnicas de regulación emocional que he descubierto:

  • Actuar de forma inmediata: te darás cuenta de que no era tan malo como pensabas. La anticipación miedosa es peor que la propia experiencia. Como Sócrates decía: “lo que nos aterra es la idea de morir, no la propia muerte”.
  • Pensar solo en cosas buenas sobre todo el mundo: el perdón mejorar nuestra salud emocional y también la física. Retener pensamientos negativos (o sentimientos) sobre tus relaciones con otros es algo que tu hace daño a ti más que a nadie. Este es quizá el bloqueo más severo que existe. Por el lado contrario, es emocionalmente liberador pensar y desear un retorno positivo, incluso con aquellas personas con las que discrepas.
  • Journaling: una técnica genial para tu salud emocional/mental. Cuando pasas por un estado emocional intenso, el journaling te puede ayudar a una mejor comprensión y experiencia de la emoción que sientes. Después de volcar esas emociones, te darás cuenta de que las has soltado.

Una vez entiendes cómo regularte de forma emocional, es posible moverte hacia delante con más velocidad y soltura.

Y esto ha sido sobre lo que trabajamos durante el día de ayer en el Programa de Excelencia para desempleados. Hoy empezando el día 8.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Las malditas preguntas que han trastornado mi vida y…

Las malditas preguntas que han trastornado mi vida y…

¿Cómo transformar cualquier cosa en una oportunidad de crecimiento?  ¿Cómo exceder expectativas en resultados?  ¿Cómo vivir y trabajar de forma más simple y poderosa para poder ser mejor en cualquier cosa?  ¿Cómo podemos mejorar y sobresalir en cualquier cosa que nos...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto