Cómo negociar

martes, Feb 28

Si quieres aprender a cómo negociar, esto es lo crítico. Primero decide si la negociación merece la pena. Las negociaciones deben ser “ganar-ganar”. No aceptes negociaciones injustas. Tampoco aceptes faltas de respeto o cualquier infamia dentro de una negociación.

Cómo negociar: 7 formas de hacerlo

cómo negociar

1. Si estás en desventaja…

Reúne tanta información como puedas de forma que estés bien equipado tanto como puedas en la negociación. De esta manera es mucho menos probable que puedan pillarte por sorpresa. Además, de ayudarte a darte cuenta de forma más rápida si la otra parte está siendo injusta o engañosa.

Usa el conocimiento que tienes sobre la situación para pensar en diferentes direcciones hacia donde la negociación podría desplazarse. Contando las objeciones que la otra parte podría plantear. Cuanto más entiendes la posición de otros y qué es lo que buscan, más fácil es para ti poseer claridad sobre cómo va a ser la negociación. Ademas de saber si vas a poder conseguir lo que te propones o no.

 

2. Aprovechar estereotipos

Si estás en una situación donde estás pidiendo con sesgos debido a estereotipos, podría usar esto como una ventaja. Por ejemplo, si acabas de salir de la universidad y eres becario/a, podríamos pensar que no posees mucha experiencia y no estás preparado para la negociación, bien, demuestra lo contrario. Cuando vences las nociones preconcebidas, ganas el juego, siempre.

3. Escucha activa

Cuando escuchas de forma activa, estás completamente sumergido en lo que la otra persona tiene que decir. Eso en lugar de estar esperando para decir lo que eres que debes decir. La escucha activa en la negociación, puede ayudarte a vincular emocionalmente con la otra parte. Además de aprender cosas nuevas sobre sus objetivos y añadir más comprensión. También puedes establecer comunalidad y hacerles las cosas más fáciles.  Usualmente cuando una o varias personas entran dentro de un proceso abusivo dentro de una negociación, cualquiera está preocupado de algo. Uno se siente como si lo que esa persona (o empresa) busca, no vaya a ser concedido o alcanzado. Por eso, descubrir cuales son esos aspectos escuchando activamente es la clave. Escuchando esas emociones detrás del lenguaje puede ayudar a tener el poder de ver lo que motiva a la otra parte.

 

4. Preguntas afiladas

Evita preguntas que pueden ser respondidas con un “sí” o un “no”. Las preguntas afiladas requieren unas respuestas longevas, descriptivas y muy ricas en conceptos clave que deseamos conocer. Eso puede dar lugar a destapar más información que podremos usar en la negociación.

Si te preguntas “¿Estoy buscando un beneficio a la misma altura que la otra parte?”obtendrás un si o un no. Sin embargo, si realizas una pregunta afilada como “¿Cuáles son los beneficios que busco versus los beneficios que busca la otra parte? Esto ya es otra cosa a la hora de cómo negociar.

5. Inteligencia emocional

Cuando entres en una negociación asume que las dos partes vais a buscar vías para ser lógicos. Ambos. Si eso no es lo que ves y sientes, ayuda a la otra parte a llegar ahí (y a ti también). Percibido un comportamiento innecesariamente egocéntrico o emocional o demasiado falso, te sacará de la negociación.

6. Reinicia

Si sientes que la negociación se está descarrilando o estás siendo tratado de forma poco ajusta, recuerda el botón de “reiniciar”. Plantea paralizar la conversación y retomarla en otro lugar a otra hora, otro día. O incluso retomarla cuando cada una de las partes recoja más información y evalúe factores y puntos vitales. Apretar al botón “pausa” en una negociación que no marcha favorablemente para nosotros es una oportunidad de empezar de nuevo para intentar alcanzar un resultado mejor.

7. El límite

Pide lo que quieres obtener, pero conoce cuál es tu límite. Si no conoces o sabes ese parámetro mínimo básico, perderás el poder en la negociación, porque no tendrás la influencia de poder desvincularte de ese número por factor. Saber qué es lo máximo o mínimo que puedes pagar por algo te ayudará a decidir en qué momentos deberías desistir o lanzarte a por ello.

Extra sobre cómo negociar: en una negociación, siempre tienes más control del que piensas que tienes. Descarta cualquier negociación que sea “perder – ganar” o incluso “ganar – perder”.

Photo credit: Looker mediaStand OUT Program.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Poder ver más allá de lo que ves

Poder ver más allá de lo que ves

Cuando empiezas a ver, te das cuenta de cosas que no pensabas que podrían ser de la forma que estás viendo. Cuando ves sin protecciones (ego), sin opacidad (juicios o creencias limitantes) o sin lentes graduadas (expectativas sesgos o trivialidades), y empiezas a ver...

leer más
3 grandes lecciones de marketing para el mundo actual

3 grandes lecciones de marketing para el mundo actual

Aquí la mayor lección de marketing de mi vida: Todo es marketing, tú eres marketing, tus reacciones son marketing, tu actitud es marketing, el nombre de tu empresa es marketing, tu equipo es marketing, la limpieza es marketing, el amor es marketing… Y marketing no es...

leer más
Sobre el amor (empatía, y marketing de impacto)

Sobre el amor (empatía, y marketing de impacto)

“Este es todo el amor que he recibido, pero es más que suficiente” “Tengo un poco de amor, `pero soy consciente que otros tienen incluso menos que yo, así que me doy al mundo” “Quiero todo el amor que pueda tener, lo quiero todo” “No quiero todo el amor del mundo,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.