Amar más allá del amor que conocemos

sábado, Oct 24

Amar no siempre es el “amar” que esperamos, tampoco el que sabemos apreciar, el amor por los demás (y propio), tiene muchas formas:

Inquietar, incomodar, instigar.

“Abrirnos” como nunca antes lo habíamos hecho.

Vaciarnos sin que tengamos el por qué hacerlo. Vaciar a otros.

Volvernos vulnerables ante personas con las que no nos sentimos cómodos.

”Abandonarse” al otro.

Desconectar la mente calculadora y ser compasivos, mejor aún, empáticos.

Arriesgar por otros aún sabiendo que podríamos perder.

Ser rechazados y hasta repudiados.

Curar heridas.

Tener miedo.

Recibir golpes. Y darlos.

Hacerlo personal, pero a la vez no personal.

Escuchar – con acción.

Dar, solo dar, radicalmente, sin pedir.

Ser nosotros mismos.

Vivir sus problemas casi más que los tuyos.

Entregar el alma, gratis.

Amar de verdad

Sufrir y disfrutar con el amor es un problema esencial del cual no debemos prescindir. Esta es la razón por la cual debemos aprender a manejarnos en este terreno que estará siempre presente en nuestras vidas (y fuera de nuestro control).

amar de verdad es el amor universal

Para amar de verdad debes analizar la forma en que te relacionas con tu propio amor; tu respeto, dignidad, lealtad y autoconsciencia.

Amar es universal. Si tenemos claro que solo hay que dar lo mejor y lo peor de uno mismo, sin restricciones, entonces puede ser más simple de lo que parece. Sin embargo, nada de esto será posible si no somos vulnerables y no nos presentamos de forma auténtica y genuina, ante sea lo que sea aquello que llegue a nuestras vidas.

Esto no es una receta, es lo que estoy aprendiendo desde que en mi 33 cumpleaños decidiera regalar mi tiempo y mi alma a colectivos en desventaja donde pudiera impactar positivamente, en los 34 a proyectos educativos, en los 35, 36 y 37 a desempleados, y en breve a los que pretendo impactar con mi 38 cumpleaños. Gracias a todos ellos y al Programa de Excelencia, porque estoy aprendiendo a amar más allá del amor convencional, y eso te abre las puertas a una nueva parte de ti que no conocías.

Solo aquellos que se conocen a sí mismos, entienden la ecuanimidad, el desapego y la realidad de que amar no es placer ni dolor, sino una oportunidad para hacer el bien, son quienes tendrán la oportunidad de cambiar el mundo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Ve ahí adentro y encuéntrate con el amor interior, es decir, con el autorespeto. Pero espera, no está tan adentro como crees. Está en las decisiones que tomas. En cómo reaccionas a lo que está fuera de tu control. En qué importancia te das cuando te intentas sabotear,...

leer más
¿Qué ves en la otra persona?

¿Qué ves en la otra persona?

¿Ves lo que te causa rechazo? ¿Ves algo que te molesta? ¿Algo que amas? Sea lo que sea lo que ves, recuerda que es un reflejo de ti. Recuerda verte en la otra persona. Recuerda esto: tú eres yo, yo soy tú. Cuando ves algo en mí, estás viendo algo en ti. Cuando veo...

leer más
El viaje (del amor) continúa

El viaje (del amor) continúa

Hoy dejo Costa Rica rumbo a España de nuevo. Han sido 8 días realmente interesantes e intensos donde he aprendido muchísimo sobre mí mismo y sobre el amor. Sobre expectativas, sobre lo caprichosa que sigue siendo la fortuna, sobre crear alianzas para crear relaciones...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto