Menu

Hazte servir, sirve y sírvete

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Lifestyle

¿Qué pasaría si todo acabara ahora mismo? ¿Dónde te dejaría eso? ¿Que te hubiera faltado por hacer? ¿Que sobró? ¿Quiénes aportaron? ¿Quiénes no? ¿Sentiste que estabas cerca del final o del principio? ¿Cómo lo has hecho servir para ti y para otros?

Hoy acaba el año, al menos para la conexión entre tú y yo. En este blog, en las redes sociales, y en otro cualquier punto de contacto donde tú y yo podemos estar conectados. Es un hasta luego. Un “cerrado por reformas holísticas”, hasta dentro de unas semanas…

servir a otros y servirte a ti mismo

Vuelve Vipassana, vuelvo a servir

En nada salgo rumbo a Amsterdam, al llegar tomaré un tren a Maastricht, y de ahí, de alguna manera, viajaré a Dhamma Pajjota (Bélgica), hoy entro de nuevo en un retiro de meditación Vipassana de diez días. En esta ocasión como servidor, ya que al ser antiguo alumno, puedo hacerlo y cuando solicité plaza me dieron esta opción. Se ha dado así, creo que es una gran forma de acabar este año de servicio, sirviendo a otros. Levando platos, ayudando en las labores de la cocina, participando en tareas de limpieza de las instalaciones, en mantenimiento, en lo que sea vamos.

Voy a servir y a meditar, sin esperar nada a cambio, solo porque puedo y quiero hacerlo. Eso es lo que voy a hacer, como mucho de lo que he hecho este año, principalmente gracias al Programa de Excelencia para personas en desempleo. Once ciudades, más de 400 personas en desempleo, qué viaje tan relevante, que logro tan serio. (Gracias equipo PEIG).

Siento todo como un regalo, lo que sea, ayer golpearon mi coche y casi me agreden, fue un regalo. Hoy estoy aquí y es un regalo, en diez días estaré ________________ y también lo será. No veo el placer, pero tampoco veo el dolor, solo lo veo lo que es por lo que es. Servir a otros es un regalo, y hacerlo sin una retribución económica es libertad.

Si tuviera que cerrar todo hoy

No había pensado en esto de cerrar el año tan pronto, me ha pillado por sorpresa, que así sea. Por eso, de momento, como tengo tanto dentro como tengo fuera, esto es lo que te diré:

  • Haz el bien con poco a pocos, o con mucho a muchos.
  • Contagia tu magia a una persona anónima.
  • Cuéntale el milagro de vivir a alguien que no lo pueda o no sepa verlo.
  • Enseña algo a alguien, ¿el que? Bueno, puedes empezar por lo que llevo cerca de década compartiendo en este espacio. O lo que hay en este podcast, o en este canal de youtube.
  • Ve dando chispazos a diestro y siniestro.
  • Sacude de vez en cuando, al statu quo, a tu perro, a tu jefe, a tu pareja, a ti mismo.
  • Imprégnanos con tu vulnerabilidad.
  • Regala tu talento a los que no han tenido el privilegio de poder trabajar para tener el suyo.
  • Utiliza algo positivo para impactar positivamente en cualquier persona con la que tengas la oportunidad de interactuar.
  • Desgástate por otros sin interés personal aparente.
  • Trabaja en ser “todo” y “nada” a la vez, porque lo eres.
  • Empújate más allá de los límites que crees ver, y entonces, educa a otros para poder hacerlo.

Tengo pendientes muchas cosas para cerrar el año: el sumario anual de todo lo que he hecho, mis mayores fallos del año, los más grandes aprendizajes, las tres palabras para 2020, recapitular a modo moral y ético lo que ha sucedido. También tendré pendiente cerrar el experimento Vida Estoica (voy por el día 48, aunque he elegido este retiro como el mejor cierre posible). Nada de ello me preocupa, nada me preocupa, todo es como debe ser, por eso estoy aquí contándote esta historia, y por eso estás tú aquí escuchando.

Soy lo que tengo, deseo lo que tengo

Y tenemos aquello en lo que invertimos. Tenemos lo que nos merecemos. El tiempo que invertimos en algo, vuelve a nosotros con intereses. El esfuerzo que realizamos, es que nos vuelve más tarde. La acción que llevamos a cabo, crea una reacción que de una forma, acaba volviendo. Así que ¿en qué has invertido? ¿En que te esfuerzas? ¿Qué accionas? ¿Para que sirves?

Si practicas bailar claqué durante cinco, no hay duda que en un año serás un buen bailarín. Si inviertes un poco más de tiempo cada día lamentándote y maldiciendo tu mala suerte, ese comportamiento será parte de lo que eres. Las palabras que escribes, las mentiras que cuentas, las personas con las que te relacionas, la información que consumes, los hábitos que practicas, la historia en tu cabeza con la que te machacas…

La diferencia entre quién eres hoy y quién eras hace 5 años se debe a cómo has invertido tiempo, esfuerzo y acción en cada instante.

Merecemos lo que merecemos. Importamos lo que importamos, amamos lo que amamos. Somos lo que somos. Vivimos lo que vivimos. Tenemos lo que tenemos. Deseamos lo que deseamos.

Lo que has hecho ha servido, para servirte a ti y para servir a otros, porque mira hasta donde has llegado..

Enhorabuena.

Summary
Por qué debemos servir a otros y servirnos a nosotros mismos
Article Name
Por qué debemos servir a otros y servirnos a nosotros mismos
Description
Estás aquí para primero servirte a ti mismo, luego para servir a otros, y al mismo tiempo servirte de todo lo que puedas y encuentres para vivir épico...
Author
IG

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+