Seis años

No hay porque esperar a 31 de diciembre para hacer balance de todo lo sucedido, eso simplemente te aleja de la realidad y de disfrutar de lo que estás haciendo en este preciso momento. Ya sabes lo que hay frente a tu nariz.

  • Vivir muy intensamente.
  • Llorar de emoción, alegría y tristeza.
  • Perderte un mes en India sin mapa, ni conexión con el mundo.
  • Explorar la curiosidad.
  • Volverse loco.
  • Ir a por todas de todas.
  • Hacer lo que tengas que hacer sin importar nada más que hacerlo, espléndido.
  • Seguir mirando a tu alrededor como como un ignorante.
  • Participar en TEDx.
  • Cambiar la TV por TED.com.
  • Ironman UK.
  • Ultraman UK.
  • Perder la cabeza por alguien, una chica en este caso.
  • Ser consciente de mente.
  • Seguir descubriendo el significado de la vida, el insignificante.
  • Viajar por toda Latinoamérica.
  • Aparecer en Coachella sin entradas.
  • Quedarte a las puertas de Burning Man porque tienes que hacer un Ultraman.
  • Disfrutar de tus abuelos, reír con ellos.
  • Rechazar la negatividad.
  • Abrazar lo incierto.
  • Bailar con la complejidad.
  • Creer en las personas.
  • Cambiar la historia, unas cuantas veces.
  • Cantar, desafinando también vale.
  • Re-inventarte las veces que sea necesario, las que sea.
  • Trabajar día y noche, y día y noche, y día noche, y sigue, sigue, sigue, sigue, sigue.
  • Robar besos.
  • Contar la historia que tienes en tu cabeza, la que te aterroriza.
  • Alzar la voz.
  • Ilusionarte con cada fragmento que te muestra la vida.
  • Sentir esa energía que parece nunca acabar.
  • Perder los papeles.
  • Emocionarte viendo una película.
  • Saltar bien alto, hasta tocar las estrellas.
  • Hablar de todo y de nada.
  • Beber champagne, la tenía que colar como fuera.
  • Bailar hasta el amanecer – o hasta el anochecer.
  • Reconocer sueños y materializarlos.
  • Seguir produciendo sonrisas.
  • Ignorar a todo el mundo.
  • Decir no.
  • Viajar a cada rincón del mundo.
  • Hacer que algo suceda.
  • Ser profundamente fascinante.
  • Abrazar más.
  • Vivir sin retos.
  • Compartir todo con todos.
  • Crear cambio que cambie.
  • Olvidarte las llaves de casa dentro de casa.
  • Perder el coche y pensar que te lo han robado-
  • Ir a más afterpartys.
  • Acostarte de día.
  • Dejarte la vergüenza en casita.
  • Arriesgar por lo que podría no ser.
  • Hacer locuras – que no estupideces.
  • Bloggear.
  • Surfear.
  • Dibujar el mapa.
  • Esforzarte por llegar donde nunca antes habías llegado.
  • Fallar mucho.
  • Experimentar.
  • Preguntar hasta la saciedad.
  • No necesitar permiso ni re-afirmación.
  • Retar a «los de arriba».
  • No demostrar que si se puede lograr, sólo lograrlo.
  • Intentar diferente.
  • Ser impaciente.
  • Escribir un libro.
  • Lanzar proyectos a menudo.
  • Equipar a otros.
  • Seguir siendo tú.
  • Liderar.
  • Crear y buscar propósito.
  • Donar toda tu energía a la causa por la que morirías.

Acaban de pasar 6 años de golpe. ¿Esperar a que venga el próximo segundo para hacer que algo de esto suceda? ¿vivir de año en año? No hablarás en serio.

Descubre los talleres que no habían sido publicados, hasta ahora. En ellos encontrarás herramientas fundamentales para iniciar el proceso de sobresalir de ti mismo y convertirte en tu propio maestro.

Programas

ALTO RENDIMIENTO HOLÍSTICO
Alto Rendimiento Holístico
Como calibrar potenciar, optimizar y alinear tu potencial humano a través de todas sus dimensiones.
POTENCIAR, OPTIMIZAR Y EQUILIBRAR TU CUERPO, TU MENTE Y TU ESPÍRITU PARA ALCANZAR TU MÁXIMO POTENCIAL HUMANO
REDISEÑA TU VIDA A TRAVÉS DEL ALTO RENDIMIENTO HOLÍSTICO
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x